Deudos dicen sentir temor por liberación de “Gringasho”

Al respecto, el alcalde de Trujillo, Elidio Espinoza, considera que el prontuariado delincuente no se habría reformado en el Centro Juvenil. En tanto, la madre de una de las víctimas expresa que tiene miedo porque podrían tomarse represalias
Deudos dicen sentir temor por liberación de “Gringasho”

Deudos dicen sentir temor por liberación de “Gringasho”

01 de Noviembre del 2017 - 09:21 » Textos: Fiorella Blas » Fotos: Correo

Al concerse que este fin de semana Alexander Pérez Gutiérrez, más conocido en el hampa como “Gringasho”, abandonará el Centro Juvenil Ancón II de Lima, tras cumplir seis años de prisión por el delito de homicidio calificado, las reacciones no se han hecho esperar.

En ese sentido, quien no dudó en pronunciarse fue el exjefe policial y alcalde de Trujillo, Elidio Espinoza Quispe, que consideró que el sicario juvenil no se habría reformado, y por ello las autoridades locales deberían estar alertas.

De igual manera, los deudos de una de las víctimas asesinadas por el prontuariado delincuente dijeron sentir temor ante su salida del centro juvenil, pues podría tomar represalias contra ellos.

Como se recuerda, el 1 de noviembre del 2011, a los 16 años, el delincuente juvenil fue hallado culpable por el Poder Judicial de La Libertad, por asesinar a un mototaxista y a una joven gestante de 19 años, pareja de su primo.

El ahora delincuente juvenil, de 22 años, se encuentra recluido en el Centro Juvenil Ancón II , sede que lo alberga desde el 2013, ya que en el 2011 y en 2012 escapó de los centros juveniles La Floresta (en Trujillo) y de Lima, conocido como “Maranguita”, respectivamente.

Se pronuncia. Para el exjefe policial, Elidio Espinoza Quispe, la liberación de “Gringasho” representaría una preocupación para las autoridades, debido a que considera que Alexander Pérez Gutiérrez no se habría reformado.

“Yo creo que hay que tener mucho cuidado porque no es cualquier persona la que sale, sobre todo con los antecedentes que todos los conocemos, no solo en Trujillo, sino cuando se escapó en ‘Maranga’ y los crímenes que cometió acá. Se inició, cuando era adolescente, seccionando el cuerpo de la enamorada de su primo cuando estaba en estado y fue a enterrarlo a Coscomba. Ahora que sale en libertad, las autoridades tienen que estar pendientes de eso”, dijo.

Asimismo, el coronel en retiro comentó que debido a los antecedentes delictivos que tiene este sicario juvenil, no podría reinsertarse en la sociedad como se espera.

“Particularmente no creo que se haya reformado, porque cuando era policía nos contaba que vivía en Río Seco y al frente vivía su tío, el delincuente conocido como ‘El Soli’. Cuando todavía no ingresaba al crimen él nos narró cómo se había criado y decía: ‘Me visten, me dan dinero, me dan alcohol, me dan mujeres’. La tenía fácil y seguro en su momento le dijeron toma el arma, anda mata; y así empieza su historial criminal”, refirió Espinoza Quispe.

Temor. Al enterarse de la liberación de Alexander Pérez Gutiérrez, la madre de Edwin Marreros Silva, una de las víctimas de este sicario juvenil, Alcidia Silva Ulloa, dijo sentir cierto temor debido a que ella persistió en el proceso judicial por el cual se le dictó seis años de prisión al conocido como “Gringasho”.

Debido a los antecedentes que tiene Pérez Gutiérrez, la madre del taxista que fue ultimado por el prontuariado delincuente, no descarta que “Gringasho” pueda tomar represalias.

“Siento un poco de temor porque podría vengarse, ya que yo seguí hasta el final con el juicio de mi hijo para que lo sentencien. En el caso de mi hijo no hubo testigos, pero yo continué hasta el final”, comentó la madre de familia.

Asimismo, Alcidia Silva consideró que el peligroso hampón debió haber recibido una pena mayor por los crímenes que cometió; sin embargo, al estar a pocos días de quedar en liberta, dice dejar todo en manos de la justicia divina.

Por sus antecedentes, la madre del taxista duda en que el sicario más joven de aquellas épocas se haya reformado, por lo cual le inquieta su salia del centro juvenil.

Peligro común. “Su entorno familiar está ligado a la delincuencia, por lo que podría volver a eso. Su conducta es introvertida y presenta psicopatía”, señaló a Correo Julio Magán, gerente de Centros Juveniles del Poder Judicial.

El funcionario subrayó que no existe ninguna garantía de que “Gringasho” no vuelva a delinquir.

“Cuando una persona sale de un centro de reclusión tiene tres posibilidades. O sale igual de lo que ingresó, peor o mejor. Nosotros apostamos a que pueda hacer algunas actividades buenas. Aunque nadie puede garantizar que cuando salga no vaya a cometer hechos delictivos. Es una posibilidad, yo espero que no lo haga”, detalló.

En redes sociales criticaron que Pérez Gutiérrez abandone el penal de Ancón teniendo un largo historial delictivo. Criticaron que las leyes peruanas son benignas con crímenes de menores de edad. “Gringasho” es considerado como el sicario juvenil que, con mayor fuerza, atemorizó a Trujillo por varios años. Su historial delictivo empezó a los 12 años en la banda “Los Malditos de Río Seco”, según señalan las investigaciones policiales. Con ellos, practicaba su puntería matando perros callejeros.

Su tío Roberto Gutiérrez Guzmán lo introdujo en el mundo de la delincuencia. Aunque lo sentenciaron por dos asesinatos, las autoridades le atribuyen al menos 10 crímenes.

Cabe indicar que la salida de “Gringasho” fue confirmada meses atrás por el gerente de Centros Juveniles del Poder Judicial, Julio Magán.

Crímenes. Como se recuerda, “Gringasho”, hace seis años alcanzó notoriedad cuando la Policía reportó que los crímenes que ocurrían en algunos sectores de Trujillo, como el distrito El Porvenir, eran obra nada menos que de este sicario.

Entre sus presuntas víctimas figuraban Deysi Carolina García Tooth (23), a quien habría asesinado en el 2010. Ella se encontraba en estado de gestación, pero al no haber pruebas concluyentes que lo inculpen del siniestro hecho, salió en libertad.