El presunto “arreglo” que involucra a Velásquez y a dos abogados trujillanos

Testigo reveló a Fiscalía que nombramiento de magistrado fue coordinado con asesores de CNM Pablo Sánchez y Miguel Torres, ambos egresados de la UNT, y a quienes se les habría entregado dinero
El presunto “arreglo” que involucra a Velásquez y a  dos abogados trujillanos

El presunto “arreglo” que involucra a Velásquez y a dos abogados trujillanos

04 de Septiembre del 2018 - 10:07 » Textos: Omar Aliaga » Fotos: Correo

Fueron tres días de abril claves para el desarrollo de esta historia. Tres otoñales días de abril: el 25, 26 y 27 de abril.

En estas fechas ocurrieron los hechos que definieron el nombramiento del magistrado Armando Mamani Hinojosa, cuyos indicios de corrupción implican al hoy preso Walter Ríos. Pero, también, salpican ahora, en virtud a la confesión de un testigo, a varios miembros del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), entre ellos el hasta hace poco presidente de la entidad y exrector de la Universidad Nacional de Trujillo (UNT), Orlando Velásquez Benites, y a los asesores y egresados de la misma casa de estudios, Pablo Morales Vásquez y Miguel Torres Reyna.

Correo ha revelado en entregas anteriores los supuestos nexos señalados de los abogados trujillanos Pablo Morales (exasesor de Orlando Velásquez) y Miguel Torres (exasesor de Hebert Cuba) con los “Cuellos Blancos del Puerto”. Pero esta vez, un colaborador eficaz ha dado declaraciones sobre ellos y sobre Velásquez Benites ante la Fiscalía, declaraciones que han sido incluidas en la denuncia contra los magistrados de la red, que estaría encabezada por César Hinostroza Pariachi, según la tesis fiscal.

REVELACIONES. En estos días claves de abril, tal como quedó registrado en uno de los audios de la corrupción, el juez Walter Ríos pide los “diez verdecitos” como garantía para el nombramiento de Armando Mamani Hinojosa como fiscal adjunto de Tacna.

En el informe (N° 01-05-2018) que envió el fiscal Pablo Sánchez a la titular del primer despacho de la Fiscalía Especializada en Criminalidad Organizada, Sandra Castro Castillo, quien consecuentemente ha hecho la denuncia, se hace referencia a la revelación del colaborador eficaz de clave FPCC 108-2018, quien señala, según el documento, que en efecto “el día 25 de abril de 2018 , Walter Ríos pide una garantía de diez mil verdecitos (...) para garantizar el ingreso (de Armando Mamani) como fiscal adjunto”.

Lo que luego cuenta este testigo a la Fiscalía involucra a los assores provenientes de Trujillo y al mismo exrector de la UNT:

“Tengo entendido que en la primera etapa del currículo se reúnen en el Country club donde asisten Walter Ríos , Pablo Morales Vásquez (asesor de Orlando Velásquez Benites) (...). Posteriormente, el 26 de abril se llevó a cabo una reunión en el restaurante Costanera 7 00 (...) , donde asistieron Walter Ríos, Miguel Torres Reyna (asesor de Marcelo Herbert Cubas - consejero del CNM) y Armando Mamani Hinojosa; también se encontraba Gianfranco en esa reunión. Me contaron que es el asesor quien le da 4 preguntas (...) que iban a ser efectuadas en la entrevista personal”.

En el informe fiscal se detalla que el colaborador, luego de ello, agrega que “Walter Ríos le dijo a Mamani Hinojosa que tiene que hacer un depósito para el agradecimiento a la gente del CNM y que debía de coordinarlo con Gianfranco. Tengo conocimiento que Armando Mamani Hinojosa realizó el depósito de S/ 1O,000.00 soles en la cuenta de Gianfranco (...)”.

Pero el testigo ha contado aún más: “El chofer de Walter Ríos llevó los sobres de dinero para los asesores de los consejeros del CNM Marcelo Herbert Cubas y Orlando Velásquez Benites; luego Misha decía que Pablo Morales Vásquez recibió S/ 3000.00 y esto fue en una casa de Walter Ríos donde se hizo la entrega del dinero (...) es un inmueble del abogado José Luis Castillo Alva”.

LA CASA . Correo conoció a través de algunas fuentes limeñas que tanto Pablo Morales como Miguel Torres vivían juntos en una casa que correspondería a José Luis Castillo Alva, abogado también de Trujillo que era cercano a los presuntos integrantes de la red de los “Cuellos Blancos del Puerto”.

Torres Reyna, en comunicación con Correo, admitió que ha vivido junto a Morales Vásquez, su amigo desde la época de la UNT, pero niega que haya sido en casa de Castillo Alva.

“Yo no he vivido ahí”, respondió Torres al referirse a la supuesta casa donde se habría dado la entrega de dinero. “Según entiendo la casa es en San Miguel. Yo vivo este año en Pueblo Libre. Antes he vivido en Magdalena y antes en Surquillo (...) Hasta Magdalena viví con Pablo”, dijo. Y agregó: “No sé si Pablo ha vivido en alguna casa de Castillo Alva”.

Correo ha intentado establecer contacto con Pablo Morales, pero una fuente cercana a él nos indicó que todavía no iba a dar declaraciones, que primero lo iba hacer ante la Fiscalía.

Lo mismo ha ocurrido con Orlando Velásquez, cuyo asesor ha sido señalado. Ha sido, por ahora, imposible tener una versión suya.

Es preciso indicar que son los miembros del CNM los responsables de evaluar y nombrar a los magistrados. Y por ello, en este caso, tanto Velásquez Benites como Hebert Cubas terminan siendo involucrados con el señalamiento del testigo a sus respectivos asesores.

Ayer mismo, Cuba ha firmado una declaración jurada en la que niega cualquier ilícito en el nombramiento de magistrado alguno.

Miguel Torres, en tanto, ha dado su declaración ayer ante Fiscalía por este caso, tal como él mismo lo ha confirmado. Correo pudo conocer que su declaración hace referencia a que al almuerzo en el Restaurante Costanera 700 solo asistió de paso a pedido insistente de Walter Ríos, quien le pedía su apoyo para un evento académico en la Corte del Callao. Sobre ese tema, indicó, conversaron unos 15 minutos, y luego de ello se fue. Ha dicho también que en efecto había un señor de nombre Armando (Mamani), pero a quien nunca lo había visto.

Lo más leído