Relleno Sanitario de Urubamba gestionará 25 toneladas diarias (VIDEO)

El Valle Sagrado de Los Incas por fin contará con una planta de tratamiento
Relleno Sanitario de Urubamba gestionará 25 toneladas diarias (VIDEO)

Relleno Sanitario de Urubamba gestionará 25 toneladas diarias (VIDEO)

02 de Diciembre del 2017 - 13:20 » Textos: Correo Cusco » Fotos: Correo Cusco

La disposición final de los residuos sólidos que se generan en el Cusco ha supuesto una problemática desde siempre; la ingente cantidad de basura producida por locales y turistas ha hecho que el manejo de los desechos sea un tema bastante delicado de tratar, ya que faltan rellenos sanitarios y plantas de tratamiento en la región imperial. 

Frente a esto, el Proyecto Especial Regional Plan Copesco, ha emprendido la obra del Relleno Sanitario de Urubamba, el mismo que aliviará la disposición final de los desechos producidos en todo el Valle Sagrado de Los Incas.

Este relleno se localiza en el distrito de Maras, en la zona de Jahuacollay, donde ya se han removido más de 145 mil metros cúbicos de tierra y se ha perfilado todo el vaso de vertido de la obra, teniendo un avance del 20% y con previsiones de ser entregado en ocho meses.

La obra está valorizada en 14 millones de soles y tiene por objetivo mejorar el manejo de 25 toneladas de residuos sólidos que se generan diariamente en los siete distritos de Urubamba.

“Además del relleno sanitario, también se ha previsto la compra de maquinaria pesada (camiones compactadores y retroexcavadoras), recojo, transporte, educación ambiental, tratamiento de residuos orgánicos e inorgánicos y capacitación a trabajadores de la municipalidad. Todos estos componentes hacen que el proyecto sea integral”, señaló el director ejecutivo del Per Plan Copesco, Ítalo Ramos.

La obra relleno sanitario se desarrollará en un espacio de 4,7 hectáreas y tiene una capacidad de almacenamiento de 200 mil metros cúbicos de residuos sólidos durante los 10 años de funcionamiento que se han previsto. Una de las áreas más importantes de la infraestructura a construir es el pozo de lixiviados. En este espacio se tratarán los líquidos generados por los residuos orgánicos.

Ante el temor de contaminación del suelo y agua con los lixiviados generados por los residuos orgánicos, los técnicos de Copesco explicaron que todo el pozo de vertido será impermeabilizado con una capa de un metro de altura. Esta barrera geológica está compuesta por grava gruesa, arcilla, tierra compactada y una geomembrana.

“Esta tecnología de impermeabilización impedirá que los lixiviados tengan contacto con el suelo. Es una especie de piscina donde los residuos sólidos quedarán encapsulados mientras que los líquidos (Lixiviados) serán transportados mediante una tubería hacia el pozo de tratamiento”, señaló el biólogo Eiger Sánchez.

Ramos Calderón, indicó que la gestión tiene el propósito de lograr que el Valle Sagrado de Los Incas se convierta en un destino limpio y saludable para el bien de la población y los turistas que llegan a la zona.