Ica

Nueve meses de prisión preventiva para descuartizador

Ministerio Público acusa a José Enrique Muñoz Obradovich de robo agravado con subsecuente muerte.
Nueve meses de prisión preventiva para descuartizador

Nueve meses de prisión preventiva para descuartizador

29 de Junio del 2015 - 15:58 » Textos: Diario Correo » Fotos: Diario Correo

Luego de confesar a la policía y fiscalía dónde había botado las partes del cuerpo de la funcionaria de la SUNARP, Dra. Brigitte Johana Yactallo Ayala (33), el imputado de robo agravado con subsecuente muerte, José Enrique Muñoz Obradovich, ahora contradictoriamente asegura ser inocente.

La sala del Juzgado Penal de Investigación Preparatoria, presidido por el juez Héctor Añanca, ayer fue escenario de la defensa del abogado del acusado, quien irónicamente dijo no ser el asesino y brindó una serie de versiones poco creíbles para el juez y asistentes.

La audiencia de requerimiento de prisión preventiva solicitada por el Ministerio Público inició ayer a las 14:30 horas y culminó cerca a las 17:15 horas, cuando el juez ordenó nueve meses de prisión preventiva pese a considerarlo un caso complejo que implicaría 18 meses.

OTRA VERSIÓN

El sábado último, el llamado ‘descuartizador de Ica” decidió confesar dónde y cómo se había desecho del cuerpo, conduciendo a la policía, fiscalía, peritos y criminalística a los lugares que eligió para deshacerse de los restos; sin embargo, sorpresivamente ayer, ante el juez de la Sala Penal de Investigación Preparatoria, dijo ser inocente y que halló el cuerpo sin vida en la casa de la víctima y, por temor a ser culpado del crimen, lo mutiló y llevó las partes a diferentes lugares.

El fiscal Yuri Alioska Antezana, representante del Ministerio Público, presentó el requerimiento de prisión preventiva argumentando la existencia de pruebas más que suficientes, como las pericias especializadas de bluestar realizadas en los ambientes del inmueble M-8 de la urbanización Puente Blanco, donde ocurrió el crimen. Dichas pericias arrojaron “positivo a presencia de sangre en cantidades en todos los ambientes”. Asimismo, remitió el informe policial de las declaraciones y actas de constatación de los inmuebles. También las declaraciones de la dueña de la casa y su hija, Anni Carolina Mayo Baldosea, quien era su expareja. Las confesiones de ambas traerían abajo la defensa del imputado.

DEFENSA

El abogado del investigado argumentó su inocencia al no haber ningún elemento de prueba para la acusación de robo agravado con subsecuente muerte - homicidio, asegurando que su defendido colaboró con la policía.

En su defensa, Enrique Muñoz Obradovich, dijo: “yo no mate a Brigitte Yactallo Ayala, soy inocente. Mantenía una relación a escondidas con ella desde abril, por eso tenía las llaves. El viernes 19 llegué a la casa en horas de la tarde porque me obligaban desconocidos que me llamaron para retornar de Pisco cuando viajaba Lima. Cuando entré a la casa, la encontré muerta y tenía miedo que me culpen, por eso me deshice del cuerpo y la laptop no la robé, ella me la entregó para arreglarla porque lleve cursos técnicos”.

SERÍA UNA COARTADA

Para el Ministerio Público resultó ser una falsedad su defensa, basándose en la declaración de la hermana de la fallecida, quien contó a la Dirincri Lima que hablaba por teléfono con la víctima el día de los hechos y esta, al escuchar sonidos dentro de la casa, le dijo que sentía miedo y de pronto se cortó la llamada. Además, las declaraciones de la dueña de casa indican que en dos oportunidades la víctima se quejó del ingreso del imputado, a quien le llamó la atención. La declaración de la aún esposa del acusado también contradice la versión de este, por el tiempo que no están juntos y el acceso que tiene a la casa. A ello se suma las versiones que dio Muñoz Obradovich a la policía, donde en el tiempo de las actividades que realizó el 19 de junio se contradice.

El juez consideró “peligro de fuga” y determinó que el pedido de prisión preventiva es fundado, por considerar elementos de convicción graves y fundados en el delito de robo agravado con subsecuente muerte.

Para el Ministerio Público no tendrían sentido las versiones que ahora justificarían el crimen. Las declaraciones que ha dado el imputado a la policía, fiscalía y ahora al juez con contradictorias, por lo que el caso es considerado de complejidad para las investigaciones.

PERFIL PSICOLÓGICO

Las pericias psicológicas efectuadas al procesado José Muñoz Obradovich arrojaron que es “una persona fantasiosa, tendiente a ser ambicioso y satisfacer sus requerimientos superfluos de manera inmediata. No se muestra como es, esconde su verdadera personalidad. Es persuasivo, frío, indiferente, calculador”.

Además señalan que “en los exámenes psicológicos muestra actitud desafiante, retador. Es indiferente al dolor ajeno. En su vida impulsiva denota carga emocional negativa, no es tolerante, irrumpe en estados de ofuscación y reacciona con violencia, no mide las consecuencias de su accionar, capaz de hacer daño a terceros, evidencia correlato de los hechos no congruentes, tendiente a mentir, es prolijo. Emplea detalles excesivos en sus comentarios para su beneficio, se encubre en acciones positivas que lo hacen disfrazarse en un ser inofensivo”.

INVESTIGACIONES

Las investigaciones policiales y fiscales continúan. Para hoy se tiene previsto continuar con la búsqueda de los brazos y piernas que aún no han sido halladas. Agentes de la Divincri Ica investigan para determinar loa detalles del caso.

Fuentes policiales informaron un posible secuestro o desaparición de Anni Carolina Mayo Baldosea, quien, tras la detención del imputado, está no habida. La situación hace especular su participación en el crimen.

Lo más leído