Pobladores de Cáceres del Perú afectados por vías destruidas

Carreteras afectadas por huaicos no permiten que llegue ayuda a población de Huashcayán. En tanto, centro de salud ubicado en Colcap se encuentra en mal estado; lluvias han dañado el material inmobiliario y faltan medicinas
Pobladores de Cáceres del Perú afectados por vías destruidas

Pobladores de Cáceres del Perú afectados por vías destruidas

17 de Abril del 2017 - 09:12 » Textos: Redacción » Fotos: Correo

Ha pasado más de un mes desde que una torrencial lluvia desencadenó los más grandes daños registrados en los últimos años en la provincia del Santa, en Áncash. Y, sin duda, Cáceres del Perú -mayormente conocido como Jimbe- es uno de los distritos más abatido por El Niño costero. Es más, semanas antes desde que se desatara con más fuerza la emergencia a nivel nacional, la población de este distrito ya venía sufriendo a consecuencia de los desbordes y los huaicos.

INCOMUNICADO. En Cáceres del Perú se encuentra el caserío de Huashcayán, el cual -según los últimos reportes- permanece incomunicado debido a que sus carreteras continúan obstruidas por rocas y tierra producto de los diversos huaicos. Esta situación viene ocasionando que la ayuda humanitaria no llegue a los pobladores de este golpeado sector.

Huashcayán está ubicado a más de 2 mil 750 metros de altura. Los problemas en este centro poblado comenzaron desde enero último, cuando las lluvias empezaban a generar continuos desbordes que dificultaban el acceso de los vehículos.

La situación se volvió más crítica en marzo. Las intensas precipitaciones pluviales terminaron por bloquear las vías de acceso y dejar incomunicados a más de 600 pobladores.

Los daños en las carreteras han impedido que la población del caserío de Huashcayán pueda acceder al apoyo humanitario de alimentos y agua.

Se informó que maquinaria pesada de la empresa minera Golden Rock vienen realizando trabajos de limpieza en diversos tramos del camino; sin embargo, los pobladores exigen la presencia del Estado con prontitud porque consideran que hasta ahora ha estado ausente.

CULTIVOS. La principal fuente de ingresos de los pobladores del caserío de Huashcayán es la agricultura, actividad que se ha visto seriamente dañada por la fuerza de la naturaleza.

Se ha informado que, al menos, 60 hectáreas de los cultivos se han perdido en esta zona debido al colapso de los canales de regadío. Y la situación puede seguir empeorando.

Los hombres del campo piden apoyo inmediato pues se estima que la reposición de los tres canales de regadío afectados podría demorar hasta dos meses, tiempo en el cual se podrían dañar más sembríos.

Los primeros desbordes se encuentran a la altura de Chocuspuna, Cancherán, Miraflores y en el puente de Tauraquín.

En anteriores declaraciones, el alcalde de Cáceres del Perú, Jaime Carrión, mencionó que era importante rehabilitar las vías de comunicación en la brevedad debido a que los pobladores de las zonas aisladas no podían retirar sus cosechas para venderlas en la ciudad, con lo cual se ponía en riesgo su principal medio de sustento.

En aquella ocasión, la autoridad informó que maquinaria pesada se encontraba realizando trabajos de limpieza para recuperar la transitabilidad en los 20 caseríos que quedaron incomunicados a causa de las torrenciales lluvias y los fuertes huaicos que se han registrado en los últimos meses.

A través del puente aéreo ha sido la única forma de llevar un poco de ayuda a las comunidades afectadas por los desastres de la naturaleza.