Jueza deja libres a tres policías y civil por secuestro

Bajo el argumento de tener trabajo conocido y arraigo familiar, magistrada rechaza pedido de prisión preventiva
Jueza deja libres a tres policías y civil por secuestro

Jueza deja libres a tres policías y civil por secuestro

20 de Noviembre del 2017 - 09:13 » Textos: Redacción » Fotos: Correo

A pesar de que consideró que sí existían fundados elementos de convicción que vinculaban a los cuatro investigados con el delito de secuestro y que de ser hallados culpables podrían ser condenados a cadena perpetua, la jueza del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte del Santa, Gabriela Saavedra de la Cruz, rechazó la solicitud de nueve meses de prisión preventiva y dispuso comparecencia restringida para los tres policías y el civil investigados por el delito de secuestro con el agravante de lesiones graves.

En la audiencia realizada la mañana de ayer, el fiscal Carlos Ramírez Saavedra sostuvo que los policías José Sarmiento Gutiérrez, Ángel Portal Montenegro y Diego Benavides Crisóstomo, y el civil Daniel Benites Pérez habrían secuestrado a Yampier Laveriano Solsol (22) cuando caminaba por el pueblo joven Dos de Mayo, el miércoles último. Tras obligarlo a subir a un vehículo rojo, lo trasladaron hasta el balneario de Anconcillo, en donde lo habrían golpeado y torturado echándole arena a la nariz, la boca, los ojos y las orejas.

Según el fiscal, este hecho obedecería a una venganza debido a que el agraviado tuvo un problema con el cuñado de uno de los efectivos policiales.

En la audiencia, el representante del Ministerio Público resaltó que se habrían ocultado algunas evidencias para beneficiar a los investigados pues, extrañamente, según el acta policial que se realizó sobre la revisión del vehículo donde se desplazaban los cuatro acusados, no se encontró nada en la unidad; sin embargo, una grabación en video realizada a los pocos momentos de la intervención, revela que en el auto sí habían algunos objetos, incluso se aprecia una parte de los que sería un arma de fuego.

Finalmente, la jueza decidió solo ordenar comparenencia restringida para los cuatro bajo el criterio de que no existe peligro de fuga pues demostraron tener trabajo conocido y arraigo familiar.