Policía está en alerta por la presencia de 10 pedófilos en la región Lambayeque

Pervertidos se hacen pasar por menores de 13 años de edad en las redes sociales
Policía está en alerta por la presencia de 10 pedófilos en la región Lambayeque

Policía está en alerta por la presencia de 10 pedófilos en la región Lambayeque

21 de Octubre del 2018 - 09:15 » Textos: Perla Polo Salés » Fotos: Correo

Una serie de peligrosos pedófilos existen en la región Lambayeque, por lo que la Policía está alertando a los padres de familia para que tengan mayor control con sus menores hijos y sepan con quiénes se comunican a través de las redes sociales.

INVESTIGACIÓN. Fuentes policiales de la Sección de Desaparecidos y Trata de Personas de la División de Investigación Criminal y Apoyo a la Justicia (Divicaj) revelaron que en los últimos meses han aparecido una serie de perfiles de supuestos niños y adolescentes con rostros angelicales, pues son la pantalla perfecta que los pedófilos utilizan para poder captar a sus pequeñas víctimas y así satisfacer sus bajos instintos.

Los agentes policiales dieron a conocer que desde hace varios meses han logrado determinar que actualmente estarían operando entre 8 a 10 hombres que se hacen pasar como menores de edad y figuran entre los amigos de varios niños y niñas.

“Esos son unos violadores que también buscan hacer vídeos pornográficos de los menores para luego comercializarlos en el mercado negro. Tenemos en la mira a unos 10 pedófilos. Hace unas semanas capturamos a uno que abusó sexualmente de una escolar a quien conoció por internet y se hizo pasar como un menor de 13 años de edad”, sostuvo un uniformado.

Además, dijo que han recepcionado varias denuncias por parte de padres de familia que aseguraron que sus vástagos, tanto hombres como mujeres, son contactados vía Facebook por parte de desconocidos que los enamoran y luego las inducen a que fuguen de sus hogares con la finalidad de utilizarlas en su juegos sexuales.

“Primero empiezan agregándolos como amigos y posteriormente las enamoran hasta que logran su objeto. Posteriormente les piden vídeos o fotos eróticas y con alto contenido sexual. Luego se dan los encuentros hasta que la menor desaparece. La mayoría de veces se ha recuperado a la agraviada”, agregó.

Lo más leído