Declaran en emergencia el valle de Camaná por falta de agua

Agricultores irrigan cultivos cada cinco días y por turnos

21 de Diciembre del 2016 - 13:50 » Textos: Augusto Valdivia » Fotos: Josué Ramos

La Autoridad Administrativa del Agua (AAA) Caplina Ocoña, juntamente con los dirigentes agrarios, declararon en emergencia la agricultura de todo el valle de Camaná, por la falta del recurso hídrico. Esto debido a que el caudal del río bajó a menos de 7 metros cúbicos por segundo cuando lo mínimo es 10 metros cúbicos por segundo.

El presidente de la Junta de Usuarios de Camaná, Marcelo Valdivia Bravo, declaró que el bajo caudal del agua en el río origina falta del recurso para el riego de cultivos especialmente de arroz.

AFECTADOS. Los agricultores más afectados son de la zona de Pucchún donde se sembró 2 mil hectáreas, en La Dehesa 300 hectáreas, en Los Molinos 450 y todas de arroz. Actualmente se riega por turnos cada 5 días, lo que ocasiona que el almacigo del arroz comience a secarse y se malogre. Esto produce millonarias pérdidas económicas a los pequeños y medianos agricultores.

El presidente de la Comisión de Regantes y su directiva acordaron restringir la distribución del agua de regadío por turnos, programándose cortes en las partes altas de Camaná, así como en los anexos de Pampa, Characta, Pisques, Socso, los sábados y domingos para apoyar a los agricultores de la parte baja.

Los agricultores del CPM de Pucchún se encuentran desesperados y vienen bombeando el agua de los drenes laterales para poder salvar la campaña del arroz. Para esto utilizan grandes equipos, pero por las enormes extensiones las bombas no logran abastecer ni el 20 por ciento de los cultivos.

Por el estado de emergencia, todos los dirigentes y las autoridades acordaron viajar al valle de Majes, con la finalidad de regular las tomas para que llegue mayor cantidad de agua a esta provincia.

Por ser la comisión más grande y más lejana, el presidente de la Comisión de Regantes de Pucchún, Polo Riega Talavera, y los agricultores, han taponeado todas la salidas al mar para luego bombear el agua a los terrenos de cultivo.

Déficit La falta de agua no solo afecta a Camaná sino también al valle de Tambo en Islay, donde tampoco pueden regar sus cultivos.

Lo más leído