Pobladores expulsan a extranjeros tras asesinato de joven de 21 años (VIDEO)

Lircay les dio de plazo 24 horas antes de hacer justicia con sus propias manos

11 de Octubre del 2018 - 17:03 » Textos: Correo » Fotos: Cortesía

Un muchacho de 21 años, que fue a bailar a una discoteca murió apuñalado luego de una gresca con ciudadanos extranjeros que trabajaban como seguridad.

La víctima terminó con graves heridas punzocortantes en las afueras de la discoteca “Sótano” en el distrito de Lircay, Huancavelica. Policías de esta localidad detuvieron a tres ciudadanos venezolanos involucrados en la muerte.

La víctima fue identificada como Jorge Luis Soto Arango, quien sufrió heridas en el tórax y otras partes del cuerpo, según información del personal de seguridad ciudadana, que lo condujo al hospital de Angaraes. Lamentablemente, el joven dejó de existir en el trayecto. El hecho de sangre se produjo aproximadamente a la 4 de la madrugada de ayer en el jirón Maravillas del barrio Bellavista de Lircay. Allí la víctima y otras tres personas trataron de ingresar, pero no fueron admitidos por los vigilantes, debido a que la hora máxima de atención para este tipo de negocios es una de la madrugada. Por ese motivo se produjo una gresca en la cual otro joven, también resultó herido.

RETORNAN. Tras este primer incidente, el grupo de amigos (entre ellos la víctima) retornaron a la discoteca y volvió a producirse un altercado con los vigilantes del local, donde Jorge Soto, fue herido mortalmente. Al conocer del deceso, la Policía Nacional intervino a los venezolanos, José León Rumbos (45), Carlos Duran P.(28), César Tarazona L.(30). Los sospechosos son interrogados para determinar quien provocó las lesiones.

PROTESTA. Tras conocer de la captura de los sospechosos, la pobalción de Lircay se reunió en la plaza de la localidad para pedir justicia y que se expulsen a todos los ciudadanos extranjeros. Cientos de personas se movilizaron por las calles, y arremetieron contra locales de diversión que aseguran funcionan sin licencia de funcionamiento.

Tras varias horas, tanto el alcalde de la provincia de Angaraes, Balvino Zevallos Escobar y el Subprefecto Pablo Ñahuincopa Arango llamaban a la calma a los pobladores pero ante la ira de los protestantes optaron por dar 24 horas de plazo a los ciudadanos venezolanos para que abandonen Lircay.

El pazo se cumple hoy a las 17:00 horas.

Ojo en Familia

Lo más leído