Por segunda vez consecutiva la municipalidad de Trujillo es la entidad más quejada

Según el reporte de la Defensoría del Pueblo, Sedalib ocupa el segundo lugar, seguido de colegios estatales
Por segunda vez consecutiva la municipalidad de Trujillo es la entidad más quejada

Por segunda vez consecutiva la municipalidad de Trujillo es la entidad más quejada

30 de Diciembre del 2017 - 08:40 » Textos: Alex Martínez » Fotos: Correo

Por no atender adecuadamente las solicitudes de los usuarios, la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), ha sido declarada como la entidad más quejada en el 2017.

De acuerdo al reporte oficial de la Defensoría del Pueblo, en la región La Libertad, la comuna trujillana vuelve a ocupar este primer lugar por segundo año consecutivo.

SEDALIB. Según ese mismo reporte, la Empresa de Agua y Saneamiento Sedalib S.A., se ubica un peldaño más abajo de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT). Los reclamos de la población se dieron porque estas instituciones no ofrecieron una atención adecuadamente al ciudadano.

En esa línea, el jefe de la Oficina Defensorial de La Libertad, José Luis Agüero recalcó que, por segundo año consecutivo, la Municipalidad Provincial de Trujillo es la institución más quejada por no atender las solicitudes y denuncias del público en el plazo legal establecido.

En segundo lugar se encuentra Sedalib S.A., por la demora injustificada en atender la reparación de fallas del servicio. En tercer lugar, las Unidades de Gestión Educativa Local (Ugel), por falta de atención a las solicitudes presentadas por docentes.

Completan dicha lista los colegios estatales, por los condicionamientos a los estudiantes para acceder al servicio educativo, así como los establecimientos médicos del Ministerio de Salud adscritos al Gobierno Regional de La Libertad, por el desabastecimiento y escasez de insumos y medicamentos.

RECONSTRUCCIÓN. Por otro lado, José Luis Agüero, sostuvo que para el 2018, La Libertad tiene retos pendientes que atender, como el problema de los albergados y la reconstrucción, la trata de personas que afectan a niñas y adolescentes de la región. También el problema de la acumulación y manejo de los residuos sólidos, el tratamiento urgente del agua potable en las zonas rurales para que estén aptas para el consumo humano.