Colegios afectados esperan rápida intervención

Torrencial lluvia de marzo originó que daños en aulas, baños, cercos perimétricos, entre otros, por lo que es necesario que se ejecuten trabajos
Colegios afectados esperan rápida intervención

Colegios afectados esperan rápida intervención

14 de Septiembre del 2017 - 09:11 » Textos: Miguel Ríos » Fotos: Correo

Una cinta amarilla permanece pegada en la zona de acceso a los servicios higiénicos. Las letras negras que lleva impresa dejan en claro el mensaje: “Peligro. No pasar”. Desde hace seis meses, los 420 alumnos de la institución educativa Nuestra Virgen María, ubicada en el pueblo joven Miramar Alto, en Chimbote, no pueden utilizar estos baños, ni siquiera está permitido merodear por los alrededores. La torrencial lluvia que cayó en marzo último originó serios daños en los techos; la humedad ha ocasionado que el concreto se debilite y, poco a poco, se desprenda. Los estudiantes estarían expuestos a que en cualquier momento les caiga un pedazo de masa cementada en la cabeza, por lo cual se ordenó la clausura de estos ambientes.

“Ahora los alumnos, tanto de inicial como primaria, deben utilizar el único baño que tiene disponible el colegio. No es lo adecuado, pero esta es la situación en la que se encuentra el plantel”, señala Isabel Escalante Anes, subdirectora de esta institución educativa.

RECONSTRUCCIÓN. Hace algunos días se presentó el Plan Integral para la Reconstrucción con Cambios, en el cual se aprueba un presupuesto de 3,516 millones de soles para Áncash.

La mayor parte del dinero (3,321 millones) ha sido destinado para la reconstrucción con cambios de la infraestructura afectada.

En lo que respecta al sector educación, se destinarán 531 millones de soles.

En la provincia del Santa 93 instituciones educativas públicas han sido tomadas en cuenta para que se realicen labores de reconstrucción, rehabilitación o intervención.

Precisamente, Nuestra Virgen María es el colegio ubicado en el distrito de Chimbote al que se le ha asignado el mayor presupuesto, es decir 10 millones de soles.

Según la subdirectora del referido plantel, debido a su antigüedad -40 años- es necesario que se realice la construcción de una nueva infraestructura.

Explica que además de los daños en los servicios higiénicos, la torrencial lluvia también afectó a la mayoría de aulas, las cuales quedaron inundadas. Agrega que con el apoyo de los padres se realizaron algunos trabajos para volver a utilizar estos ambientes, pero no quedaron del todo seguros.

“Es necesario también contar con aulas más grandes, debido a que actualmente las que tenemos son muy pequeñas para albergar de 25 a 35 alumnos”, indica Isabel Escalante.

INUNDADOS. Otro colegio de Chimbote al que se le asignó un elevado presupuesto es José Olaya, ubicado en el pueblo joven Miraflores Alto.

La Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (RRC) destinó un monto de 5’250,000 soles para esta institución educativa.

El director de este colegio, Rogger Maza Cobeñas, mencionó que como prioridad piden que se construya un sistema de alcantarillado en el plantel, debido a que la lluvia de marzo último ocasionó que gran parte de la institución quede inundada.

Explicó que les resultó muy difícil retirar el agua estancada debido a que no se contaba con ningún sistema de drenaje.

“El colegio se encuentra en una zona salitrosa. Además, un canal de irrigación pasa por un costado del plantel y constantemente se desborda (...) Cuando pasó la lluvia y el colegio quedó inundado, los padres tuvieron que romper algunas veredas y abrir los buzones del desagüe para que el agua pueda ser retirada”, explicó.

Otra preocupación es el estado en que se encuentra el cerco perimétrico del plantel. Según Maza Cobeñas, el agua que quedó empozada dentro del colegio por varios días ha ocasionado que las bases de las paredes se deterioren.

“El cerco perimétrico tiene que ser reconstruido debido a que la humedad ha afectado las paredes y estas con el tiempo se pueden caer”, sostuvo el director.

El colegio José Olaya alberga en la actualidad a 670 alumnos de inicial, primaria y secundaria. El próximo 18 de setiembre el plantel cumplirá 45 años de creación.

EN EL SUR. En el distrito de Nuevo Chimbote se ha considerado a 40 colegios en el Plan Integral para la Reconstrucción con Cambios.

A quien se le ha asignado mayor presupuesto es la institución educativa Villa María, que -según los documentos- contará con un monto de 18’125,000 soles.

Como se recuerda, tras la lluvia de marzo último, varias calles del pueblo joven Villa María quedaron totalmente inundadas, lo mismo que el plantel que se encuentra en esta jurisdicción.

El agua se filtró por los techos y dejó empozadas las aulas, además se dañó gran cantidad de libros de la biblioteca escolar.

Otro colegio al que se le asignó un millonario presupuesto es Pedro Pablo Atusparia, con 6’375,000 soles.

Según las autoridades de este plantel ubicado en la urbanización Los Héroes, la fuerte lluvia de meses atrás afectó diversas aulas, en especial las que son más antiguas.

Por tal razón, indicaron, se necesita construir nuevos ambientes a fin de garantizar la seguridad de los estudiantes y del material educativo.

En tanto, al colegio Gastón Vidal Porturas se destinó 6’334,372 soles. En declaraciones a RSD, el director del plantel, Luis Lozano, indicó que se necesita construir nuevos ambientes debido a que muchas aulas son antiguas, y elevar el cerco perimétrico para evitar los robos.