Extorsión y acoso sexual por WhatsApp desde el penal

“Papero” y otros integrantes de “Los Salvajes de San Lorenzo” tendrían celulares de alta gama y a través de Facebook contactarían a sus víctimas
Extorsión y acoso sexual por WhatsApp desde el penal

Extorsión y acoso sexual por WhatsApp desde el penal

14 de Septiembre del 2018 - 08:43 » Textos: Perla Polo Salés » Fotos: Correo

Los presos del penal de Chiclayo continuarían obteniendo celulares de alta gama, con los cuales acceden a las redes sociales y a través de ello contactarían a jovencitas, a quienes enamoran para luego sacarles sus números telefónicos y el de sus familiares.

INVESTIGACIÓN. Fuentes de la División de Investigación Criminal y Apoyo a la Justicia (Divicaj) revelaron que a través de las investigaciones han determinado que una vez que los reos tienen los números de sus víctimas proceden a acosarlas sexualmente e incluso las extorsionan para que les depositen fuertes cantidades de dinero.

Entre los bandidos se encuentra alias “Papero” y uno de apellido Del Águila, quienes serían integrantes de “Los Salvajes de San Lorenzo” y estos utilizarían el número 936095486 con el cual estarían comunicándose con diversas personas.

“Lo que pasa es que estos delincuentes primero ubican a las chicas que son sanas. Allí las enamoran hasta que caen y terminan dándoles el número de su propiedad y hasta de sus padres, en algunos casos. Luego, poco a poco, les van sacando datos sin que se den cuenta”, sostuvo el investigador.

Posteriormente, empiezan a extorsionar a los familiares de las chicas captadas a quienes exigen fuertes cantidades de dinero para no atentar contra sus vidas ni la de sus seres queridos. Ahora las llamadas las realizan por el WhatsApp ya que saben que a través de ello no se puede rastrear desde dónde sale la comunicación, ni grabar en el mismo equipo.

“Los hampones tienen Facebook pero con otras identidades para evitar ser reconocidos o hallados por la autoridad policial. Primero, las captan por esa red social y desde allí empieza todo. A las jóvenes las convencen para tomarse fotografías comprometedoras y las amenazan con colgarlas en el internet si es que no les dan el monto que les piden”, aseguró el agente.

Cabe recordar que hace algunos meses, a dos internos del recinto penitenciario ubicado en el distrito de Picsi se les encontró celulares con sus respectivas redes sociales y hasta habían colgado imágenes desde el interior de la cárcel de máxima seguridad. Ellos fueron lanchados a otro penal.

Lo más leído