Fiscal Caro: Capturan a seis sospechosos

El móvil habría sido los líos judiciales que tenía la pareja sentimental del fiscal, Alicia Bellido, con una exsocia de la discoteca Café Rumba

04 de Diciembre del 2016 - 06:00 » Textos: Vierci Paredes » Fotos: Correo

Tras seis días de incertidumbre por parte de los familiares por conocer quiénes serían los autores materiales e intelectuales del asesinato del fiscal superior de Moyobamba, Fermín Alberto Caro Rodríguez, ayer por la madrugada se realizó un operativo conjunto entre la Policía y la Fiscalía, mediante el cual se logró la detención preliminar de seis sospechosos de este homicidio.

DETENCIÓN. Correo tuvo acceso al requerimiento fiscal de la detención preliminar y el allanamiento de las viviendas solicitado al Primer Juzgado de Investigación Preparatoria, a cargo del juez Andrés Loli Sánchez, en el mismo que dio como resultado la captura de las hermanas Sindy Patricia y Mayra Giosianna Rojas Fatama, Mender Pizango Dahua, Marcial Rojas Silva, Alex Delgado León y Juan José Linarez Saldaña. En tanto, Arnández Camacho Linares y Roycer Mego Hoyos aún no han sido detenidos.

En el documento fiscal se consigna que, por declaraciones del testigo clave 122016, el sicario conocido como “Chicho”, el mismo que aún no ha sido identificado ni capturado, fue quien disparó contra el magistrado, mientras que Alex Delgado León (a) “Peje” fue quien condujo la moto lineal modelo Pulsar color negro.

Asimismo, Arnández Camacho Linares habría sido quien realizó la labor de “marcaje” al fiscal, por lo que a los tres se les considera como presuntos autores materiales.

De otro lado, el mismo testigo afirma que los autores intelectuales serían Sindy Rojas Fatama (exsocia de la pareja sentimental del fiscal, Alicia Bellido Arredondo), Mayra Rojas Fatama y Mender Pizango Dahua.

EL MÓVIL. De acuerdo a la investigación policial y de la Fiscalía Contra el Crimen Organizado de San Martín-Tarapoto, que despacha Jaime Rojas Guerra, se incluyó información de los colaboradores y los testigos clave.

Se determinó que el móvil del asesinato sería económico, originado en la disputa por la administración de la discoteca Café Rumba, gestionada en sociedad entre Alicia Bellido (pareja del fiscal asesinado) y Sindy Rojas Fatama.

El detonante fue que Bellido Arredondo había obtenido recientemente la administración judicial del negocio y había continuos roces y peleas por la repartición de las ganancias y el despido del personal, entre ellos Mender Pizango Dahua, quien se desempeñaba como el jefe de seguridad.

En ese marco, Sindy Rojas, la socia desplazada, y Mender Pizango planificaron, ordenaron y ejecutaron el asesinato en complicidad con la organización criminal “Los Indeseables del Alto Mayo”, a quienes contrataron para ejecutar el crimen.

Con esto se descarta la hipótesis de que los sicarios habrían sido trujillanos, como se había especulado en algunos medios de comunicación.

Lo más leído