La Victoria, un distrito con inseguridad y conflictos

Moradores denuncian que personas de mal vivir de otros sectores llegan a consumir alcohol y drogas desde tempranas horas, pero también se estaría ejerciendo la prostitución, por ello temen por la seguridad de sus familias
La Victoria, un distrito con inseguridad y conflictos

La Victoria, un distrito con inseguridad y conflictos

03 de Marzo del 2019 - 09:02 » Textos: Ericka Alvarado » Fotos: Ericka Alvarado

Pobladores del distrito de La Victoria se encuentran preocupados debido a que en varias calles de los diferentes sectores, proliferan bares clandestinos que atienden a personas de mal vivir, las 24 horas del día. Mientras que en otros puntos de la ciudad se registran venta de droga, convirtiéndose así en un distrito inseguro para la población.

SITUACIÓN

Eran aproximadamente las 10:30 de la mañana, cuando recorrimos varias calles del distrito victoriano. Durante el trayecto, en el pueblo joven Ampliación Antonio Raimondi, se pudo observar cómo los clientes se acercaban a algunos puntos de venta de bebidas alcohólicas (bodegas), así como a bares clandestinos con fachadas de viviendas para consumir.

Los comerciantes de lo más natural entregaban las botellas en plena luz del día. Mientras, que en la misma calle, un grupo de jóvenes se reunía en una esquina que, según los vecinos, se ha convertido en un fumadero y punto de microcomercialización de droga.

Los moradores manifestaron que hay varios sectores como el pueblo joven Antonio Raymondi, Anexo 7 de Agosto, Cahuide y otras zonas que recorren la Vía de Evitamiento que vienen padeciendo con esta situación, pese a las intervenciones de las autoridades, los locales siguen atendiendo.

El subprefecto del distrito, Marco Manay Castro, precisó que de acuerdo a las quejas de los vecinos, solo en el pueblo joven Antonio Raimondi hay 30 bares clandestinos con fachadas de viviendas.

“Según lo que hemos escuchado por parte de los vecinos de la Mz “D” de la Ampliación Raimondi, en una sola cuadra hay tres bares, además de otros locales que hay en las calles aledañas”, acotó Manay.

El subprefecto expresó que la Policía ya tiene identificados los inmuebles y se han hecho las denuncias respectivas a través de la Policía Municipal, pero falta la intervención de la Fiscalía para que haya mayor respaldo de las autoridades.

Asimismo, explicó que está situación es una de las principales causas de victimización que hay en el distrito, pues el consumo de alcohol ocasiona riñas y amenazas entre los mismos moradores, lo peor es que llegan personas de mal vivir de otros sectores a delinquir.

GARANTÍAS

De acuerdo a las estadísticas del año 2018, se solicitaron un total de 500 garantías, mientras que a la fecha existen 70 solicitudes, esto se ha incrementado por las peleas que surgen en estos lugares clandestinos, donde llega todo tipo de personas, precisó el subprefecto.

“La Victoria sigue siendo un distrito conflictivo, en temas como la seguridad ciudadana y salud pública, esto a causa de los numerosos bares clandestinos, lo que indica que hay un alto índice de alcoholismo”, explicó Manay.

Asimismo, indicó que hay varios puntos en dónde se comercializa droga, por lo que se debe reforzar el trabajo de la seguridad y prevenir este hecho en los colegios.

BARES

Pobladores del lugar, quienes prefirieron no identificarse por temor, manifestaron que en la mayoría de los bares comienzan a atender desde las 9 de la mañana hasta las doce de la noche. Sin embargo, al llegar a las 8 de la noche cierran las puertas y encienden las luces, al estilo discoteca, para subir el volumen de la música.

“Ellos creen que cerrando las puertas, no se escucha, sin embargo hay que soportar la bulla, además que no se puede salir a las calles, algunas veces los hombres salen a tomar afuera de los bares”, comentó un vecino.

Otro de los moradores explicó que las peleas en los bares ubicados en la Ampliación Antonio Raimondi, son constantes. Hace una semana hubo varias peleas que terminaron en botellazos .

Los vecinos dijeron que tras ese hecho, se hizo el llamado a Serenazgo, quienes se hicieron presentes e ingresaron a dialogar con la dueña del local, pero desafortunadamente continuaron consumiendo licor, ahora hay cierta desconfianza para denunciar.

La teniente gobernadora del sector, Bertha Hernández Espinoza, enfatizó que ya se ha hecho la denuncia respectiva y se espera que se realicen los operativos de la municipalidad en conjunto con la Fiscalía de Prevención del delito.

Además, agregó que hay nuevas juntas vecinales que se están conformando para brindar seguridad y en las próximas semanas se estaría juramentando, sin embargo se requiere de apoyo de Serenazgo y de la Policía Municipal, para erradicar esos bares clandestinos.

El subprefecto de La Victoria, manifestó que en el mismo cercado del distrito están funcionando los bares, tal como es el caso de la calle Toparpa y Puerto de Palos. Además de los locales que están en la Vía de Evitamiento y Cahuide, donde también se registran grescas.

AUTORIDAD

Por su parte, el alcalde del distrito de La Victoria, Rony Olivera Morales, expresó que ya se está coordinando con las autoridades respectivas y la Fiscalía, para realizar el operativo en los próximos días y cerrar dichos lugares clandestinos.

“El primer operativo se realizará en la Vía de Evitamiento, que le corresponde al sector de Chinchaysuyo, Panamericana y Grau, Antonio Raimondi y otros. Sin embargo, hay 18 locales que ya han sido notificados al no cumplir con sus permisos, de manera que si están abiertos, serán clausurados”, señaló.

El burgomaestre indicó que algunos locales no cuentan con licencia, pero en el cercado no se le emitirá a nadie, ya que la ley lo prohíbe.

Además, comentó que hay locales que vienen usando la vía publica, colocando mesas y cerrando el pase con ladrillos, por ello se les ha notificado y en caso de persistir se realizará la denuncia penal ante la Fiscalía por desobediencia a la autoridad. 

Lo más leído