Luis Nava confesó que Odebrecht entregó dinero a Alan García Pérez

70% de pacientes que acuden a un centro de salud mental son menores de 18 años

Muchas veces los problemas están asociados a violencia familiar, separación y/o divorcio de los padres.
70% de pacientes que acuden a un centro de salud mental son menores de 18 años

70% de pacientes que acuden a un centro de salud mental son menores de 18 años

25 de Junio del 2019 - 16:48 » Textos: Redacción Multimedia

Preocupante. Sin duda la tecnología ha repercutido en la salud mental de muchos jóvenes y ello se ve reflejado en las cifras. Entre el 60% y 70% de pacientes que acuden a un centro de salud mental en el país son menores de 18 años, informaron voceros del Ministerio de Salud (Minsa).

Entre los problemas más comunes que se presentan en los más jóvenes son: depresión, ansiedad, problemas conductuales, de aprendizaje y desarrollo, precisó Yuri Cutipé, director ejecutivo de Salud Mental del Minsa.

Por ejemplo, los niños de edad preescolar sufren de ansiedad debido a que temen ser separados de sus padres. "Se rehúsan a quedarse en la escuela por el excesivo temor a ser abandonados por su familiares", explicó el especialista.

Mientras que en los escolares de primaria el problema más recurrente que presentan es la fobia social, lo que les impide desenvolverse en exposiciones ante el público. Igualmente tiene problemas de conducta, por lo que son derivados a un especialista que los atienda.

Otro problema que presentan son las dificultades en el aprendizaje o la hiperactividad, lo que los lleva a tener bajo rendimiento escolar.

En el caso de niñas y niños menores de 10 años, los pubertos o adolescentes, presentan problemas de depresión que generalmente están asociados a la violencia familiar, separación y/o divorcio de sus padres.

Algo que es importante resaltar es que el uso excesivo de la tecnología -pueden ser videojuego o el internet- es otra causa en los problemas de salud mental de los más pequeños y jóvenes.

Los niños tienden a presentar problemas de conducta, no quieren jugar, dormir, comer o socializar. Mientras que los adolescentes que sienten una extrema desesperación acuden por ayuda a los servicios comunitarios de su zona.

Lo más leído