Pagaban a varios serenos “fantasma” en Víctor Larco

OCI descubre que se remuneraba sin informes de trabajo y, en otros casos, se falsificaba firmas para probar un servicio que no se hacía. Además, contratan a un contador para que cumpla la labor de “inteligencia” y este dice que aprendió en “You Tube”
Pagaban a varios serenos “fantasma” en Víctor Larco

Pagaban a varios serenos “fantasma” en Víctor Larco

25 de Febrero del 2018 - 09:03 » Textos: Alex Martínez » Fotos: Correo

Tras un minucioso trabajo de investigación, el Órgano de Control Institucional (OCI), de la Municipalidad Distrital de Víctor Larco Herrera, detectó graves irregularidades, que hasta podrían lindar con hechos delictivos, en varios contratos de locación de servicios en la Subgerencia del Serenazgo y la División de Seguridad de Locales. El periodo que comprende las pesquisas va desde 1 de marzo de 2013 al 31 de mayo de 2016, en plena gestión del alcalde Carlos Vásquez Llamo.

De acuerdo con el informe de auditoría N°006-2017, al que Correo ha tenido acceso, están involucrados en estos hechos de por sí controversiales varios exfuncionarios y actuales hombres de confianza del burgomaestre antes aludido.

PARA EMPEZAR

El primer caso observado por el OCI tiene que ver con una persona que en enero de 2015 suscribió documentación como jefe de operaciones de la Subgerencia de Serenazgo, a pesar de que no contaba con el documento que acredite su contratación.

Se trata de Wilson Rojas Gómez, quien suscribió como jefe de operaciones en enero de 2015, el rol de servicio de los serenos, rondas de supervisión, parte general diario y control de unidades móviles, sin tener contrato y estar oficialmente facultado para ello.

¿Y EL TRABAJO?

Otro caso observado por el OCI tiene que ver con el contrato bajo la modalidad de locación de servicios de Oliver Egusquiza Estrada, José Villena Vargas y de Betsy Mery Portilla. Los dos primeros tenían que cumplir la función de serenos, mientras que la tercera operador de video cámaras.

Ocurre que los inspectores detectaron que la documentación que acreditaba el trabajo que realizaban estas tres personas estaban incompletas. Es decir, no se halló los infomes de cumplimiento de sus servicios. En otros términos nunca se comprobó si trabajaron o no, pero igual se les pagó.

Según el OCI, esta situación ocasiona riesgos a la comuna de Víctor Larco, toda vez que se corre el riesgo de efectuar pagos a personas por servicios no prestados o sin cumplir con las cláusulas contractuales.

FIRMAS FALSAS

Ahora bien, mientras el OCI avanzaba en las pesquisas, iba encontrando irregularidades más graves en esta área de la comuna de Víctor Larco.

Sucede que se verificó que se tramitó documentación de prestación de servicio de personal contratado como locador en la Subgerencia de Serenazgo, sin las firmas respectivas y con firmas diferentes, de acuerdo a la verificación que se hizo en la ficha de Registro Nacional de Identidad y Estado Civil (Reniec).

En esta ocasión no se trataba de la ausencia de los informes del cumplimiento de los servicios prestados por el personal, sino que no estaban firmados y los que llevaban firmas eran diferentes a los que estampó el servidor en su ficha Reniec.

Fueron 17 los casos en los que el informe de actividades realizadas no contaban con las firmas de los trabajadores, lo que permite presumir a los inspectores que esos servicios no se hicieron, pero se pagó por ello.

INTELIGENCIA

Pero, si eso le pareció ya de por sí extraño, el siguiente caso detectado por el OCI si es de resaltar. Se trata del supuesto contrato del señor Jesús Flores Ascue, a quien se le ordenó cumplir con diferentes funciones tales como control de locales en la Subgerencia de Seguridad Ciudadana, operador de cámaras de videovigilancia, serenos y, aunque usted no lo crea, se le asignó el trabajo de realizar el servicio de inteligencia.

El primer detalle observado por el OCI es que Flores no cuenta con el perfil para casi ninguno de los puestos para los que supuestamente se le contrato, ya que es un técnico de contabilidad y lo primero que se pide en los términos de referencia en el contrato es que sea un suboficial de las Fuerzas Armadas o tener experiencia en seguridad.

NO SON MÍAS

Un punto que hay que indicar es que el OCI detectó que los informes de trabajo de Flores llevaban una firma diferente a la que hizo en su ficha Reniec. Al ser consultado al respecto, aceptó que no era su firma, sino que autorizó a su hermano, que es supervisor en el Serenazgo, para que firme por él.

Explicó que el trabajo de inteligencia que realizaba consistía en observar y recopilar información de personas y vehículos sospechosos. Además, debía informar sobre lugares como “fumaderos”, o locales donde se ejercía la prostitución. Lo curioso es que cuando los inspectores le preguntaron cuál era su experiencia en este campo o dónde había aprendido, respondió: “Viendo videos en Youtube”.

ES IRREGULAR

El OCI ha sido claro al indicar que ninguna municipalidad ni gobierno regional está autorizado, ni facultado en contratar a personal para que realice trabajo de inteligencia, ya que los únicos que están preparados y autorizados son los miembros de las Fuerzas Armadas.

NO TRABAJÉ

Otro de los casos analizados por los inspectores del OCI tiene que ver con el pago de S/2,000 soles que se le hizo al sereno César Alcalde Rodrígue. Ocurre que el agente le confirmó a los inspectores que la firma y huella que están en el recibo de pago no les pertenecen. Los recibos son de marzo y abril de 2014.

El argumento que ofreció César Alcalde para demostrar que no era su firma y que jamás cobró por esos meses de trabajo fue contundente, ya que probó que esos meses fue operado y no podía moverse.

Los serenos Carlos Pedemonte y Wilmer Villavicencio también le dijeron al OCI que sus firmas aparecen en recibos de pago en meses que no trabajaron.

RESPONSABLES

El OCI ha comprendido dentro de esta investigación como responsables de estas irregularidades a los exgerentes generales de la comuna de Víctor Larco, José Venturo, Rogger Quiroz, Luis Vigo y José Maldonado.

También se la involucra al gerente de Asesoría Jurídica, Javier de la Cruz, al gerente de Administración y Finanzas, Palermo Vera; al gerente de Seguridad Ciudana José Castro; a los gerentes de Logística, Irene Cáceda y Carlos Marroquín. Al gerente de Serenazgo, Godofredo Soto y a César Moncada, jefe de la División de Seguridad de Locales. 

Ojo en Familia

Lo más leído