​Bebé y discapacitada son rescatadas de milagro

Fueron once casas afectadas, cuatro destrozadas y más de 50 familias damnificadas por aguacero.
​Bebé y discapacitada son rescatadas de milagro

​Bebé y discapacitada son rescatadas de milagro

04 de Diciembre del 2017 - 08:58 » Textos: Efraín Huerta » Fotos: Efraín Huerta

Baldes y miles de trampeadores, fueron las armas para que cientos de huanuqueños combatieran las intensas lluvias que por más de ocho horas castigaron a la región Huánuco. Las precipitaciones dejó en silencio y oscuridad a la ciudad del ‘Cóndor pasa’. Y mientras eso ocurría en Huánuco, en Amarilis tuvieron que rescatar del techo a una bebé de tres meses y un discapacitada.

Estragos. La lluvia que al inició comenzó como una garúa tomó fuerza al promediar las 5:15 de la tarde y los rayos y truenos sacudieron con fuerza las diferentes zonas de Huánuco y es así que al inicio del fenómeno climático el fluido eléctrico se fue de la ciudad dejando a oscuras a cientos de pobladores.

El miedo se apoderó de todos y luego de casi cinco horas de lluvia, las casas del Jr. Mayro de Llicua Baja, cedieron y uno de los techos de los hogares colapsó destrozando las calaminas que cubrían a toda una familia.

Los gritos de auxilio de Cintya Rivera Pardave, alarmaron a los vecinos que acudieron al llamado y vieron sorprendidos que el techo había cedido y las puertas estaban bloqueadas. La hija de solo tres meses de nacida estaba mojada en su brazos y en una intervención heroica de los vecinos pudieron sacarla por el techo y usando cuerdas y palos lograron rescatar a la familia Rivera Pardave.

La noche del terror no terminaba y nuevamente los gritos de ayuda se multiplicaban al correr las horas, es así que una mujer discapacitada identificada como Alina Teresa Bravo, pedía socorro a los vecinos debido a que la casa de Cintya Rivera, ubicada a la vuelta, se había inundado y no podía salir. Los cables de luz estaban por los suelos y la mujer de 38 años, no podía salir.

Pero milagrosamente su esposo llegó para rescatarla del trabajo y la cargó en la espalda y cubierto de barro salió con ayuda de los vecinos. De igual forma el sector de Pillco Marca, sufrió los estragos y al menos once casas fueron declaradas en emergencia y las pistas se convirtieron en pozos enormes, donde un trimóvil cayó pero de milagro el conductor y tres pasajeros se salvaron.

Asimismo, una de las instituciones más afectadas fue la de Rósulo Soto, que terminaron inundadas sus más de 20 aulas de clases y el patio que se convirtió en una piscina de color marrón.

Las torrenciales lluvias fueron en toda la provincia de Huánuco y puso en alerta las quebradas originando nuevas grietas se abrían en los cerros de Pillco Marca. Caso parecido fue el del cerro de Vichaycoto, que producto de las lluvias , las piedras y la mitad del cerro se vino abajo cerrando temporalmente la Carretera Central.