Temas

​En Sicaya, torero español sufre cornada, corre y salta para evitar puntazo fatal

Espectadores se asustaron, pero lidiador retornó al ruedo
​En Sicaya, torero español sufre cornada, corre y salta para evitar puntazo fatal

​En Sicaya, torero español sufre cornada, corre y salta para evitar puntazo fatal

06 de Agosto del 2017 - 09:42 » Textos: Rosario Rodriguez » Fotos: Vidal Solier

Zarandeado acabó el torero español Emiliano Serna, luego de ser cogido del pantalón (traje de luces) en la monumental plaza de toros del distrito de Sicaya. Fue cerca de las 17:30 horas del viernes, cuando el torero hacía gala de los pases con la capota, repentinamente el toro de color negro, logró cogerle del pantalón para luego tumbarlo en plena corrida. Los gritos de los espectadores no se dejaron esperar, pero el lidiador se puso de pie y cuando el animal iba a embestirlo nuevamente, corrió para luego saltar la baranda.

INDULTAN. En cuestión de segundos, Emilio Serna con la ropa empolvada, regresó al ruedo para conducir repetidamente las embestidas del toro, ganándose el aplauso de los asistentes. “Fueron dos embestidas, primero lo tiró y el español salió girando del piso, no hubo mayor problema, salieron los toreros auxiliares; pero en el segundo si lo agarró de la basta del pantalón se lo rompió y lanzó al piso. El torero corrió y saltó”, contó Vidal Solier quien pudo captar el embiste.

Esta vez el ‘matador’ resultó con leves contusiones y no fue necesario que concurriera a algún nosocomio. Fueron tres los toreros que participaron en la denominada corrida de gala en honor a ‘Santo Domingo de Guzmán’, los españoles Sánchez Vera, Emilio Serna y el peruano Juan Carlos Cubas quien se ganó el escapulario.

Uno de los toros fue indultado por sus elegantes y constantes cornadas. En tanto, en la puerta de la plaza un grupo de ciudadanos del colectivo “Huancayo Antiuarino”, realizaron un plantón contra la corrida mostrando su rechazo por la muerte de los toros. Policías de la comisaría del distrito vigilaron la zona para evitar alborotos. En medio de los quince moradores que querían entrar a protestar a la plaza, un desconocido se llevó la llave de contacto del patrullero de la comisaría del sector.

Seis toros y tres toreros participaron de la corrida denominada de gala. La plaza estuvo abarrotada.