Falta de personal y vehículos entre las principales carencias de la Policía

Jefe de la División Policial de Chimbote sostiene que esperan que egresen estudiantes de escuelas de suboficiales para reforzar trabaja en esta parte del país. También hay malestar con casos de corrupción
Falta de personal y vehículos entre las principales carencias de la Policía

Falta de personal y vehículos entre las principales carencias de la Policía

03 de Septiembre del 2018 - 09:01 » Textos: Redacción Norte » Fotos: Correo

Hace poco la Policía festejó un año más de homenaje a su santa patrona Santa Rosa de Lima y, en medio de las celebraciones, salieeon a relucir algunas deficiencias que presenta el cuerpo de la Policía Nacional del Perú. En este informe hablaremos un poco acerca de la realidad que vive la institución policial en las regiones del norte del país y las carencias que aún la debilitan internamente.

LA LIBERTAD. En esta parte del país, el déficit de personal policial es uno de los problemas más fuertes, pues se requiere de unos 3,367 efectivos policiales más entre oficiales y suboficiales para La Libertad.

De acuerdo a la información emitida por la Tercera Macro Región Policial La Libertad-Áncash, actualmente se cuenta con 4,480 efectivos, de los cuales 206 son oficiales y 4,274 son suboficiales. Sin embargo, lo ideal sería contar con 7,713 efectivos policiales, esto equivalente al número de habitantes que existen en esta región; es decir, hacen falta 3,367 agentes más.

Ahora bien, el otro problema es el déficit en el parque automotor debido a que esta región solo cuenta con 409 vehículos, de las cuales 200 son camionetas, 10 son autos y 199 son motocicletas todo para el patrullaje en toda la región.

De acuerdo a lo que ha informado la Policía, el número ideal de unidades móviles debería ser 797 para continuar con el patrullaje en toda La Libertad, es decir, aún faltan 388.

Frente a estas carencias, el gobernador de La Libertad, Luis Valdez Farías, se comprometió en su momento a apoyar con 2 millones de soles la adquisición de material logístico para la Policía. Consultamos sobre el tema al general de La Libertad-Áncash, general PNP César Vallejos Mori, y nos precisó que aún está en trámite.

“Estamos en el proceso documentario y los trámites respectivos para poder tener el ofrecimiento de las motocicletas y los equipos tecnológicos. En el tema de adquisiciones la ley lo hace demasiado lento y estamos tratando de agilizar antes que termine este periodo, teniendo en cuenta que hay cambio de gobierno”, destacó.

El cuerpo policial espera que antes de los cambios de gestión se pueda concretar la entrega de todo lo pactado.

TUMBES. El jefe de la Región Policial de Tumbes, Richar Agustín Cano Pérez, declaró que este departamento en la actualidad dispone de 1,250 agentes; sin embargo, esta cifra resulta insuficiente para brindar una mayor seguridad a la población.

“He solicitado al Ministerio del Interior para que nos envíe 50 policías más y así poder reforzar las distintas comisarías”, sostuvo.

Explicó que existen localidades con mayor cantidad de habitantes, pero que todavía no cuentan con una dependencia policial, tal es el caso del distrito de Matapalo, caserío El Bendito en Zarumilla y el centro poblado de Pampa Grande.

Asimismo, se requiere de más presupuesto para el mantenimiento de los vehículos de patrullaje, muchos de ellos se encuentran inoperativos en las diferentes unidades policiales.

A lo largo de la región de Tumbes, la Policía Nacional tiene 23 puestos de vigilancia de frontera, pero carecen de equipos de comunicación y también de recurso humano.

Para desarrollar una mejor labor de control de ciudadanos extranjeros que ingresan al país de manera ilegal, Richar Cano detalló que han reforzado las diferentes zonas de frontera, es decir las trochas carrozables de los sectores de Papayal, Matapalo y Aguas Verdes.

Por otro lado, la autoridad policial de Tumbes lamentó que la mayoría de municipalidades no clausuren definitivamente los bares y cantinas clandestinas, donde casi siempre se suscitan grescas y donde los parroquianos incluso llegan a protagonizar crímenes.

Cabe mencionar que esta región fronteriza cuenta con 17 comisarías, y el distrito de Tumbes tiene cuatro dependencias.

En lo que va del año, en este departamento se han reportado diez crímenes, siete en Zarumilla y tres en la provincia capital.

PIURA. En esta región existen 21 comisarías, de las 89 existentes, que aún no son reconstruidas tras sufrir los embates del fenómeno El Niño. Además, hay 20 patrulleros averiados que necesitan reparación.

El jefe de la Macroregión Policial Piura-Tumbes, general César Cervantes Cárdenas, indicó que 20 comisarías tienen deficiencias en su infraestructura al verse afectadas por El Niño Costero y por la antigüedad. Estas tienen los trabajos paralizados debido a que los terrenos en los que se edificaron no cuentan con el saneamiento físico legal.

Además, el Ministerio del Interior aún no desembolsa el presupuesto para la construcción de la comisaría de Catacaos. “El proyecto ya tiene el visto bueno, pero no han destinado recursos”, dijo el general Cervantes.

Esta dependencia funciona en un local prestado a la comuna cataquense, al igual que la comisaría de Veintiséis de Octubre, que ya tiene tres años de existencia.

Por otro lado, 20 patrulleros necesitan reparación, de los cuales 14 son patrulleros inteligentes que fueron adquiridos por Wilfredo Pedraza, exministro del Interior.

Asimismo, se conoció que la División de Investigación Criminal de Piura necesita 16 motocicletas para las diferentes unidades que integra.

Indicaron que pese a que en la Divincri Piura se efectúa la pericia balística y el recojo de huellas dactilares, dependen de la Dirección en Lima para poder identificar a los sospechosos mediante las huellas y análisis pericial de elementos fisiológicos.

LAMBAYEQUE. El jefe de la región policial de Lambayeque, coronel PNP Rubén Jerí Juscamaita, comentó que entre las falencias está la falta de cámaras de la ciudad y se necesitaría un promedio de 376, las cuales serían un elemento probatorio para los actos delictivos que puedan ocurrir en la ciudad.

El jefe policial expresó que se cuenta con 170 unidades en el Departamento de Escuadrón de Emergencia, 30 vehículos en comisarías y el resto están distribuidos en patrullero y motocicletas. Sin embargo, aún hay patrulleros y motorizados que se encuentran en abandono por falta de repuestos, y estos requieren de un presupuesto.

“Falta concretarse la ejecución de presupuesto, pero no es tan sencillo, ya que tiene que solicitarse como lo hacen en todas las ciudades del país. Ese tipo de necesidades no pueden atenderse de manera simultánea a todas las regiones, a pesar de que hay cortes presupuestales”, enfatizó.

Además, dijo que actualmente en la región hay un promedio de 3,200 efectivos que están divididos en las 91 comisarías y entre otras unidades, sin embargo existe un déficit y existe un policía para 350 ciudadanos.

“Hay una referencia de las Naciones Unidas, que debería haber 4 policías por cada 1,000 ciudadanos, sin embargo eso no se cumple en el Perú”, precisó.

Por último, el jefe policial pidió al gobierno regional, provincial y comités cívicos de las comisarias, la Cámara de Comercio y otras instituciones un apoyo de su parte, ya que la seguridad no es trabajo exclusivamente de la Policía.

ÁNCASH. El jefe de la División Policial (Divpol) Chimbote, coronel PNP Walter Calla Delgado, sostiene que este año el más grave problema que ha afrontado la institución en esta parte del país tiene que ver con los casos de agentes que se han visto involucrados en actos delictivos.

Como se recuerda, este año cinco policías han sido enviados a prisión por estar implicados en actos de corrupción al solicitar el pago de coima a choferes. Existe, además, el caso de un suboficial que es acusado de haber ocasionado un accidente de tránsito en el que murió un mototaxista. Hoy dicho agente es investigado por homicidio culposo y se encuentra con orden de captura.

De otro lado, el jefe policial de la zona costa de Áncash sostiene que también existen limitaciones referidas a la falta de personal y logística; no obstante, señala que gracias a gestiones se ha logrado la entrega de 16 motocicletas para el patrullaje y se ha solicitado que los egresados de las dos escuelas de suboficiales de la región sean asignados a esta zona.

“Hay limitaciones de personal y de recurso logístico, pero es lo que contamos y tenemos que trabajar. Si bien es cierto que tenemos 2,100 efectivos en la División Policial Chimbote, lo ideal sería incrementar el personal, pero hasta el momento estamos esperando que egresen los suboficiales de las escuelas”, sostuvo.

A pesar de estas limitaciones, el alto oficial mencionó que este año han logrado mejorar la producción policial y que este pasado 30 de agosto, día de su patrona Santa Rosa de Lima, han renovado sus votos para continuar trabajando en beneficio de la población.   

Lo más leído