Escuchas telefónicas fueron claves para la caída de “Los intocables”

En un megaoperativo, la Fiscalía y la Policía desarticulan organización que habría sido liderada por “Wino” y que estaría dedicada a la extorsión y crimen organizado. Cayeron 17
Escuchas telefónicas fueron claves para la caída de “Los intocables”

Escuchas telefónicas fueron claves para la caída de “Los intocables”

29 de Diciembre del 2018 - 06:00 » Textos: Redacción » Fotos: Correo

Los golpes en las cerraduras de las puertas de sus viviendas, fueron el aviso de que La Policía había venido por ellos. La madrugada de ayer viernes, la Fiscalía Provincial Especializada contra la Criminalidad Organizada del Santa y la Policía Nacional del Perú (PNP), dieron un duro golpe a la delincuencia en la ciudad de Chimbote, al detener, casi en simultáneo, a un total de 17 personas que son sindicadas como miembros de la organización criminal “Los Intocables de Chimbote”.

IMPUNIDAD

Se trataba de un clan con roles definidos y que había conseguido aliados en instituciones públicas como la PNP, el Proyecto Especial Chinecas y la Unidad de Seguridad Ciudadana de Chimbote; con el objetivo de que puedan permanecer en el tiempo y además delinquir sin que la justicia no los alcance.

Según la investigación efectuada por Inteligencia de la PNP, esta organización operaba desde el 2015, y estaría involucrada en delitos de usurpación agravada, extorsión, tenencia, posesión y uso ilegal de armas de fuego, municiones y explosivos. Además, de delitos delito contra la administración pública - corrupción de funcionarios, entre otros hechos ilícitos conexos. También, en tráfico de terrenos en las 308 hectáreas del Proyecto Especial Chinecas, donde se han formado diversas invasiones.

OPERATIVO

La Policía junto con la Fiscalía ya venían siguiéndole los rastros a los miembros de esta organización. Desde hace tres meses, con el amparo de una resolución judicial, los teléfonos de sus miembros estaban intervenidos, las escuchas fueron fundamentales para sustentar el requerimiento de detención preliminar para 25 personas que fue ordenada por el titular del Sexto Juzgado de Investigación Preparatoria del Santa, Jorge Luis Chávez Tamariz, el 27 de diciembre último.

La PNP montó un megaoperativo denominado Apocalipsis. La resolución del juzgado les daba luz verde para realizar allanamientos y descerrajes en un total de 38 inmuebles ubicados en los distritos de Chimbote y Nuevo Chimbote.

Es así que a las 2:00 de la madrugada, un total de 400 efectivos policiales de Tumbes, Piura, Cajamarca, Chiclayo, Lima y Huacho; además de 35 fiscales; ejecutaron la intervención.

En total, hasta el cierre de esta edición, se detuvo a 17 personas. La Policía consideró la intervención como exitosa debido a que se pudo capturar a Hermes Edwin Reyes Atavíos (36), conocido en el mundo del hampa como “Wino” y a quien acusan de ser el cabecilla de esta organización. Además también se logró la captura de quien sería su lugarteniente Carlos Manuel Llauri Cotrina (41).

Igual jerarquía dentro de esta organización habría tenido el actual procurador del Proyecto Especial Chinecas, Wilfredo Santiago Quevedo Cabrera, quien hasta terminar este informe continuaba sin ser capturado. Además de buscarlo en su domicilio, la Policía intervino su oficina en el Chinecas y se llevó información.

El brazo armado habría estado compuesto por Marco Antonio Campos Bayono (50) y Wilder Edinson Baca García (28). Como colaboradora, con la función de ocultar armas, se sindica a Laura Malca Rodríguez (24).

En tanto, Elíseo Elías Zegarra Vásquez (45), Ricardo Wilmer Chavarría García (43), habrían cumplido el rol de extorsionadores.

La Policía sindica como usurpadores a Ebilio Fabio Sandonas Figueroa (32) y Daysi María Corpus Alva (29); y como colaboradores a Hugo Félix Ezquivel Pereda (38), John Legnart Rodríguez Guevara (35) y César Raúl Prieto Ramírez (41).

Se acusa de haber ejercido el rol de “centrador” a Gerson Edson Orue Villanueva (30).

La organización había conseguido contactos en la Policía de Chimbote, reclutando para sus filas a efectivos de diversas dependencia, incluso de la misma División de Apoyo a la Justicia (Divicaj). Han sido cuatro los policías en actividad detenidos en el megaoperativo, estos han sido identificados como: Manuel Lorenzo Calderón Reyes (56), Junior José Cano Corales (35), Edwin Quenaya Quispe (30) y Carlos Royni Zapata Ortiz, quienes habrían sido los encargados de cobrar y avisar sobre el desarrollo de cualquier operativo.

Todos los mencionados hasta aquí fueron capturados. Sin embargo, además del gerente de Chinecas, las autoridades no han podido aún dar con el paradero de Anthony Lozano Rodríguez (presunto extorsionador), Edgar Ochoa Mejía (presunto usurpador) y el abogado José Manuel Paiva Córdova, quien, según el organigrama que presentó ayer la Policía, también habría ejercido el rol de “centrador”.

Para el caso de los detenidos, casi al mediodía de ayer, el juez Chávez Tamariz dictó 15 días de detención preliminar. Durante este tiempo los investigados permanecerán en diversas comisarías y dependencias policiales, mientras que la Fiscalía reúne los elementos suficientes para solicitar la medida de prisión preventiva en contra de ellos.

PROTEGIDOS

La Policía bautizó a esta organización con el nombre de “los intocables”, debido a que pese a su accionar delictivo las denuncias en contra de sus miembros no prosperaban, o en todo caso, los operativos fracasaban.

Y es que además de los contactos que tenía en la institución castrense, personal de la Unidad de Seguridad Ciudadana de Chimbote también habría colaborado con ellos. Específicamente, los trabajadores que estaban a cargo de las cámaras de videovigilancia habrían sido sus aliados borrando evidencias que pudieran haber quedado registrados por los objetos que están instalados en puntos estratégicos de la ciudad.

“MODUS OPERANDI”

El jefe de la Diviac Chimbote, comandante PNP Edwar Zavaleta López, detalló que las principales víctimas de extorsión de esta organización eran los transportistas de colectivos la ciudad, así como también los que cubren la ruta Chimbote - Trujillo; los empresarios pesqueros y los agricultores. “Los intocables” les exigían el pago de cupos de manera semanal a cambio de “protección”, dijo.

Solo en el sector transporte, las víctimas eran obligadas a pagar entre 400 a 500 soles de manera semanal cada uno.

En el caso de Chinecas, la investigación policial señala que se contaba con el apoyo del procurador de esta entidad para ofrecer entregar constancias de posesión a los invasores, pero a cambio, le pedían hasta 30 mil soles por este documento. Si en caso la persona no aceptaba, entraba a tallar el brazo armado de la organización.

El comandante Zavaleta subrayó que esta era una organización “multifacética” porque estaba abocada a diversos delitos.

Puntualizó que además de las escuchas legales, también se hicieron trabajos de videovigilancia que han sido ejecutados por la Policía y el Ministerio Público.

Al allanar las viviendas, la Policía halló en total 7 armas de fuego, 2 cacerinas, 1 granada de mano, 90 municiones, 34 teléfonos celulares, memorias USB y computadoras portátiles, que serán analizadas por peritos de Lima que arribaran a la ciudad.

Llamó la atención a la Policía que en la vivienda y oficina del prófugo abogado Paiva, se encuentren reloj de conocidas marcas y joyas.

Zavaleta dijo que con la intervención de ayer, son 6 las organizaciones criminales que han sido desarticuladas en la ciudad de Chimbote, hasta el momento.

“Tenemos más trabajos que se vienen para el próximo año”, dijo.

Lo más leído