‘Patato’ Márquez, el gran ídolo del FBC Melgar

Es el más querido por haber jugado solo por los ‘rojinegros’, hasta hace poco luchó por su vida y cumplió su palabra de ver al club ‘dominó’ campeón nacional del fútbol peruano
‘Patato’ Márquez, el gran ídolo  del FBC Melgar

‘Patato’ Márquez, el gran ídolo del FBC Melgar

27 de Diciembre del 2015 - 13:47 » Textos: Wilfredo Dueñas » Fotos: Wilfredo Dueñas

Tuvieron que pasar 34 años para que el FBC Melgar vuelva a ser campeón del fútbol nacional. A inicios del presente año se avizoraba una temporada espectacular para los colores rojo y negro, pues la institución cumplía 100 años. En Arequipa todos se hacían la gran pregunta ... ¿seremos campeones?.

El ídolo del club “rojinegro” Eduardo ‘Patato’ Márquez Obando, salió al frente y con voz enérgica dijo: “este año volveremos a ser campeones, yo quiero ver campeonar a mi querido Melgar”.

Esas palabras del histórico jugador melgariano son recordadas por más de un aficionado arequipeño, más aún viniendo de un jugador que en su carrera deportiva sólo defendió los colores del club ‘dominó’ y que es una leyenda de Arequipa.

ÍDOLO. Son 197 las celebraciones de gol del ídolo del conjunto ‘rojinegro’, las que le dan el título de máximo goleador del club arequipeño. Hasta hace poco luchó día a día para festejar lo que anunció la noche de la serenata del Centenario. “Quiero ver campeonar nuevamente a mi Melgar”. Benditas palabras que hoy son una realidad y que toda Arequipa celebró a rabiar la tarde del pasado miércoles 16 de diciembre, cuando Melgar ganó su segunda estrella.

El eterno jugador melgariano fue un delantero neto y por su amor a la camiseta rojinegra jugaba cada partido como si fuera el de una final.

Los que lo vieron jugar lo recuerdan como un jugador aguerrido que en el campo, que no daba por perdida ninguna pelota. “Ese sí era un gran jugador, Patato era de esos jugadores que hasta el final luchaba, no era alto, pero se las ingeniaba para poder llevarse a otros jugadores con mayor estatura. Jugaba de lujo y a inspiración, a diferencia de que predomina más la táctica que la técnica”, sostuvo don Felipe Cervantes, hincha que vio campeonar a su querido Melgar en la Copa Perú de 1971 y en Descentralizado de 1981.

El ídolo “Patato” Márquez se mantiene siempre optimista y no pierde su carisma y humildad que lo identificó e identifica. Luego de superar momentos difíciles, sobreponerse a una enfermedad y poco después de abandonar el Hospital Nacional de EsSalud, Eduardo Márquez aseguró a sus hijos Alejandro y Mauricio que saldría de todo esto y vería ganar a su querido Melgar. “Hijos no se preocupen por mí, este es recién el primer tiempo, yo voy a ganar, y por goleada, este partido, ya lo verán”, indicó Márquez.

LOGRO.Cinco días después de lograr el título, recién pudo ver el partido en el que FBC Melgar ganó 3-2 a S. Cristal. “Mi papá vio el partido recién el martes 22 , desde ese día no para de verlo. Era increíble el no sabía que Melgar había campeonado, se agarró la cabeza cuando Zúñiga falló el penal, pero ahí mismo dijo que así es el fútbol. Gritó los goles de Melgar y sufrió con los que empató Cristal. Al final, el gol de Cuesta le hizo acordar lo que el dijo a inicio de año, Melgar iba a campeonar”, sostuvo Mauricio Márquez.

Como hijo del ídolo máximo de Melgar, Mauricio aseguró sentirse orgulloso de su papá, pero al mismo tiempo dijo que fue imposible superar lo que el dejó. “Me siento muy orgulloso de mi padre por muchas cosas, por lo que dejó al fútbol arequipeño, saber que es reconocido y querido. Nos dejó la valla muy alta para poder superarlo, pero es un orgullo ser hijo de un grande dentro del club más querido en Arequipa”, indicó el popular ‘Patatín”.

EN CASA. La gran felicidad que le dio Eduardo ‘patato’ Márquez a sus familiares fue llegar a casa el 24 de diciembre y pasar la Noche Buena junto a los suyos, especialmente ahora que superó una neumonía que lo obligó a estar internado un mes en el Hospital “Carlos Alberto Seguín Escobedo”.

“Los doctores se sorprendieron porque a sus 72 años, tuvo las fuerzas para recuperarse en tan poco tiempo, luego de estar entubado y muy delicado de salud. Ahora está en casa tranquilo”, dijo “Mau”.

SORPRESA. En la época en la que jugó el fútbol no había muchos medios de TV para poder grabar, por eso no se conoce muy bien cuales eran las características del máximo ídolo de FBC Melgar. Hasta hoy se sorprende de tanto cariño que recibe por parte de los hinchas y aficionados.

“¿Cómo habré jugado en mis mejores tiempos que hasta ya soy ídolo?”, se pregunta ‘Patato’, y agrega “solo recuerdo que cuando jugaba y tenía la pelota mi misión era hacer el gol, siempre miraba el arco contrario”.

Lo más leído