Eyvi Ágreda fallece tras luchar 38 días por su vida en hospital

Deceso genera profunda conmoción en todo el país. Presidente Vizcarra pide facultades para proponer sanciones más drásticas contra el acoso y la violencia contra la mujer
Eyvi Ágreda fallece tras luchar 38 días por su vida en hospital

Eyvi Ágreda fallece tras luchar 38 días por su vida en hospital

02 de Junio del 2018 - 09:13 » Textos: Cris Vilchez cvilchez@grupoepensa.pe / Karina Valencia (kvalencia@grupoepensa.pe)

Eyvi Ágreda Marchena, joven de 22 años que fue quemada con gasolina por Carlos Hualpa Vacas, falleció ayer tras 38 días de agonía, luego de sufrir un shock séptico alrededor de las 11:15 a.m. en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Guillermo Almenara de EsSalud, en La Victoria.

El gerente de la Red Almenara, Luis Bromley, informó que Ágreda se encontraba entubada desde hace cinco días, debido a que contrajo el bacilo de la pseudomona, que le produjo una infección generalizada en todo el cuerpo.

“Ella murió infectada por una pseudomona, bacilo que se encuentra en todas las superficies limpias, hospitalarias, en el cuerpo de nosotros -axilas o ingles-. Pero el organismo se defiende con la barrera inmunológica. La principal barrera inmunológica es la piel y a esta persona se le fue arrancada esta barrera inmunológica en un 60%”, explicó.

Bromley informó que, pese a que la bacteria fue “derrotada dos veces”, esta tiene la facultad de “volverse inmune y mutar” para fortalecer su resistencia; por lo que al ingresar en los pulmones y el hígado de la joven provocó una “falla multiorgánica”.

PROCESO

La estudiante de Negocios Internacionales, natural de Cajamarca, había resistido a 12 intervenciones -donde se le colocó piel de cerdo, injertos de su propia piel y artificial-, y mostró señales de recuperación, como comunicarse con los médicos y su familia.

“Ella logró despertar. Retiramos la sedación y la anestesia, y la hemos mantenido con analgésicos. Ella nunca sintió dolor. Durante el retiro de sedación, conversó con sus padres, hermanos, conmigo, los médicos e inclusive llegó a tener interacción afectiva”, contó .

Ágreda -según Bromley- dijo en más de una oportunidad que quería vivir, volver a su trabajo, culminar sus estudios y hacerse profesional.

Dijo que quería vivir. Fue un ejemplo de lucha, de mujer joven que quería vivir, como muchos de nosotros que viene de provincia y trazamos sueños y expectativas”, sostuvo.

NECROPSIA

En medio del dolor de su familia por la terrible pérdida, el cuerpo de Eyvi fue trasladado en horas de la tarde por orden de la Fiscalía a la Morgue Central de Lima para la necropsia de ley y el levantamiento del acta fiscal. “Es una muerte por mano ajena. Esto ya es un asesinato. Necesitamos un acta fiscal para que la justicia siga con su proceso”, opinó Bromley.

James Ágreda, hermano de la víctima, afirmó que su familia estaba destrozada por la noticia y pidió pena de muerte para Hualpa Vacas, quien se encuentra con 9 meses de prisión preventiva en el Penal Ancón I, desde el pasado 30 de abril.

“Perder a un familiar no es fácil, es doloroso. Mis padres están dolidos. Les suplico que pongan pena de muerte para sujetos como ese tipo”, expresó.

De acuerdo con el abogado penalista Roberto Miranda, la situación legal del atacante de Ágreda se agrava; ya que el grado del delito sí cambia al pasar de tentativa a consumación.

“Cuando se habla de una consumación, el tipo penal exige sanciones no menores de 25 años, cuyo máxima pena sería la cadena perpetua”, declaró.

Al cierre de esta edición, el cuerpo de la jovencita iba a ser velado en Los Olivos, en una vivienda de la avenida San Marcos.

IMPACTO

La muerte de Eyvi Ágreda también generó indignación en el ámbito político. Desde la región San Martín, el presidente de la República, Martín Vizcarra, lamentó el fallecimiento de la joven y sostuvo que su Gobierno ha incluido, dentro del marco de las facultades legislativas, sancionar el acoso y la agresión; pues en estos aspectos existen “vacíos en la ley” que no permiten la asistencia de autoridades a las víctimas.

“La ministra de la Mujer (Ana María Mendieta) tiene el encargo de este Gobierno de coordinar con el Poder Judicial, el Ministerio Público y el Congreso de la República para corregir estas normas (...). El agresor de Eyvi nunca más debe salir de la cárcel”, sostuvo.

“El acoso, así no genere una agresión, que en este caso ha conllevado a la muerte, ya debería también ser sancionado. Hay un vacío en la ley y eso también está en el pedido de facultades hecho al Congreso de la República”, añadió Vizcarra.

Asimismo, precisó que al referirse en Moyobamba que lamentaba el deceso de la joven como parte de “un designio de la vida”, hizo referencia a la muerte pese a los esfuerzos médicos y no a la agresión que esta vivió.

Por su parte, el premier César Villanueva condenó el desenlace que tuvo el caso de Eyvi Ágreda. “Trabajaremos para que los feminicidios se detengan en el país”, señaló.

Lo más leído