Comisión de Venecia: Su opinión sobre sobre la crisis política en el Perú

La pelea de gallos ocupa segundo lugar en afición en Arequipa

Después del fútbol, la segunda pasión de hombres y un número reducido de mujeres, es asistir a las riñas de gallos en coliseos no autorizados y también en grandes campeonatos clasificatorios.

27 de Octubre del 2015 - 09:33 » Textos: Nery Alemán » Fotos: Nery Alemán

La corriente de opinión sostenida por los defensores de los animales, no parece haber hecho retroceder a los miles de apasionados amantes de las peleas de gallos en Arequipa. Para muestra algunos detalles.

Por lo menos 2 mil criaderos de estos emplumados animales se ubican en la ciudad del Misti y en distritos de valle y clima caliente como Corire, Huancarqui, Aplao, Bellaunión, Majes - El Pedregal, Camaná y otros con menor número de aficionados.

Existen y funcionan por lo menos doscientos escenarios para el desarrollo de peleas no reglamentarias y tres coliseos ajustados al Reglamento de Peleas de Gallos a Navaja y Espuela, en la modalidad de gallos de tapada, esto sin contar siquiera los lugares donde se improvisa peleas de pico y espuela.

Las riñas de gallos mueven un monto considerable de dinero.

SIN CUENTA. No se dispone de una entidad encargada de registrar este movimiento, por ende, los cálculos se basan en cifras recogidas por esta reportera, en diálogo con criadores, soltadores e integrantes de los llamados frentes participantes en las competencias publicitadas.

Criar un gallo durante sus dos primeros años, hasta confirmar si puede triunfar en el coso de pelea, demanda por lo menos S/. 500, inscribirlo para competir puede costar entre 250 y 2 mil nuevos soles en la etapa clasificatoria y si pasa a una final, el monto se duplicará. Esta cifra es fijada por el organizador.

En caso gane el campeonato, el dueño del animal puede obtener premios de entre 48 mil y 520 mil nuevos soles, dependiendo del nivel de la competencia.

Un torneo puede fácilmente congregar a 512 competidores, el número será siempre múltiplo de 16 pues es esa la cantidad de clasificados llamados a pasar a la gran final de toda la competencia.

Respecto al número de personas dedicadas a esta afición, se puede calcular por lo menos en 2 mil criadores grandes y pequeños, unos dos mil entre cuidadores, jaladores y soltadores; además de otros cinco mil asiduos asistentes apostadores o simples expectadores.

Visto de esa forma, como admite el propio reglamento de peleas de gallos, el número de aficionados no decrecerá, porque el gallo de pelea “es un ejemplo de coraje y valor de presencia y gallardía, de transparente decisión y mística, actitud en la vida que siempre será lo menos importante para defender su razón de ser”.

PRINCIPIOS. “Ser gallero es ser un caballero”, reza una de las frases acuñadas por los aficionados. “Un gallero siempre estará de buen humor”, en las malas y en las buenas, porque el animal percibe el estado de ánimo y si se le transmite rabia o ira, él lo traducirá en pasividad y no querrá dar pelea.

“El que juega por necesidad, pierde por obligación”, es la máxima de Álvaro Velasco Martínez, dedicado a los galpones desde los diez años de edad y por instinto propio pues en su hogar en el distrito Huancarqui (Castilla), nadie quería saber nada de apuestas ni peleas. “Es una pasión, yo tenía 10 años y me compré un gallo, luego me regalaron una gallina y ahí empezó todo, llevo 38 años en esta pasión y no la dejaré”.

Esta frase encierra el compromiso del buen gallero para no poner en riesgo el bienestar de la familia por priorizar la pasión. “Muchos se han ido a la quiebra, vendieron todo, perdieron hasta la familia por los gallos, pero ocurre cuando pasan la línea y se vuelven ludópatas, como en toda apuesta”, agrega Velasco.

Por el contrario, Rosario Reátegui, califica las peleas como la causa de la pobreza en su casa. “Mi esposo prefiere los gallos, todo lo deja por los gallos, gasta demasiado y eso afecta a mi familia, a mis hijos”, reclama y ahora recuerdo que esta frase de Rosario fue mi inspiración para indagar sobre el asunto.

Otro apasionado de los gallos, al extremo de haber cambiado su vida por completo, es Alberto Zúñiga Huaco, viraqueño de pequeña estatura siempre presente en todo acontecimiento vinculado al tema.

PROGRAMA. El calendario gallístico de Arequipa es amplio. La web gallosygallos.jimdo.com, da detalles sobre el cronograma anual el cual se cumple de junio a diciembre de cada año únicamente porque, de enero a mayo, los gallos mudan el plumaje y necesitan fortalecerse para el combate.

Destaca en el programa anual el campeonato del Círculo Gallístico de Viraco, el más importante de Arequipa porque allí se clasifica al campeonato nacional de Lima, en Lurín, con un premio superior al medio millón de soles.

En este torneo, participan criadores de Lima, Arequipa, Ica, Cusco, Viraco, Nazca, Marcona, Atico, Chumbivilcas, Valle de Majes, Pampacolca y Chala.

Entre las concentraciones gallísticas del calendario, se puede mencionar aquellas promocionadas en distritos de clima cálido. Por ejemplo, Pluma de Oro de Ocoña, Veneno de Ocoña, 9 de Noviembre, Danu, San José, Gallo de Oro, los tres en Camaná; Calen, El Zorro y Tiburón, en Majes - El Pedregal.

También están La Joya, Deportivo La Joya, San Pedro, San Jorge, El Rosedal, en La Joya; Siguas y el Palenke, en Santa Rita de Siguas; La Grande, El Palenke, El Gran Giro, Bellapampa, Tambo Real, Virgen de Copacabana, Flor de Haba, Cerro Viejo, Don Goyito, Hoyo de Campeones, Fofitos Campechanos, Cayma, Juan José Acequia Alta, Tiabaya, Virgencita de Chapi, Arancota, 8 de Mayo Uchumayo, en Arequipa.

José Armando Contreras, Club Gallístico Mollendo, Coliseo Municipal de Matarani, El Espolón, Los Compadres, La Haciendita Valle Arriba, El Boquerón, El Arenal, Catas, Mejía, La Punta, Amador Rodríguez, Alberto Rivera Guillén, Tiwinza, el Rosedal, El Palacio y El Carmelo, en la provincia Islay.

Jeanpierre Cárdenas, criador del galpón Los Pipos, refiere que la crianza de gallos en la ciudad de Arequipa es mucho más difícil si se compara con los valles cálidos.

“Aquí pones 10 huevos a una gallina y salen 5 pollos, en cambio en el valle de Majes le pones 10 huevos y salen 20 pollos ... jajajaja...es una forma de explicar los buenos resultados en criaderos de los lugares donde los animales tienen buen clima”.

Nadie se hace millonario con los gallos, al contrario, son muchos los que pierden casi siempre y a lo sumo uno sale ganando al término de un torneo con etapas clasificatorias.

Lo más leído