Votos en blanco y nulos vencen en las últimas tres elecciones

En este último proceso electoral, el 25% de los electores en Áncash no respaldó a ningún candidato. Según especialista, estos refleja que muchos ciudadanos no se encuentran conforme con aquellos que aspiran a un cargo público
Votos en blanco y nulos vencen en las últimas tres elecciones

Votos en blanco y nulos vencen en las últimas tres elecciones

10 de Octubre del 2018 - 10:15 » Textos: Miguel Ríos » Fotos: Correo

En las tres últimas elecciones para el Gobierno Regional de Áncash (GRA), de lejos, han “ganado” los votos en blanco y nulos, que en conjunto superaron más del 20% de los votos emitidos en cada uno de los procesos. Los resultados de esta última elección dejan en evidencia el rechazo que un importante sector de la población le tiene a los candidatos. Solo por citar un ejemplo, los dos postulantes que pasarán a la segunda vuelta obtuvieron en conjunto el 21.99% de los votos emitidos; obstante, la sumatoria de los denominados votos no válidos alcanzó el 25.44%, es decir que una cuarta parte de los ciudadanos que acudieron a las urnas el domingo último no apoyó a nadie.

PROCESOS. En los comicios del 2006 fue la última vez que la suma de votos en blanco y nulos no logró superar a la del candidato que obtuvo el primer lugar. Aquella vez se alzó con el triunfo el postulante del hoy desaparecido movimiento independiente regional Cuenta Conmigo, César Álvarez Aguilar, quien consiguió el 23.69% de los votos emitidos. En tanto, los votos no válidos solo sumaron el 16.37%.

A pesar de que el líder de los denominados “comandos” volvió a ganar en los comicios del 2010, el panorama fue totalmente distinto. Cuenta Conmigo consiguió el 23.95% de los votos emitidos y el segundo lugar, que le perteneció al Movimiento Acción Nacionalista Peruano (Manpe), logró apenas el 9.66%. No obstante, los votos en blanco y los nulos sumaron 26.64%, es decir fueron más de lo que obtuvo la persona que fue designada como máxima autoridad de Áncash.

Vale precisar que César Álvarez consiguió el 32.65% de votos válidos, lo que finalmente le dio el triunfo en primera vuelta.

En los comicios del 2014, en tanto, la suma de los votos no válidos alcanzó el 21.38%. Aunque los votos en blanco y los nulos fueron menores a los de la elección anterior, el candidato que obtuvo el primer lugar solo consiguió el 14.14% de los votos emitidos. Ese puesto lo ocupó Ricardo Narváez Soto, postulante del movimiento regional Ande-Mar. En tanto, la segunda ubicación la obtuvo Waldo Ríos Salcedo, del movimiento regional Puro Áncash, que alcanzó el 13.67% de los votos emitidos.

Debido a que Ricardo Narváez solo consiguió el 17.99% de votos válidos (se requiere el 30% para ser declarado ganador), tuvo que enfrentarse en una nueva contienda a Waldo Ríos.

Como ya es conocido, en la segunda vuelta resultó ganador el candidato de “Puro Áncash”.

EN EL 2018. Según los resultados al 99.45% de actas procesadas, el candidato del movimiento regional El Maicito, Juan Rebaza Carpio, tiene el 15.91% de votos válidos, mientras que el postulante del partido Somos Perú, Juan Carlos Morillo Ulloa, alcanza el 13.59% de este tipo de votación. Al no superar ninguno el 30% requerido, ambos se disputarán el cargo de gobernador regional de Áncash en la segunda vuelta prevista para el domingo 9 de diciembre.

No obstante, si analizamos las cifras en base a los votos emitidos tenemos que Juan Rebaza registra un respaldo del 11.86% (77,625 votos), mientras que Juan Morillo cuenta con una aprobación de 10.13% (66,331 votos).

Los votos en blanco y los nulos, en tanto, alcanzan el 25.44%, es decir 166,518 ciudadanos que acudieron a las urnas el domingo último no apoyaron a nadie.

Es importante agregar que aquel día solo llegó a sufragar el 79% de los electores ancashinos.

ESPECIALISTA. El especialista en derecho electoral, Julio César Castiglioni, consideró que el altó porcentaje de votos en blanco y nulos en las tres últimas elecciones regionales en Áncash refleja el rechazo que le tiene un considerable sector de la población a los candidatos.

“Estas cifras reflejan que hay un rechazo a los candidatos (...) El elector no se siente conforme con los candidatos”, mencionó.

De otro lado, el abogado explicó que, en el caso de gobiernos regionales, al no obtener ningún candidato el 30% de los votos válidos se convoca a una nueva elección con aquellos que ocuparon el primero y el segundo lugar, y gana el que tiene más votos.

“(En la segunda vuelta) se gana por mayoría simple. Se convoca a elecciones dentro de los 30 días de haber obtenido los resultados oficiales, de allí en segunda vuelta gana el que tiene la mayoría de votos”, expresó.

Castiglioni indicó que las elecciones de segunda vuelta solamente podrían ser anuladas si es que los votos en blanco y los nulos llegan a alcanzar las dos terceras partes de los votos emitidos.

“Nulos y blancos es el 66.66% para que anulen las elecciones”, acotó.

Por último, el experto en temas electorales mencionó que la finalidad de la segunda vuelta es darle legitimidad al candidato que resulte ganador de los comicios.

“La segunda vuelta se ha hecho para que no se gane con un voto inferior, es más estuvieron por aumentar a un 40%, pero no se llegó a aumentar y solamente está en un 30%. La segunda vuelta se ha hecho para que los candidatos tengan legitimidad”, expuso. 

Desayunos de Correo

Lo más leído