Gobierno regional habría aceptado otro expediente plagiado

El Consorcio Raimondi denuncia que les anularon el contrato y otra empresa habría copiado su proyecto arquitectónico para el mejoramiento del colegio Antonio Raimondi
Gobierno regional habría aceptado otro expediente plagiado

Gobierno regional habría aceptado otro expediente plagiado

26 de Octubre del 2017 - 08:38 » Textos: Alex Martínez » Fotos: Correo

Una nueva acusación de un supuesto plagio de un expediente técnico para la ejecución de una obra en el Gobierno Regional de La Libertad vuelve a poner en tela de juicio la calidad y profesionalismo de algunos funcionarios y exfuncionarios.

Esta vez, el representante de la Consorcio Raimondi Trujillo, Max Corcuera Chávez, ha denunciado ante el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) y ante la Contraloría General de la República que el Consorcio AR habría copiado su expediente técnico de la obra de “Mejoramiento del Servicio de Educación Primaria en la institución Educativa N° 81011 Antonio Raimondi”, cuyo presupuesto es de S/ 7’871,897.

LOS HECHOS. Ocurre que el 17 de mayo de 2016, el comité especial del gobierno regional adjudicó la buena pro de la adjudicación de menor cuantía N°003-2016 derivado de la licitación pública N°015-2015 al Consorcio Raimondi Trujillo, para que elabore el expediente técnico y ejecute la obra antes mencionada.

El Consorcio Raimondi Trujillo estaba conformado por el ingeniero Wilder Pulido, JPZ Inversiones SRL, representado por Juan Fernández y la empresa Grusa SRL, representado por Jorge Salazar.

El expediente. Max Corcura ha hecho llegar, además, un documento al gobernador regional Luis Valdez, en el que le explica que después de ganar la buena pro para ejecutar la obra, entregaron el expediente técnico de la misma a la Subgerencia de Proyectos y a la Gerencia de Obras, cuyo titular era en ese entonces el Jorge Bringas Maldonado.

Sin embargo, por un inconveniente con uno de los consultores del Consorcio Consorcio Raimondi Trujillo, Wilder Pulido, quien supuestamente estaba a cargo de la elaboración del expediente técnico de la obra, el gobierno regional decide resolver el contrato y convoca al Consorcio AR, que quedó en segundo lugar en la licitación, para que se haga cargo de la obra.

Lo que había pasado es que Wilder Pulido habría presentando cartas notariales informando que él no había elaborado ningún expediente técnico.

Esto, obviamente, contradice a lo manifestado por Max Corcuera en la denuncia que ha presentado ante Indecopi y al informe que le hace llegar al gobernador regional Luis Valdez, pues asegura que sí presentaron el expediente técnico y eso se puede corroborar fácilmente comparando los planos de ambos proyectos presentados por los dos consorcios y que obran en poder de la Subgerencia de Proyectos.

Ante esta situación, Max Corcuera está solicitando que se disponga se rechace el expediente técnico presentado por el Consorcio AR, ya que, desde su punto de vista, es una “burda copia” de su maqueta de su proyecto arquitectónico.

ARBITRAJE. Cabe indicar que después de que el gobierno regional decidió resolver el contrato con Consorcio Raimondi Trujillo, los representantes de la entidad se fueron a un arbitraje a través del cual exigen se respete la licitación que ganaron y se mantenga el contrato que se ha firmado para ejecutar la obra.

SU VERSIÓN. Correo se contactó con el exgerente de Obras del gobierno regional, Jorge Bringas Maldonado, quien sostuvo que el Consorcio Raimondi Trujillo nunca presentó un expediente técnico de la obra.

“Yo, para ser franco, ya no trabajo en el gobierno regional. Yo renuncié hace dos semanas atrás; pero sí puedo decir que cuando yo estuve no había ningún expediente técnico aprobado. No hay resolución, y mientras no haya eso no se puede decir que hay un expediente técnico finalizado; solo si fuera al revés recién podría salir a decir el señor del Consorcio Raimondi que se ha copiado. Es un borrador lo que han tenido, no es definitivo”, advirtió.

ESTÁN EN SU DERECHO. Con respecto al arbitraje con el que pretenden hacer que se respete el contrato que firmaron ambas partes para ejecutar la obra, Jorge Bringas dijo que están en su derecho.

“Todo postor que se sienta vulnerado en su derecho tiene oportunidad de poder solicitar un arbitraje o una conciliación, dependiendo lo que le indica la norma. Esta empresa nunca llegó a presentar un expediente técnico terminado, es más, el consorcio fue denunciado por el consultor Wilder Pulido, quien iba a elaborar el expediente técnico. Él fue el que iba elaborarlo, pero finalmente sostuvo que no estaba participando en la elaboración de ese expediente, por lo cual se le resuelve el contrato”, finalizó.

Correo también llamó al gobernador, pero no respondió.