Ica

Cuerpo hallado podría ser de periodista desaparecido

Varias características guardan similitud con el joven buscado e incluso el tiempo de fallecimiento.Pruebas de ADN serán determinantes.
Cuerpo hallado podría ser de periodista desaparecido

Cuerpo hallado podría ser de periodista desaparecido

28 de Febrero del 2017 - 10:13 » Textos: S. Farfán » Fotos: Grupo Epensa

Luego de un intenso trabajo de recojo y levantamiento de escombros con maquinarias en la bocatoma Calderón del caserío Callango, en Ocucaje, se logró rescatar el cadáver de una persona de sexo masculino de aproximadamente 30 años.

El cuerpo estaba en un avanzado estado de descomposición, desnudo y solo con zapatillas. Por las características no se descarta que se trate del periodista desaparecido Julio César Moisés Mesco (27).

El levantamiento del cadáver se realizó a las 6:00 p. m. del último domingo con presencia de los familiares del joven desaparecido. Ellos lo buscaban en la mencionada zona desde el pasado viernes junto a integrantes del Departamento de Investigación de Trata de Personas y Desaparecidos (DEPINTRAP).

Cipriano Moisés Flores, padre del joven, indicó que las zapatillas podrían ser las mismas que de su hijo y que además las manos del cadáver tienen características idénticas.

El cuerpo llegó a la morgue central de Ica a las 9:30 de la noche para la necropsia de ley y ayer, por la mañana, los familiares del periodista, muy preocupados, también acudieron al lugar y luego al DEPINTRAP, donde se continúan las investigaciones de forma reservada.

En la tarde, los familiares obtuvieron los resultados de la necropsia, pero aún continúan con la angustia de saber si se trata de su hijo o no. La incertidumbre es mayor tras las coincidencias de los resultados de Medicina Legal, pues señalan que tendría de 10 a 12 días de fallecido, similar al tiempo de la desaparición.

Según fuentes cercanas al Instituto de Medicina Legal, los resultados arrojaron que la causa de la muerte del occiso es asfixia mecánica por obstrucción de vías respiratorias (ahogamiento), sin presentar signos de violencia.

Los familiares buscan a uno de los odontólogos que trataron al joven para que se le realice el odontograma. Asimismo, los especialistas están deshidratando la piel macerada del cadáver para analizar sus huellas dactilares. Acelerando el proceso, se podría obtener en dos días. También se espera la prueba de ADN, que demora 10 días y es la que definirá si se trata del periodista desaparecido.