Nicolás Maduro ordena el cierre de la frontera con Brasil y evalúa hacerlo con Colombia

544 adolescentes en la región Junín son o van a ser madres

Un 12% son víctimas de abuso sexual y la mayoría abandona los estudios y trunca su futuro
544 adolescentes en la región Junín son o van a ser madres

544 adolescentes en la región Junín son o van a ser madres

09 de Mayo del 2017 - 10:10 » Textos: Carmen Ramos » Fotos: Correo

En Huancayo y Concepción, en la actualidad, unas 544 niñas y adolescentes afrontan el difícil trauma de llevar un embarazo y también ya cargan con un bebé en brazos. El 12% de las menores fueron víctimas de abuso sexual de parte de padrastros y hasta profesores.

El trauma de una menor, víctima de abuso sexual que va a ser madre, es muy difícil de asumir. Es por ello que muchas de ellas son enviadas a refugios y casas hogares donde puedan continuar con una vida tranquila y recibir terapias y educación.

La responsable del hogar de menores gestantes Teresa de Calculta, Edith Rimari explica que cuando las adolescentes están gestando y se quedan con sus familias, la mayoría deja los estudios y empieza a trabajar o se dedica a su hogar.

En el hogar de madres adolescentes tienen a una niña de 12 años y una adolescente de 14 años en gestación, quienes pese a estar lejos de sus familias, tienen la oportunidad de estudiar y gozar del cuidado de la gestación y de sus hijos hasta cumplir la mayoría de edad.

Sin embargo no todos tienen la misma suerte, el 2016, dos adolescentes que resultaron embarazadas en la institución educativa “Libertadores de América” resultaron embarazadas, ellas dejaron de estudiar y fueron trasladadas a sus comunidades. En la I.E. Mariscal Castilla, una adolescente resultó embarazada, concurrió hasta el cuarto mes y luego dejó de estudiar, porque era señalada por sus compañeros.

Irma Alarcón López encargada de tutoría de la Unidad de Gestión Educativa Local de Huancayo, explicó que las adolescentes embarazadas no deben ser impedidas de continuar los estudios, ya que hacerlo es cortar su derecho a la educación.

CAMBIOS.  El embarazo en las menores de edad implica una serie de cambios físicos y psicológicos, y como sus cuerpos no están preparados para la maternidad, son consideradas un grupo vulnerable, es por ello que en los centros de salud es una prioridad captar a las menores embarazadas a fin que sigan sus controles de embarazo y así procurar el bienestar de su salud y de sus bebés por nacer, acotó el médico y director de la Red Valle del Mantaro, Luis Rodríguez.

Es por ello que las campañas para prevenir el embarazo en los adolescentes se intensificarán en los centros educativos, ya que una gestación a tan corta edad ya se ha convertido en un problema de salud pública por el incremento de casos año a año. Ahora el personal de los centros de salud, concurre a los centros de salud a brindar consejería a los adolescentes.

Lo más leído