Áncash: Acusación contra red de Álvarez toma como “antecedente” otros tres crímenes

Tesis que ha elaborado el fiscal superior Chávez Cotrina confirma que en Áncash se formó una “organización criminal” encabezada por exgobernador que eliminaba a opositores. Toma como referencia asesinatos de “La Mama”, expresidente regional Sánchez Milla y del hijo político de Nolasco en el 2010
Áncash: Acusación contra red de Álvarez toma como “antecedente” otros tres crímenes

Áncash: Acusación contra red de Álvarez toma como “antecedente” otros tres crímenes

09 de Marzo del 2017 - 09:14 » Textos: Gonzalo Horna » Fotos: Correo

La acusación contra el exgobernador regional de Áncash, César Álvarez Aguilar, y otras 29 personas por el crimen del exconsejero regional Ezequiel Nolasco, formulada por la Primera Fiscalía Superior Nacional Especializada contra la Criminalidad Organizada de Lima, gira en torno a otros tres crímenes.

La tesis que ha postulado el fiscal superior Jorge Chávez Cotrina, en su escrito de 500 páginas, señala que en Áncash se habría enquistado una organización criminal que habría sido encabezada por Álvarez, seguida por el exalcalde provincial del Santa, Luis Arroyo Rojas, con la finalidad de poder cometer hechos de corrupción en las instituciones públicas que eran gobernadas por ambas autoridades. En ese entonces, el Gobierno Regional de Áncash y la Municipalidad Provincial del Santa.

ANTECEDENTES. Se indica que en la presunta organización criminal cada quien tenía un rol definido y que esta tenía la consigna de sembrar miedo o “eliminar” a opositores a los intereses que tenían.

El fiscal Chávez Cotrina reveló a Correo que su tesis en el crimen de Nolasco recoge como antecedentes los asesinatos del expresidente regional José Sánchez Milla, de la testigo clave del primer atentado que sufrió Nolasco en el 2010 Hilda Saldarriaga “La Mama” y el ataque a sangre fría del hijo político del exconsejero Roberto Torres Blas, en los cuales también habrían tenido que ver los miembros de esta organización.

“Dentro de esta presunta organización criminal, la asociación ilícita que está encabezada por Álvarez y Arroyo, se dio con la finalidad de amedrentar a sus opositores políticos, entre ellos estuvo, por ejemplo, el expresidente regional Milla, también está el atentado que sufrió Nolasco en donde muere su hijastro”, dijo el fiscal a este diario.

“La teoría nuestra es que se trata de una organización que para cubrir sus actos de corrupción eliminaba a personas que se oponían a estos temas, entre ellos Nolasco. Esa es la conclusión a la que ha llegado la Fiscalía”, añadió.

No obstante, el fiscal superior aclaró que aunque se toma como antecedentes estos crímenes, el pronunciamiento que ha emitido su despacho es únicamente por el crimen de Nolasco, ocurrido en Huacho el 14 de marzo de 2014.

Los otros tres casos, aclara, están siendo investigados en distintas carpetas fiscales, como el de la pesquisa del asesinato de “La Mama” que se ventila en la Cuarta Fiscalía Penal contra la Criminalidad Organizada y donde también se encuentran como investigados Álvarez y Arroyo, así como otras personas más que están a punto de sentarse en el banquillo por el caso Nolasco.

El fiscal evitó a ofrecer detalles sobre los indicios y elementos de convicción que su acusación recaba para imputar cargos de homicidio calificado y asociación ilícita a Álvarez y compañía.

Sin embargo, trascendió que existe un colaborador eficaz, varios testigos, así como documentales y hasta material audiovisual que la Fiscalía utilizaría en la etapa de juicio oral para conseguir una condena contra los acusados.

“Tenemos una serie de elementos probatorios que van a ser analizados durante la etapa de juicio oral”, subrayó Chávez Cotrina.

LAS PENAS. Como ya habíamos informado, son siete las personas a las que se le imputa el delito de homicidio calificado, asociación ilícita para delinquir y lesiones graves en agravio de Nolasco Campos. Contra estas personas la Fiscalía ha solicitado la sanciones de 35 años y 32 años de cárcel.

La sanción de 35 años de pena privativa de la libertad ha sido planteada para César Álvarez Aguilar, Jhonny Rómulo Saavedra Acosta, Joel Crúzate Pereda “Colombiano”, y Rubén Moreno Olivo “Goro”.

También se acusa de homicidio calificado al exalcalde provincial Luis Arroyo Rojas, a Juan Manuel Garay Obregón y a Jorge Luis Loloy Valencia “Chino Malca”; pero para ellos se pide 32 años de cárcel.

Luego, se ha solicitado la pena de 12 años y 8 meses de cárcel para estos siete investigados: Jhonn Henry Sánchez Varillas, César Pedro Lazo Araujo, Edwin Cleiser Fajardo Pittman, Willmer Ceferino Vargas Llumpor, el locutor Juan Espinoza Linares y los exmiembros de Construcción Civil Víctor Julio López Padilla y Modesto Mondragón Becerra.

La pena solicitada más baja en la acusación es la de 10 años y 4 meses de cárcel y se ha planteado para 16 personas, quienes son: Jorge Luis Burgos Guanilo, Hernán Abelardo Molina Trujillo, Alberto Manuel Palacios Flores, Moisés Josué Pretell Pereda, Eric Henry Cruz Alejos, Carlos Reynaldo Pacheco Saldaña, Lesli Liset Robles Ríos, Elvira Julia Mayo Vega, José Luis Carmen Ramos, Roberto Ysmodes Bustamante, Hugo Raúl Mayo Cortez, Ricardo Wilfredo Patiño Marmanillo, Cesar Augusto Siguas Gonzales, Juan Lázaro Calderón Altamirano, Nelson Cicerón Vásquez Baca, y Rosa Alicia Olivares de la Cruz.

HABLA EL ABOGADO. Para el abogado de la familia Nolasco, Marco Sánchez, el tiempo de tres años que tomó la Fiscalía para emitir un pronunciamiento sobre el crimen del exconsejero fue justificable ya que en todo se pudo reunir elementos de convicción que nutren la tesis incriminatoria.

Respaldó que el pronunciamiento del Ministerio Público señale que una “red criminal” fue la que tuvo que ver con el crimen de Nolasco.

“Es la primera vez que una red criminal incluye a periodistas que ejercieron el noble oficio del periodismo al servicio de esta red, porque los están acusando con diez años para todos los periodistas que trastocaron la realidad de Áncash”, mencionó.

Consideró que el juicio por este crimen no se debe extender por mucho tiempo, pese a la gran cantidad de procesados. Dijo que “la ventaja es que la gran cantidad de investigados están presos y no habrá dilaciones”.

“Este tiempo (de investigación) ha servido para que la Fiscalía recolecte pruebas importantes que han merecido la posición del Ministerio Público para evacuar una acusación tan severa como la de pedir 35 años para los autores mediatos o intelectuales de los crímenes que sucedieron en Áncash”, concluyó el letrado.