​Profanadores violentan tumba y dejan huesos regados en todo el cementerio

Pobladores esperan contrata de vigilante para garantizar seguridad de nichos

24 de Enero del 2017 - 00:02 » Textos: Carlos Buendía » Fotos: Correo

Un grupo de profanadores de tumbas ingresaron al cementerio del centro poblado de Mayna, en Huanta, y violentaron una tumba de donde sacaron los restos de las bolsas y los esparcieron por la puerta principal y al interior del camposanto.

Tras la denuncia de los pobladores, CORREO llegó al cementerio y pudo observan con mucha sorpresa de que se traba de dos huesos de las extremidades inferiores tirados en la puerta y otro al interior del local.

VIOLENCIA. Los profanadores, al parecer, rompieron la lápida, quitaron los bloques y la tapa de cemento, tirando una bolsa de restos en el centro del patio de nichos, después de romper la caja donde descansaba el cadáver.

Los vecinos señalaron que nunca se había producido una profanación de esta naturaleza.

Por ello pidieron que se contrate un guardia estable ya que las llaves solo las tiene un vecino de la comunidad que abre y luego vuelve en la tarde a cerrar el camposanto de la comunidad.

“Para evitar estas cosas, se debe implementar una vigilancia pues si una vez lo hicieron, pueden volver a robar”, dijo un poblador.

Los restos fueron recogidos y colocados en sus tumbas, mientras se evalúa formular una denuncia sobre el incidente.

Entre tanto, la población espera que el presidente de la beneficencia pública se pronuncie sobre el incidente, donde se hallaron huesos fuera de las tumbas.

SANCIÓN. La sanción para los responsables de este hecho podría ser la cárcel, pues el tráfico de restos esta penado por la ley.

Lo más leído