Hoy, la cita es con "El Escuadrón de la Muerte"

El periodista Renato Sandoval González revelará detalles de su libro. De Lima arriban Iván Slocovich y Eloy Jáuregui
Hoy, la cita es con "El Escuadrón de la Muerte"

Hoy, la cita es con "El Escuadrón de la Muerte"

12 de Octubre del 2019 - 09:35 » Textos: Redacción » Fotos: Cristina Aguilar

Hoy, desde las 5 de la tarde, en la sala Tradiciones Peruanas de la Feria Internacional del Libro de Trujillo, que se desarrolla en la Plaza de Armas, el periodista Renato Sandoval González presenta su libro de investigación “El Escuadrón de la Muerte”, el caso del coronel Elidio Espinoza, bajo el sello editorial de Infolectura.

SIETE HISTORIAS

En este documento periodístico, Sandoval González presenta una serie de relatos de no ficción que giran en torno a las cuatro muertes ocurridas la noche del 27 de octubre de 2007 en Trujillo.

Son siete intensos capítulos en los que el periodista camina por el lugar de los hechos y cuenta, con total destreza y rigor periodístico, qué es lo que realmente ocurrió aquella noche primaveral.

En el libro, Kelly, la testigo más importante de este caso, denominada por la fiscalía como la n° 40, brinda por primera vez una entrevista a un periodista.

La joven pasa cerca de diez años en el anonimato como una testigo protegida del Ministerio Público. Ella relata con memoriosos detalles cómo es que se convierte en una pieza clave del juicio más trascendental de los últimos años de Trujillo.

El periodista muestra pasajes no revelados hasta ahora sobre cómo se concibió la historia de “El Escuadrón de la Muerte”; así también, por qué una fiscal penal deja el caso que lo llevó a los tribunales, de la misma forma que el abogado de una de las víctimas se aparta del proceso por continuas amenazas.

Cuando todos pensaban que el número de víctimas de los policías se incrementaba, en el libro de Sandoval se destapa un hecho relevante Un delincuente es abatido a tiros tras una persecución policial cerca de El Porvenir, pero luego aparece campante en un baile de reguetón.

Un tiempo después, un general policial en retiro confiesa que también recibió las órdenes de acabar con la delincuencia a punta de plomo.

Precisa, con anotaciones de cuaderno, las fechas precisas en las que un oficial superior le conmina a que mate a los hampones como lo hacen en Trujillo.

AÑOS DE TRABAJO

Debido el continuo tratamiento de los medios sobre este proceso, cuenta Sandoval que recolectar información que no haya sido divulgada fue una pesada tarea, pero satisfactoria.

Ir al pasado no siempre es un viaje a los buenos recuerdos, por eso cuando la luz del periodismo saca a flote la verdad puede ocasionar resquemores de uno y otro lado.

Este libro origina –tal vez- ciertos temores de algunos personajes de la historia.

Un detalle no menos importante en la obra es el comportamiento de los periodistas de aquella época.

No solo hubo cierto compadrazgo de algunos hombres y mujeres de prensa, sino que la cercanía con la fuente policial obnubilaba el camino hacia la objetividad.

Así, los agentes policiales eran aliados de ciertos periodistas, quienes contribuían con el silencio a cambio de las primicias.

Las muertes de aquella época eran retratadas en medios impresos, televisivos, radiales y páginas web.

El libro comenzó a escribirse en setiembre de 2017 y culminó dos años después, tras la última sentencia condenatoria a 30 años de prisión suspendida para el coronel en retiro Elidio Espinoza y siete efectivos que antes integraban el escuadrón policial.

INVITACIÓN

El director nacional de Correo, Iván Slocovich, y el experimentado periodista Eloy Jáuregui, llegan desde Lima para analizar y conversar con el autor del libro “El Escuadrón de la Muerte”.

En la cita, los también escritores iniciarán un diálogo con Renato Sandoval para conocer qué le llevó a escribir este documento periodístico y cómo logró darle forma a un extenso y duro trabajo con narrativa literaria.

Sin duda, una reunión para conocer más sobre la historia de Trujillo, contada a través de la pluma de Sandoval.

Lo más leído