Áncash: Prometieron a sicarios trabajo en comuna de Samanco

Además del pago por el crimen del alcalde Francisco Ariza, “Chileno” habría ofrecido a “Ojón”, “Renzo”, “Airton” y Thanaqui “trabajos bien remunerados”, cuando asuman nuevas autoridades

18 de Diciembre del 2015 - 09:40 » Textos: Redacción | Correo

El dinero no habría sido la única motivación que se le ofreció a los presuntos autores materiales del crimen del alcalde de Samanco, Francisco Ariza Espinoza y de su asesor legal, Henry Aldea Correa, en Áncash.

Según las versiones dadas por el colaborador eficaz CE- 02- 2015, la noche del fatídico 20 de octubre (día del crimen) Marco Andrés Alva Julca, “chileno”, les ofreció a cuatro de los presuntos autores materiales algo más que dinero.

Wilmer Thanaqui Oroya Margarito “Thanaqui”, Renzo Alfredo Pérez Ángeles “Renzo”, Ayrton Casahuaman Castañeda “Airton” y a Luis Enrique Matienzo Fernández “Ojón”; recibieron la promesa de “trabajos bien remunerados” en la Municipalidad Distrital de Samanco, “como retribución al haber asesinado al alcalde”.

El colaborador de la Fiscalía sostiene que esta oferta junto con el restante del dinero se iban a concretar “en cuanto se asuma oficialmente los cargos” y “se hagan entrega de la credenciales”.

Esta última afirmación complica aún más la situación de la alcaldesa de Samanco, Fanny Mallqui Huamán y de los regidores Noemí Rubina Moreno, Carlos Bedón Pérez, Fanny Medina La Rosa, Jhonatan Solís Haro.

Y es que los datos sobre los supuestos trabajos con los que iban a ser beneficiados los presuntos delincuentes, también han sido señalados por el colaborador eficaz CE- 01- 2015, quien tamibén da cuenta de “remuneraciones” por ejecutar el crimen de Ariza. Esta promese se concretaría, anota el colaborador, una vez que las nuevas autoridades cuenten con la credencial correspondiente.

Según el documento de la Fiscalía donde se recogen estas declaraciones por parte de los colaboradores, el crimen del Francisco Ariza fue ejecutado por una organización criminal con roles bien constuidos.

Para ejecutar el acto ilegal por el cual se unieron, los miembros de esta organización se agenciaron de logística consistente en vehículos, telefónos celulares y por supuesto armas.

Los autores materiales asimismo, se encargarían de contactar a los sicarios para concretar el plan maquiavélico que habían ideado. En este caso los convocados fueron “cumpita” y “shadow”, como ya se conoce.

LA CONFESIÓN. Las palabras que ofreció “cumpita” frente a los policías que lo interrogaron el día que decidió entregarse son certeras. Tanto como las balas asesinas disparó contra Francisco Ariza.

Además de contar cómo asesinó a “panchito” y los detalles de su reclutamiento; “cumpita” también realizó un reconocimiento fotográfico de sus cómplices.

La fotografía que le mostraron a “cumpita” los detectives fue una que obtuvieron de la red social Facebook. En la imagen se aprecia a cuatro personas departiendo. El menor habría reconocido a Brandon Malo y a “Ayrton”.

Al parecer “Brando” seguía paso a paso lo que los medios de comunicación informaban sobre el asesinato de Ariza y Aldea. Según contó “cumpita”, dos semanas después del crimen, este le mostró un periódico, donde informaban que sobre el hecho de sangre. En las imagenes que se mostraban en el medio impreso, “Brandon” le dijo a “cumpita”, que en una aparecía “el hombre que manda”.

“En esta fotografía del periódico había varias personas, entre hombres y mujeres, y Brandón señalando a uno de ellos, un varon, dijo: ‘este es el hombre que manda’ y luego botó el periódico, no recuerdo qué tipo de periódico fue y lo botó”, señaló el menor en el interrogatorio.

Al final del interrogatorio, cuando se le consulta si es que tiene algo más que agregar, “cumpita” dijo que se encontraba arrepentido de haber participado en el doble asesinato que conmocionó a Áncash y al Perú entero.

“Me encuentro arrepentido por haberme involucrado en estos hechos, que desde ya asumo la responsabilidad que el juez determine y solicito que se me de una oportunidad, porque soy joven todavía”, expresó y luego estampó su firma en el acta de transcripción de sus declaraciones en señal de conformidad.

PENA PARA “CUMPITA”. Todos los datos proporcionados por “cumpita” a la Policía habrían sembrado el temor en el menor. Fuentes de la Fiscalía indicaron que al hacerse pública sus revelaciones, este dijo temer por su vida ya que teme que sus cómplicen tomen vengaza por traicionarlos.

Sin embargo la confesión sincera hecha por el sicario, le ha ayudado en algo a disminuir la pena que se le podría aplicar ante una eventual condena.

Los ocho años de cárcel que se ha fijado como pena para “cumpita” es un estimado que el juzgado deberá evaluar en su momento, explicó el fiscal provincial de Nepeña Richard Contreras Horna.

“Se ha hecho un cálculo aproximado. La juez tiene qur resolver en definitiva, pero sí se ha hecho un cálculo en un aproximado de ocho años porque hubo una colaboración del muchacho”, precisó en diálogo con Correo.

Aunque algunos medios de comunicación daban cuenta de que el próximo 29 del corriente se dictaría sentencia contra “cumpita” el fiscal Contreras aseguró a este diario que en realidad lo que se realizará esa fecha, es una audiencia preliminar para discutir un pedido planteado por la abogada de la otra parte.

Según informó RPP Noticias, la lectura de sentencia se daría en la fecha señalada con total reserva por tratarse de un menor de edad.

“Este es un caso complicado, es cierto, pero la mi fiscalía, este despacho, está abocado totalmente a esta investigación”, señaló el fiscal Contreras.

El magistrado mencionó además que en la etapa de investigación preparatoria es el estadio en el que los investigados podrían acogerse a la confesión sincera, si es que así lo desean. No descartó que por la complejidad de la pesquisa, esta pueda ser ampliada por ocho meses más.

Lo más leído