Papa Francisco retornó a Lima y ya está en la Nunciatura Apostólica

Pontífice estuvo en Huanchaco, en el barrio de Buenos Aires y en el Colegio Seminario y coronó a la Virgen de la Puerta

20 de Enero del 2018 - 19:15 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Cristina Aguila / Giuliano Buiklece/ Nilo Vilela

El papa Francisco llegó a Lima tras su viaje a la ciudad de Trujillo. Ahora se dirige a la Nunciatura Apostólica para descansar y prepararse para la misa que oficiará mañana en la Base Aérea de Las Palmas.

El santo padre ya cumplió con una misa en la playa de Huanchaco, un recorrido por el barrio de Buenos Aires y un discurso dentro del Colegio Seminario Carlos Marcelo.

Tras ingresar a la catedral de Trujillo donde depositó unas flores ante la imagen de la Virgen de la Puerta, el sumo pontífice saludó a un grupo de adultos mayores en los alrededores de la Plaza de Armas.

(Foto: Nilo Vilela)

ELOGIO A LA SOLIDARIDAD

El sumo pontífice elogió hoy la solidaridad y generosidad tras las inundaciones que ocasionaron graves daños en Trujillo, a causa del fenómeno del Niño Costero, durante una misa multitudinaria que celebró en la playa de Huanchaco.

"Cuyas consecuencias dolorosas todavía están presentes en tantas familias, especialmente aquellas que todavía no pudieron reconstruir sus hogares", lamentó Jorge Bergoglio.

(Foto: Giuliano Buiklece)

CONDENA LA VIOLENCIA

El santo padre también aprovechó la homilía para denunciar otras "tormentas" que deben sufrir los peruanos como la violencia, la falta de empleo y de casas seguras.

"Los peruanos en este momento de la historia no tienen derecho a dejarse robar la esperanza", agregó Francisco y arrancó los aplausos de toda la explanada.

(Foto: Giuliano Buiklece)

EN BARRIO DE BUENOS AIRES

El papa Francisco recorrió por cerca de 20 minutos la única carretera asfaltada del barrio de Buenos Aires, en Trujillo, para mostrar su cercanía a una de las zonas más afectadas por la inundaciones y los derrumbamientos de tierra del pasado año por el fenómeno de El Niño costero.

Después de desplazarse en su papamóvil en una avenida totalmente acordonada y repleta de gente, el pontífice acudió al arzobispado de Trujillo donde almorzó.

NO SE OLVIDEN DE REIR

El papa Francisco dirigió en la tarde un discurso en el Colegio Seminario de Trujillo de Perú a 1.000 religiosos y religiosas y les pidió que no se olviden de reír. A través de alocución preparada con algunos consejos sobre cómo deben ser los hombres y mujeres de la Iglesia, el pontífice bromeó con anécdotas.

CORONACIÓN DE LA VIRGEN

El santo padre también coronó a la Virgen de la Puerta de Otuzco en una celebración Mariana en la plaza de Armas de Trujillo, en la que acudieron aproximadamente 35.000 personas.

Chicas Bocon

Lo más leído