Ica

Zonas del río Matagente siguen vulnerables

Existen lugares del río chinchano que no han sido intervenidos pese a desbordes ocurridos el verano pasado
Zonas del río Matagente siguen vulnerables

Zonas del río Matagente siguen vulnerables

30 de Noviembre del 2017 - 12:08 » Textos: C. Castillón » Fotos: Grupo Epensa

Entre febrero y marzo de este año, el caudal del río Matagente alcanzó un intenso volumen que acabó con las ínfimas defensas ribereñas. 

El río afectó decenas de cultivos agrícolas, viviendas y puentes. Su paso dejó cuantiosos daños materiales y las pérdidas podrían repetirse en el próximo verano pues “no se ha hecho nada en los puntos críticos del río”, según advirtió Francisco Corbetto, representante del comité de Gestión de Defensas Ribereñas de los ríos Chico y Matagente.

Entre los sectores no trabajados, están Punta de la Isla, Los Chelos y Mónica Vargas. Estos tres puntos fueron afectados por desbordes el verano pasado y hasta el momento no se ha realizado la defensa respectiva para paliar los embates de la naturaleza. 

Solo en el tramo conocido como Mónica Vargas existen aproximadamente 200 metros de abertura de río. Si esta área no se corrige antes de la llegada del agua de avenida podría afectar a los pobladores de Alto Larán y El Carmen. 

Corbetto mencionó que debido al colapso de estas zonas la afectación causada por el Matagente se sintió en Wiracocha, en El Carmen, y poblados aledaños que se quedaron incomunicados. 

Además, el caudal arrasó cientos de cultivos y varios terrenos agrícolas que están en la ladera del río fueron cercenados. En el último verano, el Matagente también irrumpió en el centro poblado Cañapay destrozando decenas de viviendas. Pero, los puntos críticos antes mencionados no son los únicos que carecen de intervención. 

Río arriba la situación es más calamitosa. En Punta de Diamante, sector donde finaliza el río San Juan y nacen los ríos de Chincha, no existe trabajo alguno por reparar los daños acumulados durante varios años. 

“Si ahorita llega el agua y se carga para el río Chico, esto va hacer que el agua cruce hacia el cauce del Matagente y va suceder la misma desgracia y hasta peor de lo que fue en el verano pasado”, sentenció el representante del Comité de Gestión.