Álvarez estará preso hasta el 2027 por el caso Odebrecht

Juzgado encontró “indicios suficientes” del pago de un soborno de la constructora a favor del exmandatario por la vía Chacas - San Luis
Álvarez estará preso hasta el 2027 por el caso Odebrecht

Álvarez estará preso hasta el 2027 por el caso Odebrecht

12 de Junio del 2019 - 09:24 » Textos: Redacción » Fotos: Correo

El exgobernador regional de Áncash, César Álvarez Aguilar, se ha convertido en el primer funcionario peruano elegido por mandato popular, en ser sentenciado por actos de corrupción en el marco de una obra ejecutada por la constructora Odebrecht. Ayer, el Poder Judicial (PJ) ordenó que cumpla 8 años y 3 meses de prisión, al hallarlo autor del delito de colusión. Su encarcelamiento por este caso durará hasta el 10 de setiembre de 2027.

La jueza Nayko Techy Coronado, del Primer Juzgado Penal Unipersonal Nacional Permanente de la Corte Especializada en Corrupción de Funcionarios, dio lectura de los lineamientos de su sentencia respecto a presuntas irregularidades en la etapa de ejecución contractual de la obra de la vía Callejón de Huaylas -Chacas - San Luis, financiada por el Gobierno Regional de Áncash, por un monto inicial de 404 millones de soles.

Tras un juicio oral de 70 sesiones en la que se actuaron 750 documentales, se interrogó a 9 peritos y varios testigos; la magistrada llegó a determinar que existe “prueba indiciaria suficiente” para relacionar a Álvarez con la cadena de actos de corrupción que se cometieron en la ejecución de esta importante obra.

TESTIMONIOS CON PESO

La carretera que se le adjudicó a Odebrecht fue licitada en un paquete de obras de 840 millones de soles que se le encargó a la OEI, en el 2010. Los trabajos comprendían 100 kilómetros de extensión, que abarcaban territorios de tres provincias de Áncash así como la edificación del túnel en la denominada Punta Olímpica.

Aunque la acusación inicial contra Álvarez estaba referida a cuatro hechos, fue la acusación complementaria que ingresó el fiscal anticorrupción Elmer Chirre Castillo, en diciembre de 2018, casi a punto de concluir la actividad probatoria, la que pesó para que la juez Nayko Coronado condene al dos veces exmandatario ancashino.

La acusación complementaria de la Fiscalía recogía los testimonios de los colaboradores eficaces 01- 2017 y 02 - 2017, así como de un testigo con código de reserva, quienes comprometieron seriamente a Álvarez en los hechos de corrupción imputados.

La jueza sostuvo que ha sido el testimonio del colaborador eficaz 02- 2017 “el protagonista” y el que reveló que el “modus operandi” de Odebrecht para adjudicarse obras en diversos países, se había replicado en Áncash. Según esta persona, Álvarez recibió un soborno de 2,4 millones de dólares a cambio de que los trabajos sean ejecutados por esta constructora, a través de sus socias en Perú.

“En honor a la objetividad, debemos decir que hasta la primera parte (de la acusación), su participación (de Álvarez) es mínima (...) cuando viene el colaborador eficaz 2-2017, narra cómo es que se conciben estas irregularidades, y todo se corrobora, dice claramente que lo que la empresa (Odebrecht) buscaba era liquidez”, expuso la jueza.

El colaborador detalló que fue el exgerente de Infraestructura de Áncash, Dirsse Valverde Varas, el nexo entre Odebrecht y Álvarez. Indicó además que el pago del soborno se hizo a través de cuatro transferencia de dinero. Asimismo, contó que en el 2008 y 2009, Álvarez viajó a Brasil acompañado de Dirsse Valverde, en donde lo presentó como “un especialista en temas de infraestructura”.

La jueza considera que Dirsse Valverde solicitó el dinero a favor de los intereses de Álvarez Aguilar. Esto, por el grado de relación que tenían ambos y que iba más allá de gobernador - funcionario. Por ejemplo, dijo que existe una partida de matrimonio de Valverde en donde se aprecia que el exgobernador fue su padrino.

También pesó el hecho de que los testimonios indicaron que cada vez que Odebrecht pedía celeridad en algún trámite o hacía un reclamo, este se resolvía inmediatamente. Ello se debería a que Dirsse Valverde había prometido hablar directamente con Álvarez frente a estas incomodidades de la empresa.

“No hay una prueba directa que diga que (Álvarez) pidió directamente un beneficio económico, sino que a través de un tercero pidió el dinero, pero (...) hay una serie de elementos que indican que hay prueba indiciaria suficiente de que esto sí fue así”, remarcó la jueza.

AUTORES Y CÓMPLICES

Para la justicia el delito de colusión (en su modalidad simple y agravada) que cometió Álvarez, también tuvo otros autores así como cómplices.

Es así que la jueza también consideró culpables al exagerente de Infraestructura, Germán Martínez Cisneros y al exfuncionario regional Alberto Díaz Vilca. Ambos también han sido sindicados como autores del delito de colusión agravada, por lo que han recibido la misma condena que Álvarez : 8 años y tres meses de cárcel. El exfuncionario regional Leoncio Mauricio Chu, fue hallado autor del delito de colusión y recibió una pena de 6 años y 6 meses de cárcel. Todos ellos no acudieron a la audiencia, por lo que el juzgado giró órdenes de captura en su contra.

Ivonne Bayona Guío y Miguel Peralta Gibaja, han sido considerados cómplices del delito de colusión. Para la primera, se determinó 6 años de prisión y para su coprocesado, 4 años de cárcel. Sin embargo, en ambos casos, la jueza ordenó que el fallo se haga efectivo solo si la sentencia es confirmada por una Sala Superior. Mientras tanto, deberán cumplir reglas de conducta, de lo contrario, serán encarcelados.

Para Antenor Kjuro Beizaga y Lorenzo De La Cruz Sánchez, se dictó 4 años de prisión suspendida a tres en su ejecución.

En tanto, los exfuncionarios Roger Carranza Quiñones, Ángel Rondán Ramírez y Moisés Ángeles Obregón; fueron absueltos de las acusaciones por los principios de falta de pruebas y duda razonable.

Todos los sentenciados estarán inhabilitados para desempeñarse como funcionarios dentro de instituciones públicas por el mismo tiempo que purguen prisión. Además, deberán pagar una reparación civil de 10 millones de soles, de manera solidaria, tocándole el mayor porcentaje del abono (80%) al exgobernador, César Álvarez.

El veredicto que dio la jueza, establece además que se cursen copias certificadas al Ministerio Público de las actuaciones y testimonios expuestos en este juicio oral a fin de que se inicie una investigación contra Dirsse Valverde Varas, César Araujo Pereyra y a las empresas jurídicas del grupo Odebrecht, vinculadas con la ejecución de esta obra.

La sentencia en su totalidad será leída el próximo 21 de junio. Luego de ese día las partes tendrán el tiempo de ley para presentar sus recursos de apelación, en caso no estén de acuerdo con la decisión judicial.

Álvarez Aguilar siguió el desarrollo de la diligencia a través de vídeo conferencia, desde el penal de Piedras Gordas, donde cumple prisión preventiva por el caso “La Centralita” y una condena de 2 años de cárcel por el delito de malversación de fondos.

En Vivo

Lo más leído