Fernando Ophelan: “Hay empresarios que temen que muchos casos de asesinatos se reabran”

Presidente de Asociación Civil Projusticia niega haber conformado red criminal que extorsiona a empresarios azucareros
Fernando Ophelan: “Hay empresarios que temen que muchos casos de asesinatos se reabran”

Fernando Ophelan: “Hay empresarios que temen que muchos casos de asesinatos se reabran”

10 de Mayo del 2019 - 12:58 » Textos: Redacción » Fotos: Correo

El investigado presidente de la Asociación Civil Pro Justicia, Fernando Ophelan Pérez, rechazó de manera tajante haber conformado una organización criminal que supuestamente se dedique a extorsionar empresarios vinculados a empresas azucareras. 

Precisó que la Fiscalía Contra la Criminalidad Organizada de Lambayeque (Fecor) tenía como intención inicial vincularlo al caso “Los Wachiturros” acusándolo de obstaculizar dicho proceso en el que se investiga la muerte de dos dirigentes de la Empresa Agroindustrial Tumán (EAT). 

“Públicamente he dicho en varios espacios televisivos y redes sociales que yo estoy de acuerdo con que se investigue esas muertes; pero que es muy difícil demostrar la autoría mediata del señor Edwin Oviedo. Esa ha sido mi opinión, pueden discrepar de eso, pero es mi posición y eso no quiere decir que yo quiera obstaculizar y que no se sepa la verdad”, señaló. 

Ophelan Pérez señaló que meses atrás buscó a Brayan Rimarachín Vera-hijo del asesinado dirigente de la EAT Manuel Rimarachín-para decirle que declare su verdad, cualquiera que sea, ante un notario y tenga cuidado con los ofrecimiento de dinero que le hacían quienes controlan la azucarera de forma ilegal. 

“Pero el joven Rimarachín lanzó otro discurso que fue tomado por el abogado Ramón Salazar de Tumán, que fue trasladado al entorno del fiscal Juan Carrasco y lo convirtieron rápidamente en una denuncia contra mí. Dice la denuncia del joven Rimarachín que Ophelan está extorsionando a empresarios para acusarlos de las muertes en Pucalá, primero que nada él no vive en Pucalá, vive en Tumán (…)”, refirió. 

Asimismo, refirió que únicamente ha señalado que se deben investigar las muertes ocurridas en Pucalá, tal como se hizo en Tumán, y niega haberse reunido o comunicado con los empresarios que tienen el control administrativo de la empresa Agropucalá. 

“Yo no tengo ninguna relación, ni con (Olivio) Huancaruna ni con (Max) Ayora. A Ernesto Flores sí lo conozco porque yo era muy amigo de su ahijado y eso nos permitió conversar, yo he sido muy claro con él sobre la forma que pienso y él también. Yo no me niego a conversar con la gente, pero extorsionar, presionar, jamás. Yo sé que los empresarios que he mencionado tienen temores que muchos casos de asesinatos se reabran y muchos creen que eso es fruto de mi presión, yo no estoy en ese rol. Muchas acusaciones contra esos empresarios que, además son falsas, pero son como grandes mitos urbanos, es mejor que se limpien. Y si ellos tienen que ver en algo pues que se defiendan y si son sancionables que se sancione”, aseveró.

Lo más leído