Paraderos de Arequipa son tierra de nadie durante las noches

Desorden y tráfico en calles Grau y Ugarte. Vías son considerados como “puntos críticos” por la Policía Nacional
Paraderos de Arequipa son tierra de nadie durante las noches

Paraderos de Arequipa son tierra de nadie durante las noches

22 de Marzo del 2018 - 19:57 » Textos: Brenda Flores-Castro

El reloj marca las 21:30 horas y los ciudadanos de Arequipa comienzan a abordar los buses de transporte público con dirección a sus viviendas. Sin embargo, en el trayecto se ven detenidos por una fila de combis que se estacionan en el cruce entre las calles Puente Grau y Villalba aguardando por pasajeros.

Este panorama se repite todos los días y poco o nada se hace algo por solucionarlo.

Situación similar se da los fines de semana en la calle Ugarte, santa Catalina, donde los taxistas ocupan los dos carriles en espera de jóvenes que salen de las discotecas del Centro Histórico.

FISCALIZACIÓN

En un primer vistazo al problema, los principales responsables en permitir que los paraderos nocturnos hayan alcanzado su punto máximo de desorden e informalidad, serían la Municipalidad Provincial de Arequipa, Policía de Tránsito y la Comisaría de Santa Marta.

El subgerente de Transportes, Dangelo Zúñiga, indicó que la sanción por obstaculización de la vía pública es solo competencia de la Policía de Tránsito. “Si hablamos de la circulación vial, estamos hablando de la policía, nosotros vemos la fiscalización de transporte”, manifestó.

Lo cierto es que, las combis que se estacionan en la calle Grau y que ofrecen servicio para los distritos Cayma y Cerro Colorado, son unidades M2 y no tiene ruta fija. Ambas faltas son causales de multa.

De acuerdo, al Decreto Supremo 017-2009 y Ordenanza Municipal 640-2010, las M2 no tienen autorización para prestar servicio, con lo cual los conductores son sujetos a una multa de 4 mil 150 soles (1 UIT) y traslado del vehículo al depósito.

Lo mismo ocurre con los taxis que no cuentan con el permiso transitorio o Servicio Transporte Regulado (Setare). Pero pocas veces se realizan operativos en la noche dirigidos por el municipio provincial.

TRÁNSITO. El segundo en la lista de responsables es la Policía de Tránsito. Al respecto, la jefa de la Sección Tránsito, mayor PNP Katherine Gonzales, manifestó que constantemente piden que los vehículos estacionados se desplacen. No obstante, cuando el problema de congestión se agudiza en ambos paraderos nocturnos a partir de las 10:00 horas, los efectivos terminaron su turno. “A partir de esta hora le corresponde a la comisaría de la jurisdicción”, puntualizó.

Al respecto, el comisario de Santa Marta, comandante PNP Alejandro Díaz, señaló que ante los recientes cambios de cargos en las comisarías y unidades de la Policía Nacional del Perú (PNP), los nuevos comandantes y mayores se reunieron con el jefe de la IX Macro Región Policial, general PNP Walter Ortiz y se consideró como “punto crítico” la calle Puente Grau, tanto por el uso de paraderos informales en la noche y también por la delincuencia en este sector.

“Hay una disposición de nuestro general, él ha tomado conocimiento de este problema y a dispuesto personal de tránsito, Grupo Terna, de la comisaría para desaparecer este punto crítico”, precisó.

Tres organismos y el propio ciudadano son las que finalmente deben trabajar en conjunto para evitar que el desorden en estos lugares se agrave.

“Esto no es solo es responsabilidad de la Policía, son varios factores y cada uno tiene que poner de su parte, como el usuario. Estamos mal acostumbrados a no abordar vehículos en paraderos autorizados ”, dijo el comandante Díaz.