El Chaccu de vicuñas: actividad cultural y económica que busca proteger a este animal (FOTOS)

Les dieron 240 camélidos y ahora tienen 500, en tradicional ceremonia recolectaron más de treinta kilos de fibra

06 de Julio del 2017 - 12:56 » Textos: Rosario Rodríguez » Fotos: Jarmila Medina

Todo el año esperan que llegue este día. En Aychana, (lugar de bastante carne), las mujeres alistan la cchaqta (queso, carne, chuño, tortilla de maíz y papa) para la merienda, mientras los varones arrean las vicuñas hacia los cercos de mallas para comenzar con el chaccu.

Así la comunidad campesina de Marancocha del distrito de Comas (Concepción), se prepara para la esquila de estos emblemáticos camélidos sudamericanos. Esta vez, escogieron la zona de Pulumpampa para la tradicional ceremonia del pagapu a la pacha-mama y el cuarto chaccu. Ya cuando el sol iluminaba el pico Verdis, se tendieron las mantas multicolores con coca y cigarros, como muestra de agradecimiento a la madre tierra por permitir aprovechar los recursos que se conservan en ésta área natural protegida.

En medio de cánticos, con la tinya, el yungor, se inicia la fiesta. Los pobladores de Aychana -Marancocha no dejan de danzar porque de las 240 vicuñas que les entregó el Gobierno Regional de Junín, ahora tienen 500. Para el chaccu escogen los ejemplares a esquilar, solo se trasquila a los camélidos cuya lana alcanza los 2 centímetros, para luego escoger la fibra de la cerda. El ingeniero Fernando Párraga Dávila, de la Dirección de Agricultura de Junín (DRAJ), explicó que se recolectaría unos 30 kilos de fibra para ser vendidos con el permiso de Serfor.

COSTOSO. Cada kilo de fibra cuesta 470 dólares, por ello los pobladores tienen una empresa comunal. Ellos ‘guapos’ dicen que crían ganados y por el abundante agua tienen pasto de buena calidad con proteínas, y eso lo confirmaron los ingenieros del DRAJ. Para Marancocha, la crianza de vicuñas es la esperanza de prosperar.

MONITOREO. La vicuña vive 16 años y cada una produce 160 gramos de fibra, el Gobierno Regional de Junín busca conservar la valiosa especie.