Vilcatoma tras visita a Keiko: "Se nota el sufrimiento que existe de por medio" (VIDEO)

Áncash: “Se ha armado un problema donde no existía tal”

La dirigente de Río Santa, Rosa Bartra, habla sobre la crisis al interior del movimiento y considera que suspensión de Victoria Espinoza es solo una consecuencia de su solicitud de licencia

03 de Enero del 2016 - 09:29 » Textos: Gonzalo Horna » Fotos: Correo

En la región Áncash. Rosa María Bartra Barriga fue candidata a la presidencia regional por Río Santa Caudaloso. Hace algunos días fue tildada de desleal por dirigentes del movimiento, del cual ella también es dirigente. Aunque siempre no ha intentado pronunciarse sobre temas partidarios, la también gerente de Gestión Ambiental y Salud Pública habló con Correo sobre la situación al interior del partido y la decisión de suspensión de Victoria Espinoza.

¿Cómo ha tomado las declaraciones del señor Ortiz que la ha calificado como desleal en una conferencia de prensa?

Yo colaboré con la fundación de una participación política y participo en política, pretendiendo hacer de esto una herramiento de desarrollo, una herramienta de crecimiento, una herramienta atractiva para gente competente, limpia, entre y por lo tanto tenga la posibilidad de dirigir los destinos de la población en busca de un desarrollo. En esa línea de conducta, que siempre además se ha mantenido, yo evito calificar a las personas, evito las discusiones y las discrepancias que, naturalmente, siempre hay al interior de las organizaciones.

En ese sentido yo no entiendo el concepto de lealtad que tiene el señor Ortiz, no lo entiendo. Yo entiendo el concepto de lealtad en los términos que involucra las prácticas de este valor. No creo haber cometido ningún acto de desleatad. Definitivamente descarto que haya existido deslealtad. Por el contrario, creo que el hecho de haber aceptado la elección que en su momento de forma urgente, se hizo hacia mi persona, para candidatear a la gobernación regional. El haber asumido retos, tareas, el haber estado en los momentos difíciles con Río Santa Caudaloso, no califican como actos de deslealtad. No es algo que yo comparta, sin embargo, voy a evitar calificar la actitud del señor Ortiz, siguiendo la misma línea de conducta que he mantenido a fin de que siempre tratemos de construir organizaciones políticas fuertes y no detoriarlas más con actitudes que nada ayudan en este objetivo.

El señor Ortiz señala que usted le pidió que no se realice la marcha a favor de la señora Victoria Espinoza. ¿Es así?

Yo lamento que el señor Ortiz traiga a la luz conversaciones que se han dado en el estricto privado de las conversaciones de dirigentes de una organización política. Yo tengo un cargo dirigencial regional, él tiene un cargo dirigencial provincial y en ese marco, y además que habiendo conocido él en primer término y haber coordinado todas las acciones de la presentación de la carta de la señora Espinoza en la cual solicitaba su licencia en la organización política, en ese contexto se dieron las organizaciones, lamento que las saque a la luz. Yo repito, nada voy a aportar a lo que signifique hacer del ejercicio político un circo. No voy a desmentirlo ni voy tampoco a reafirmar. En lo que sí me ratifico es que de ninguna manera voy a exponer o voy apoyar a que de manera pública se ventilen problemas internos. Con respecto a lo que yo pienso de manera particular, como posición personal, con respecto a las marchas, creo que las marchas se prostituyeron en la época del señor César Álvarez y creo que una herramienta de manifestación del fervor personal no debe ser utilizada de manera personal, en ese sentido, puedo dar mi opinión, pero no voy a desmentir ni ratificar las palabras del señor Ortiz. Si es el quiere calificarme tiene la libertad, si es que su condición moral le permite calificarme.

En esa línea, como califica, de manera muy personal, la marcha que se realizó a favor de Victoria Espinoza.

Dado que esto ha sido un tema político partidario, el acuerdo que se ha tomado desde el Comité Ejecutivo Provincial, no voy a calificarlo, porque igual se trata de un tema político partidario que, repito, voy a manifestarlo en toda su intensión al interno de la organización donde corresponde que se traten los problemas.

En la conferencia de prensa que dio el señor Guzmán Aguirre cuando anunció la suspensión de la señora Espinoza, ¿porqué no estuvieron los demás dirigentes del movimiento?

Esa es una pregunta que debería responderle el señor Guzmán Aguirre.

Usted, como dirigente, ¿comparte la decisión de suspensión de Victoria Espinoza?, ¿cree que fue lo mejor?

Yo voy a repetir lo que en su momento dije. Esta no es una posición antojadiza, ni de posición, ni de sanción, ni de castigo. La señora Victoria Espinoza por voluntad propia, solicitó licencia partidaria a raíz de su situación jurídica y por lo tanto al haberla aceptado, el presidente fundador, persona a quien fue dirigida de manera exclusiva la carta, entiendo que fue alcanzada al señor Guzmán Aguirre, a través de Humberto Ortiz Soto y lo que hizo Guzmán Aguirre fue aceptar la licencia partidaria de la señora Espinoza con la consecuente suspensión de sus derechos y de sus deberes político partidario. Por lo tanto al ser esta una consencuencia natural jurídica, política de una licencia partidaria, no merece calificación ni análisis, es simplemente una consecuencia.

¿Fue la mejor decisión tomada considera usted, dado el contexto judicial?

Yo no puedo calificar como acertada o desacertada esa medida. Entiendo que si una dirigente de la talla de Victoria Espinoza, que ha sido la secretaria general regional de la organización política, si es esa la posición de ella, de una de las liderezas de la organización solicitar una licencia, no podemos cuestionarla ni calificarla. Es una decisión de ella y creo que ha sido coherente con los principios que ella ha mantenido. Es más yo creo que si esa fue su decisión, lo correcto es aceptarla, no puedes cuestionar una decisión que es de ella, lo correcto es solicitarlo.

Si es que la carta fue dirigido al presidente fundador, porque así ha sido, no corresponde que ni los dirigentes regionales, ni los dirigentes provinciales, ni los dirigentes de bases puedan entrar a calificar o en todo caso a rechazar porque fue una decisión de la lideresa dirigido al presidente fundador, por lo tanto esta situación de licencia, por lo tanto mal hacemos todos los demás en calificarlo como positivo, negativo o acertado, oportuno o inportuno o cualquier otro extremo de calificación.

Al parecer el origen de estas discrepancias en Río Santa, es ese, la suspensión de Victoria Espinoza

Es que se ha entendido en un contexto como si hubiese existido una sanción y probablemente se habría dado o tendría que darse en el marco de nuestros estatutos, es decir en el marco de una asamblea en la cual se analiza, en la cual se debate, en el cual finalmente se decida, pero no estamos hablando de una sanción, estamos hablando de la consecuencia de una solicitud de licencia, por lo tanto yo creo que se ha armado realmente un problema donde no existía tal. El interés que se haya tenido para originar todo un problema donde no ha existido, merece un profundo análisis y debate al interior de Río Santa.

Y quién considera que ha empezado este problema

Eso es algo que también tiene que analizarse y debatirse al interior. Empezar a calificar o a determinar responsable ya sería salir de la línea de conducta que estoy, con mucho esfuerzo,porque tengo una presión, no solamente mediática,sino de las personas de que exponga políticamente mi posición, sin embargo voy a reafirmarme en que para construir organizaciones políticas serias es muy indispensable aprender a manejarnos adecuadamente.

Sin embargo, esta decisión de suspensión también se ha adoptado contra el señor Julio Cortez. Guzmán Aguirre ha anunciado su suspensión tras su condena y ha dicho que Río Santa no va avalar hechos de corrupción. ¿Qué piensa usted?

Pienso que él en su condición de presidente fundador puede emitir las opiniones políticas que los estatutos de Río Santa la permiten, además que su trayectoria y peso político le otorgan.

¿Y usted comparte esa decisión? ¿Considera que el partido debería desligarse o suspender a las personas que son condenadas por hechos de corrupción?

La respeto.

Ahora, se ha hecho una conferencia con los principales dirigentes provinciales de Río Santa,¿ no teme usted que esto tenga alguna consecuencia en su permanencia en el cargo de gerente que ocupa dentro de la Municipalidad?

Al respecto tengo que decir, tengo una carrera profesional construida a lo largo de muchos años, tengo experiencia en los temas para los cuales fui convocada y de los cuales la señora Victoria Espinoza y el señor Julio Cortez, en un segundo momento, me ratificó; me han permitido servir a Chimbote. Yo agradezco profundamente tanto a Victoria Espinoza como a Julio Cortez, la oportunidad de haberme permitido servir a Chimbote y marcar los caminos que se necesitaba para que exista una gestión ambiental, para que Chimbote salga del estado de abadono terrible del que por décadas ha sufrido, por lo tanto he sido convocada no solo por un tema político o por un tema técnico, para el cual tengo competencia. Creo que el primer acto de corrupción que tienen las organizaciones es cuando se aceptan cargos para los cuales uno no está preparado. En ese sentido, yo estaba preparada para servir a Chimbote en el cargo que me confiaron y lo he hecho con honestidad, profesionalismo y además con entrega total, con amor a Chimbote y a la región Áncash. Por lo tanto yo no temo que el cargo que actualmente ocupo sea finalmente puesto en riesgo por una situación de emergencia política, es más, yo creo firmemente que hay que separar los temas técnicos de los temas político partidarios, no es posible que se crea de manera permante que los temas técnicos tengan que estar amarrados por un tema político. El tema político marca la dirección y las líneas de gestión público, marca las líneas de trabajo político, pero político en el sentido de política pública, no político partidario. Responden a un plan de gobierno, pero este plan de gobierno responde a criteros eminentemente técnico, por lo tanto yo he trabajado en ese contexto, no he hecho aprovechamiento político partidario del cargo, no me he servido de plataforma política ni lo haría jamás. Jamás me serviría de manera inadecuada aprovechando una participación política. No tengo temor de eso, pero sí tengo que decir que existiendo ya problemas en los cuales, mi presencia como técnico al interior de la Municipalidad Provincial, le resulta incomodo, resulta siendo perjudicial para los objetivos que tiene Río Santa, para Chimbote, yo no tengo ningún problema en agradecer la confianza que se me ha otorgado y seguir trabajando por temas ambientales, por temas de gestión social, no me aferro a un cargo, por lo tanto si mi posición de mantener líneas éticas, de mantener líneas de eficencia, de mantener líneas de conducta coherentes con los que uno prédica, le resulta incomodo a más de uno de, yo no tengo ningún problema en dar un paso al costado.

Ha trascendido que usted sería una de las funcionarias a las que se movería, en el marco de los cambios que hará el señor Cortez. ¿Conoce algo formal al respecto?

Es una trascendido que ha ocurrido muchísimas veces en la Municipalidad, desde la primeras discrepencias se anunció y se viene anunciando permanentemente mi salida. Yo no he conversado al respecto con el señor Julio Cortez, no he sido informada, sin embargo las gestiones tienen un ciclo, yo he cumplido un ciclo laboral de un año al frente de la gerencia de fiscalización, modestamente creo que el balance es muy positivo a favor de la ciudad, por lo tanto si fuese un trascendido que finalmente se concrata en una resolución, no queda más que la gratitud al señor Julio Cortez y a la señora Victoria Espinoza por haberme permitido atender a Chimbote con profesionalismo, pasión y sobre todo con vocación de servicio.

¿Estos temas partidarios y discrepancias en algún momento han dificultado su trabajo frente a la Gerencia?

Esa es una pregunta que prefiero no responder, pero que estoy segura que el tiempo y el análisis de lo que se pudo haber hecho y se dejó de hacer, van a responder por si solas.

Finalmente, ¿ha recibido siempre el apoyo de las cabezas de esta gestión para ejecutar todos los proyectos que tenía pensado?

Esa es una pregunta que mientras tenga la confianza y el ejercicio del cargo, no voy a responder.

Lo más leído