Ica

Aguas servidas son vertidas al cauce La Achirana

Pobladores señalan que Emapica es responsable de contaminación y piden la intervención de autoridades.
Aguas servidas son vertidas al cauce La Achirana

Aguas servidas son vertidas al cauce La Achirana

30 de Enero del 2018 - 10:42 » Textos: A. Bernaola » Fotos: Grupo Epensa

Vecinos de la calle Tarapacá, en el distrito de Parcona, denunciaron que las aguas servidas del sector son vertidas al cauce La Achirana, y que esto genera olores fétidos y focos infecciosos que ponen en riesgo a cientos de familias que viven por el lugar.

Ermelinda Hernández, pobladora de la zona, afirmó que las aguas contaminadas son vertidas diariamente en La Achirana por Emapica y esto pone el peligro a los que viven cerca al cauce.

OLORES FÉTIDOS. “Estamos cansados de vivir con los olores fétidos de las aguas servidas; esto es insoportable. Tememos que pueda ocurrir alguna epidemia entre los pobladores”, denunció la moradora.

Invocó, además, a las autoridades del distrito de Parcona y a los funcionarios de Emapica poner fin a la contaminación en La Achirana.

SIN RESPUESTA. El problema sería constante y permanente. Pese a los llamados a Emapica, no se ha encontrado respuestas para darle solución al problema.

“Es un problema vivir así todos los días. El trabajo de Emapica no se ve. Pedimos al alcalde de Parcona que pueda darle una pronta solución al problema de las aguas servidas”, remarcó Ermelinda Hernández.

También alertó que en esta temporada la acumulación de las aguas contaminadas puede generar criaderos de zancudos, y esto conllevar a que los pobladores puedan ser infectados con zika, dengue o chikungunya.

Los vecinos de la zona temen contagiarse “con el dengue, y a que esto puede generar criaderos de zancudos y los más perjudicados serían los niños y ancianos que viven en la zona”.

Por su parte, el ciudadano Carlos Torres aseguró que las aguas servidas discurren hasta los campos agrícolas, perjudicando también a los agricultores. “Las aguas de La Achirana se mezclan con las aguas servidas y con eso riegan los agricultores”, dijo.

BASURA. Además, dicho lugar se encuentra cubierto de basura. Los recicladores llegan junto a sus hijos menores de edad y se ven expuestos a las aguas residuales, con lo que ponen su salud en riesgo.