Ica

Exigen justicia en audiencia de EsSalud

Guillermina Espinosa de Quispe, entre lágrimas reclamó a la enfermera Pilar Noriega por la supuesta negligencia que cometió contra su hija.
Exigen justicia en audiencia de EsSalud

Exigen justicia en audiencia de EsSalud

15 de Diciembre del 2014 - 05:51 » Textos: Diario Correo » Fotos: Diario Correo

El último sábado, funcionarios del hospital Félix Torrealva realizaron la audiencia pública “Hablemos en confianza”, donde se dio a conocer los avances de la institución y las dificultades por subsanar, pero a poco de concluir esta audiencia fue interrumpida por Guillermina Espinosa de Quispe, quien entre lágrimas reclamó a la enfermera Pilar Noriega por la supuesta negligencia que cometió contra su hija y que le habría ocasionado la muerte.

Durante el evento de casi una hora y media, los representantes indicaron que el hospital avanzó en un 95%, resaltando que parte de las deficiencias está en la falta de médicos especializados y la falta de seriedad de los asegurados cuando solicitan una cita y no acuden a ella.

Exige justicia

Parte de la audiencia se enfatizó en la calidad de atención, pero esta fue puesta en tela de juicio por Espinosa de Quispe. El gerente encargado, César Mora Bravo, culminó su exposición y pidió a los asistentes dar a conocer si tenían alguna inquietud, por ello la citada ciudadana tomó la palabra y señaló que hasta ahora exige justicia por la muerte de sus dos familiares por supuestas negligencias médicas en el hospital EsSalud.

Guillermina Espinosa cuestionó el desempeño de la enfermera Pilar Noriega, quien se encontraba en la mesa principal, a quien acusó de haber causado el deceso de su hija hace un año luego de haberle aplicado una inyección. “Hecho que hasta hoy está impune”, dijo.

“Exijo justicia por la muerte de mi hija. La negligencia de los médicos la mató”, añadió acongojada.

Guillermina también reclamó por la muerte de su esposo meses antes del fallecimiento de su hija, argumentando que ambos habrían sido por negligencia médica.

Ante las sentidas palabras expresadas, ninguno de los directivos tuvo a bien responder y dieron por concluida la audiencia.

Ante las interrogantes de la prensa al gerente encargado, este fue poco convincente con sus declaraciones sobre el tema de las negligencias que ya fueron denunciadas.