Aprueban exhortar a empresas para renegociar contratos de peajes

Rosa Bartra: “Que los ricos y los poderosos sigan odiándome”

Presidenta de la Comisión Lava Jato defiende su trabajo y niega “blindaje” a Alan y Keiko. Le dice a detractores que si tienen pruebas contra los excluidos que las muestren
Rosa Bartra: “Que los ricos y los poderosos sigan odiándome”

Rosa Bartra: “Que los ricos y los poderosos sigan odiándome”

11 de Noviembre del 2018 - 08:00 » Textos: Alex Martínez » Fotos: Correo

Desde que se instaló la Comisión Lava Jato, en el Congreso de la República, el cuestionamiento al trabajo que realizaban sus integrantes fue cosa recurrente.

Las críticas venían de varios flancos y se agudizaron cuando la legisladora liberteña de Fuerza Popular, Rosa Bartra, presidió el grupo parlamentario, cuyo objetivo, al menos en el papel, era investigar los sobornos entregados por la empresa brasileña Odebrecht en el país.

A lo largo de estos meses a Rosa Bartra se le acusó de “blindar” a su liderasa política Keiko Fujimori y al expresidente de la República, Alan García. Se le dijo que usaba el poder de la comisión para perseguir a sus enemigos políticos y hasta se le pidió dar un paso al costado.

Sin embargo, la parlamentaria escabulló los dardos y siguió hasta que la comisión evacuó el informe final, el mismo que el último viernes fue aprobado por el pleno del Congreso de la República.

Durante esos días continuos de arduo debate, Rosa Bartra, en una faceta desconocida por muchos, tuvo en más de una ocasión que levantar la voz y hasta enfrentarse con los compañeros de su propia bancada.

Ahora, alega estar más tranquila y ese sosiego le permite acceder a una entrevista con Correo. Esto fue lo que nos dijo sobre su trabajo y el cuestionamiento que recibió.

¿Cuál es el balance que hace del trabajo realizado en la Comisión Lava Jato?

Es un trabajo de 20 meses, de los cuales yo he participado en los últimos 18. El informe final es el resultado de un trabajo multipartidario. Para mí, insisto, ha sido uno de los más grandes ejemplos de trabajo multipartidario, porque hemos trabajado en esta investigación todas las bancadas. Una de ellas renunció a fines del año pasado, pero participó durante un año en la investigación. Pero, finalmente, se logró consenso en la votación. Se votó capítulo por capítulo y hubo algunos que fueron aprobados casi por unanimidad. Así que yo destaco la voluntad que ha demostrado el Congreso de la República para investigar y enfrentar la corrupción.

Sin embargo, presidir esta comisión le ha generado una serie de detractores y el cuestionamiento a su persona fue constante, porque se alega que se excluyó del informe final a Keiko Fujimori y Alan García de manera premeditada. ¿Qué puede comentar al respecto?

Bueno, a mí me han cuestionado desde el día uno. Hay que recordar que a la misma comisión se le buscó petardear desde el momento de la instalación. Mira, cuando la corrupción que ocurre desde el más alto poder, los más poderosos y ricos del país saben que van a ser investigados, es normal que existan argumentos inválidos para desligitimarla.

¿Por qué no comprender a Keiko Fujimori?

Yo hubiera esperado que uno solo de los parlamentarios que tanto reclaman, a lo largo de la investigación, se hubiesen acercado para poder alcanzar una vinculación de ella con los megaproyectos que nosotros investigábamos, pero eso nunca ocurrió durante el debate y sigue sin ocurrir. ¿Ella (Keiko Fujimori) determinó la concesión de las obras?, ¿fue supervisora, árbitro, abogada, publicista?; ¿qué relación tuvo con los megaproyectos que nosotros hemos investigado? Nadie ha podido alcanzar esa vinculación y nosotros tenemos que acostumbrarnos a trabajar con seriedad cuando investigamos y cuando imputamos.

¿Y en el caso de Alan García?

Se dijo que no lo hemos tocado y eso es absolutamente falso. Al señor García se le ha citado y se le interrogó por más de ocho horas y se le ha levantado todos sus secretos: el bursátil, bancario; se ha pedido el registro de todas sus propiedades y sociedades. Por supuesto que se le ha investigado y se le ha atribuido responsabilidad política. Se ha recomendado denuncia constitucional por infracción a la Constitución. Sin embargo, esto por el paso del tiempo ya no es posible atribuírselo, solo se puede atribuir hasta cinco años después de haber terminado su mandato.

Si alguien tiene pruebas que él ha cometido un delito que lo denuncie; el señor García ya no tiene ningún tipo de inmunidad y no se necesita de una comisión investigadora del Congreso de la República para denunciarlo.

¿Se refiere a alguien en particular cuando dice si tienen pruebas que las demuestre?

Le digo a la señora Montenegro (Gloria Montenegro, congresista Alianza Para el Progreso), que es de La Libertad, si tiene pruebas que no omita sus deberes, porque ahí estaría cometiendo un delito, si es que no denuncia con las pruebas que ella dice tener contra cualquiera de los investigados que ella sugiere que se incluyan en el informe final de la comisión.

¿En ese contexto usted descarta la acusación que se le hace de haber “blindado” a la señora Keiko Fujimori y Alan García?

Yo creo que quienes protegen a Odebrecht a Graña & Montero, quienes protegen a los millonarios del país, a Toledo, a Humala, a PPK, han tenido que inventar excusas para no hablar de quienes sí están con graves responsabilidades en el informe final.

Hay personas que no piensan lo mismo, por ejemplo, el gobernador de la región La Libertad, Luis Valdez Farías, le pidió dar un paso al costado de la Comisión Lava Jato porque desde su punto de vista, se estaba malgastando los recursos del Estado en esta comisión que solo servía para perseguir a los enemigos políticos. ¿Qué decir sobre ese comentario?

El temor de sus propias culpas le hizo adelantarse, incluso a las conclusiones. Él tendrá que responder por el atraso en las obras de la III Etapa de Chavimochic. Él tendrá que responder por ser la última región en el país en ejecución de gasto. Él va a tener que responder por haber llevado a nuestra región en el estado en el cual se encuentra. Espero que la justicia, la Contraloría, el tiempo y la historia lo juzguen también.

¿Qué pasó ahí? Hubo un adelanto en las opiniones o qué, porque en un primer momento se dijo que César Acuña y José Murgia (exgobernadores de la región La Libertad) se les había hallado presunta responsabilidad en la Comisión La Jato.

Respetamos el debido proceso y respeté el principio de reserva. Jamás adelanté ningún tipo de resultados y espero que así nos acostumbremos a actuar, a respetar. Así que ahí está, el proyecto Chavimochic sigue paralizado y espero que no haya corrupción en eso. Yo, personalmente, como representante de la región La Libertad voy a fiscalizar todo acto que se dé alrededor del proyecto Chavimochic en su tercera etapa; voy a impulsarlo, pero sobre todo voy a cuidar que esa historia de corrupción no se perpetre allí y no continúe.

No obstante, se reveló que algunos funcionarios de la gestión del exgobernador regional aprista José Murgia habían viajado a Brasil días antes de lanzar la licitación de las obras de la III Etapa de Chavimochic. ¿Ellos sí están comprendidos en el informe final?

No solo están funcionarios de José Murgia, sino de Acuña y Valdez. Se han dado recomendaciones de orden administrativo para que actúe la Contraloría, así que esperamos que eso se dé, pero sobre todo vamos a trabajar para que la lección aprendida, y este molde en el cual encajaron casi todos los megaproyectos, no se repita nunca más en ninguna obra en el Perú, pero especialmente en La Libertad.

Congresista Rosa Bartra, ¿usted es consciente que presidir la Comisión Lava Jato y los resultados en el informe final le han terminado por generar más detractores y el cuestionamiento a su persona es duro?

Hago política desde que tengo uso de razón porque creo firmemente que es el espacio político el que define nuestros destinos. Voy a seguir haciendo política y voy a seguir levantando mi voz y denunciando todo aquello que está mal con el costo que corresponda. No quiero más niños con anemia, no quiero más oportunidades perdidas y voy a trabajar por eso. Que los ricos, los poderosos sigan odiándome, yo voy a seguir trabajando.

En medio de los cuestionamientos, debates y los resultados en el informe final de la Comisión Lava Jato, se desarrolló la audiencia de prisión preventiva contra la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori. El juez Richard Concepción decidió enviarla a la cárcel acusada del presunto delito de lavado de activos. ¿Qué piensa de todo eso?

La señora Keiko Fujimori está presa de manera arbitraria en este momento. Se han violado todos los preceptos del debido proceso. Se han desconocido los principios que sustentan una prisión preventiva, pues han desconocido que ella tiene familia, arraigo, domicilio conocido; ha colaborado con las investigaciones.

Se ha desconocido que ella tiene arraigo laboral y de manera totalmente ilegal se quebró el proceso a la mitad para mandarla a prisión solamente a ella, ¿qué casualidad? Justo el día que se iba a iniciar el debate del informe final de la comisión investigadora que iba determinar responsabilidades sobre los más grandes poderosos del país. Esto es injusto, ilegal y arbitrario, pero confío en que será revertido. No digo con esto que no haya proceso, que se investigue y se llegue a la verdad como corresponde en todos los casos.

Al parecer, los asesores de Keiko Fujimori Ana Herz y Pier Figari correrán con la misma suerte y terminarán también en prisión.

Lo cual sería igualmente arbitrario e injusto. Ellos no se niegan a responder en el proceso, pueden hacerlo perfectamente en libertad.

Ante esta situación hay colegas de su propia bancada que han decidido dar un paso al costado y alejarse de Fuerza Popular. ¿Qué opina de eso?

Es absolutamente válido que hayan personas a pesar que hayan ingresado con un partido político en algún momento decidan traicionarlo dando un paso al costado. Ha sido el caso de un solo congresista en estos días y hay dos colegas congresistas que están participando en el proceso. Yo no voy a juzgar a estos dos últimos, porque será el tiempo, la historia y la justicia los que determinen qué es lo que pasará con ellos. Por un tema ético no voy a pronunciarme alrededor de lo que ellos están realizando. Fuerza Popular sigue siendo la bancada más sólida, más fuerte y la que más va a seguir trabajando para que el Perú se respeten los derechos de los que más necesitan.

¿Usted está convencida de que ese dinero que supuestamente ingresó a Fuerza Popular para usarlo en la campaña no fue entegado por Odebrecht? ¿Está convencida de que no se crearon falsos aportantes como sostiene la Fiscalía y ha aprobado el juez?

Yo no he participado de ninguna manera en los movimientos financieros del partido político; no puedo por lo tanto ofrecer detalles al respecto. Tengo que confiar en aquello que están sosteniendo los que han estado a cargo de esto.

Hace unos días atrás el congresista Luis Yika, quien perteneció a Fuerza Popular, dijo en una entrevista a Diario Correo que renunció al partido porque la presión y manipulación que ejercían los asesores Ana Herz y Pier Figari. Asegura que la vivió en carne propia. ¿Qué opina, así fue?

Creo que las batallas se ganan dentro de los partidos. Uno no sale de la casa para poder denostar de aquella que te acogió y te dio la oportunidad de representar. Esto no se espera de alguien que se ha dicho fujimorista y, creo que se dice todavía. Debería, por lo tanto, saber que ingresó con un partido político cuyos valores fundamentales son la unidad, la disciplina y la lealtad. Quienes creemos en los partidos políticos no salimos con quejas de este tipo, damos pelea y ayudamos a corregir aquello que creemos que está mal.

¿Cuál es su relación con su colega Daniel Salaverry, vimos que tuvo ciertas discrepancias y enfrentamientos en el Congreso?

Soy congresista de la República y voy a levantar mi voz cada vez que haya un procedimiento que debo defender y lo voy a hacer con cualquiera que parezca que deba corregir algo que no está bien. Mi relación con el congresista Daniel Salaverry ha sido, es y espero que siga siendo buena, pero eso no significa que cuando tengamos que discrepar lo hagamos, y si lo tengo que hacer en voz alta lo haré nuevamente. 

Lo más leído