Caso “Lito”: piden 35 años de cárcel para Rommel Meza

Fiscalía acusa a exalcalde de Casma de haber sido el “instigador” del crimen de su antecesor en el cargo. Además, presenta cargos contra otras diez personas con penas de entre 15 a 35 años de cárcel, por homicidio y asociación ilícita
Caso “Lito”: piden 35 años de cárcel para Rommel Meza

Caso “Lito”: piden 35 años de cárcel para Rommel Meza

08 de Febrero del 2018 - 07:00 » Textos: Redacción » Fotos: Correo

Para el Ministerio Público, el exalcalde de Casma Rommel Meza ejerció el papel de “instigador” del crimen de su antecesor en el cargo Alejandro “Lito” Montalván Macedo, ultimado a balazos en la puerta de su vivienda, en diciembre de 2012. Por ello, pide que la justicia lo condene a 35 años de cárcel.

Ayer, después de más de 5 años del crimen de “Lito” Montalván, la Primera Fiscalía Penal Corporativa, al frente del fiscal Edwin Ramos, ingresó la acusación por este caso, que constituye uno de los primeros asesinatos a autoridades políticas en Áncash y en el Perú.

PEDIDOS DE CÁRCEL. El documento del fiscal Ramos ingresó la tarde de ayer ante el Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Casma.

En este escrito, el representante del Ministerio Pública acusa, además de Rommel Meza, a otras 10 personas por el crimen de Alejandro Montalván y pide el archivo de la investigación para Julissa Cintia Castro Valverde.

La Fiscalía sostiene que la organización criminal, denominado “Los encapuchados de Casma”, fue la que acabó con la vida de Montalván Macedo, con la finalidad de favorecer a sus miembros -o familiares de estos- con servicios y adjudicación de obras.

Según el documento fiscal al que ha tenido acceso Correo, se les imputa a los investigados los delitos de homicidio calificado y asociación ilícita para delinquir.

En el caso de Meza Cerna, la Fiscalía cuantificó la pena teniendo en cuenta que la víctima era una autoridad en ejercicio, lo cual supone un agravante. La pena de 35 años es la máxima sanción que se puede interponer en estos casos, de acuerdo a la ley que estaba en vigencia en el año en que ocurrió el homicidio.

El empresario Carlos Daniel León Milla, presunto financista del crimen de “Lito”, también ha sido considerado como “instigador” del crimen y solicitan para él, la pena de 35 años de cárcel.

William Minaya Córdova, conocido en el mundo del hampa como “Loco Willy”, ha sido sindicado por la Fiscalía como “coautor” del crimen y también piden 35 años de cárcel para él. La misma condición de “coautor” tiene Nelson Castro Valverde, alias “Cholo Nelson” y también hace frente al mismo pedido de cárcel que su cómplice.

Para los investigado Jhon Esteban Figueroa Guzmán y Carlos Omar Mori Mimbela, Jairo Jhonatan Rosales Ramos y César Tony Chiroque Chero, la Fiscalía pide 25 años de prisión.

En tanto, para los hermanos Pedro Manuel Bobadilla Salinas y Alberto Rommel Bobadilla Salinas, la Fiscalía solicita una pena de 19 años de cárcel.

Finalmente, para Gumercindo Carranza Sifuentes, el fiscal pide 15 años de cárcel.

REPARACIÓN. La Fiscalía considera que la reparación civil que deben pagar los acusados del crimen del exalcalde de Casma, de manera solidaria, debe ser de 1 millón de soles.

El lucro cesante ha sido cuantificado en 778,560 soles. La Fiscalía ha tomado como base la remuneración bruta que percibía Alejandro Montalván como alcalde cuando fue asesinado así como la proyección en años de vida.

Sobre el daño extrapatrimonial o también llamado daño moral, la Fiscalía considera que hay un daño de por lo menos 221,440 soles. Toma como sustento las pericias psicológicas aplicadas a los familiares cercanos del exalcalde Montalván. Muchos de estos informes, incluso, recomiendan tratamientos psiquiátricos por fuertes estados de depresión para ellos.

PRUEBAS. La Fiscalía presenta como medios de prueba a actuar en la etapa de juicio oral hasta 35 testigos, siete de ellos personas a quienes se les ha asignado códigos de reserva debido a la valiosa información que aportaron sobre el crimen y sus móviles en sí.

Respecto a pericias, ofrece hasta siete informes, entre pericias balísticas, examen forense y también exámenes psicológicos.

En cuanto a documentales, el fiscal Ramos pretende que se admitan hasta 256, entre documentos de la comuna casmeña y también partidas registrarles de las empresas que se habrían favorecido con adjudicaciones tras la muerte de Montalván Macedo.

LA HISTORIA. En su acusación, la Fiscalía narra cómo, hasta en tres oportunidades, Meza Cerna mostró actitudes de obstrucción a la gestión del asesinado Montalván Macedo, pese a que habían sigo elegidos como alcalde y teniente alcalde, respectivamente, por la misma tienda política.

“(...) convirtiéndose (Rommel Meza) en su férreo opositor y su principal enemigo político (de Alejandro Montalván), y así no desaprovechaba oportunidad para criticar duramente su gestión municipal buscando siempre la manera de dejar mal parado al entonces alcalde Montalván Macedo ante la localidad casmeña, todo ello bajo la apariencia de su labor fiscalizadora”, señala el documento de la Fiscalía.

El primer hecho que describe el fiscal es un “apoyo al intento de vacancia” de Montalván en septiembre de 2011, por un presunto caso de nepotismo. El apoyo de Meza con su voto a este pedido, es un precedente para la Fiscalía.

También describe un intento de revocatoria en contra de Montalván Macedo, que fue planteado en enero de 2012. La Fiscalía asevera que el solicitante Eloy Zacarías Mendoza Cárdenas, compró el kit electoral para el pedido de revocatoria por encargo de Rommel Meza. Este pedido no prosperó.

Una tercera situación de conflicto entre Meza y Montalván se habría dado en los fueros judiciales, con la imposición de una querella en contra de “Lito”. El querellante fue el exconsejero de la provincia de Casma, José Luis Lomparte Monteza, ahora prófugo de la justicia. La Fiscalía hace hincapié en que se presentó como pruebas documentos que iban dirigidos a Meza Cerna, por lo que considera que “colaboró proactivamente en reunir las pruebas que sustentaron la querella”.

Para la Fiscalía todos estos antecedentes daban a entender de que Meza buscaba sacar del cargo al occiso, ya que conforme a las leyes, él quedaría como alcalde de la Municipalidad Provincial de Casma.

El Ministerio Público señala que, pese a que en ese momento Meza Cerna ostentaba el cargo de regidor, “atravesaba una crítica situación económica”, al punto que tenía embargada mensualmente hasta 1,000 soles de su dieta como concejal.

Al ver fracasar sus intentos de sacar del cargo a Alejandro Montalván, la Fiscalía cuenta que Meza acudió a un amigo suyo, quien estaría asociado a las extorsiones en la provincia de Casma, a efectos de que pueda buscar a personas que acabaran con la vida de “Lito”.

Un testigo con clave LF05, afirma que escuchó las conversaciones de unos hombres en una picantería, en donde señalaban que el amigo de Meza habría ofrecido 2 mil soles para quien pueda acabar con la vida de Montalván, lo cual consideraban como “una migaja”. El testigo refiere que acudió hasta el despacho del entonces alcalde Montalván para advertirle del plan y que detrás de todo estaría su teniente alcalde, Rommel Meza.

Alejandro Montalván comentó a algunos de sus regidores, amigos y personas de su círculo la alerta que había recibido, sin embargo, jamás tomó las medidas preventivas del caso, lo cual originó el fatal desenlace.

Pero este plan en realidad no llegó a ejecutarse ya que para la Fiscalía quienes estuvieron detrás del crimen son “Los encapuchados” que en el 2012 sonaba por robos, extorsiones y homicidios en Casma. Esta organización habría estado liderada por “Loco Willy”, actualmente con prisión preventiva.

VÍNCULOS. El fiscal afirma en su acusación que esta organización fue captada por el empresario Carlos Daniel León Milla, quien en ese entonces se dedicaba al rubro construcción y tendría una relación amical con Meza Cerna. Ambos se habrían aliado y ofrecido un pago de 100 mil soles a la banda para que dé muerte a Montalván. También habrían prometido contratos de servicios, trabajos y asesorías a los familiares de los miembros de esta organización, una vez que Alejandro Montalván sea eliminado.

Es entonces que los miembros de la organización empezaron a darle seguimiento a los movimientos que a diario hacía Montalván Macedo. Para ello habrían contando con la colaboración del investigado Gumercindo Carranza Sifuentes, vigilante de una antena de serenazgo de la misma comuna casmeña.

Lo que motivó a “Los Encapuchados” a acelerar el plan de asesinar a Alejandro Montalván habría sido la ejecución de la obra de “ instalación de una línea emisora y reubicación de planta de tratamiento de las aguas servidas de Casma”, que estaba valorizada en más de 10 millones de soles. Aunque el proyecto encontró férrea oposición de miembros de la sociedad civil, luego, tras reuniones en el Ministerio de Vivienda se lograron levantar las observaciones. La última reunión que sostuvo el alcalde Montalván con los técnicos de esta cartera ministerial fue el martes 4 de diciembre. Al tener la luz verde para el proyecto, “Lito” habría anunciado que solicitaría una suma de 10 millones de soles más. La gran cantidad de inversión habría hecho que su muerte se adelante y el clan ponga en marcha el plan para ultimarlo.

Finalmente, como ya es conocido, el 9 de diciembre por la tarde, Montalván fue asesinado de siete disparos: tres le impactaron en la cabeza, dos en el tórax y dos en el brazo derecho.

Con Rommel Meza sentado en el sillón municipal, la Fiscalía indica que se empezaron a pagar los “favores” por el crimen de “Lito”.