Ica

Secuestradores pedían 10 mil soles para liberar a menor

Confuso rapto es investigado por agentes de la comisaría de Grocio Prado, en Chincha
Secuestradores pedían 10 mil soles para liberar a menor

Secuestradores pedían 10 mil soles para liberar a menor

11 de Mayo del 2018 - 10:35 » Textos: Correo Ica » Fotos: Grupo Epensa

Una niña de 13 años estuvo secuestrada durante ocho horas, por unos sujetos que se mantienen ocultos en la provincia de Chincha. La menor estaba a pocos metros de su vivienda, que está ubicada en Grocio Prado, cuando fue amenazada por desconocidos para que ingrese a un automóvil.

El líder de esta organización exigía el pago de una considerable suma de dinero para liberar a la indefensa menor.

El secuestro. La menor fue raptada cuando salió de su domicilio para dirigirse a una bodega con la intención de comprar pan para el desayuno familiar. En ese trayecto, fue tomada por un sujeto que, en complicidad con otro, le tapó la boca y los ojos para obligarla a subir a un carro en el que la transportaron por varios minutos hasta llegar a una vivienda.

Hasta el momento se desconoce la ubicación exacta de este inmueble.

Durante todo este recorrido, la menor (de identidad reservada) se mantuvo con los ojos tapados y solo podía escuchar el plan urdido por los secuestradores. Fue uno de estos desalmados quien la obligó a revelar el número del celular de su madre con la intención de comunicarse con ella para exigir una recompensa. Según reveló una fuente oficial, la familia recibió el llamado donde los secuestradores exigían 10 mil soles para liberar a la menor.

El secuestro fue comunicado a la policía y, de inmediato, se dispuso un patrullaje intensivo en toda la ciudad para ubicar a los criminales. Se recorrieron asentamientos humanos, centros poblados y sectores de alto índice delictivo, pero no hubo ningún resultado favorable para la familia. Después de varias horas, los secuestradores -al verse acorralados por la policía- se comunicaron con la madre de la víctima anunciar su liberación.

Según relató la misma fuente, los desconocidos liberaron a la niña no sin antes advertir que iban a regresar por su dinero.

Tras esta comunicación, los delincuentes abandonaron a la menor en la carretera de penetración al distrito de Alto Larán. Unas personas que pasaban por el lugar, la ayudaron para que pueda reencontrarse con su familia después de ocho horas de estar en poder de una banda criminal que acecha esta ciudad.