Presidente de la Fundación de la Teletón: "Por mis manos no pasa ni un solo sol" (VIDEO)

Hermano Isidro Vásquez responde a las críticas sobre el dinero recaudado en el evento benéfico e invita a colaborar en la edición que se realizará este 8 y 9 de noviembre.

07 de Noviembre del 2019 - 13:35 » Textos: Rosario Rojas » Fotos: Britanie Arroyo

Más de 200 mil familias fueron apoyadas con terapias gratuitas gracias a la Teletón, un evento benéfico que une a diversas figuras de los medios de comunicación con el objetivo de recaudar dinero para los niños de la Clínica San Juan de Dios. Detrás de la organización de esta gran actividad está Isidro Vásquez, o el Hermano Isidro, como todos lo llaman, un religioso que lidera la campaña desde hace 25 años y que sueña con un país justo e inclusivo.

¿La Teletón surge a raíz de la escasez de apoyo del Estado a la salud? 

Sí, y hasta ahora las cosas siguen igual. Hay muchos seguros que no cubren todas las patologías, por eso la Teletón tiene que conseguir recursos para ayudar a las familias que no tienen una cobertura de salud o dinero para pagar sus gastos.

Actualmente la Teletón trabaja exclusivamente con la Clínica San Juan de Dios. ¿Han pensado en brindar su apoyo también a otras instituciones?

Sé que hay mucha necesidad, pero por el momento no. Primero estamos concentrados en resolver los problemas que tenemos en los siete centros a nivel nacional.

Todos los años se piensa que no se va a llegar a la meta por la demora en las donaciones. ¿Por qué ocurre esta situación? 

Porque, como en todo, la gente espera el último momento, y con esa actitud nos hace sufrir mucho. A veces creemos que las personas no entienden el trabajo que hacemos.

¿La indiferencia y la falta de solidaridad desaniman? 

Sí. Uno espera tener mejores resultados, pero hay mucha gente a la que no le dice nada el sufrimiento de otros.

¿Qué opina de las críticas que surgen con respecto al destino del dinero recaudado? 

Vivimos en un país que ha sido golpeado por el mal manejo y la corrupción, por eso es lógico que se cuestionen. Lo único que les puedo decir es que todo el dinero va a una cuenta exclusiva de la Teletón y solo se utiliza para equipamientos, terapias y también para la organización del evento. Es muy fácil criticar, lo difícil es estar las 24 horas atendiendo a los niños.

Incluso se puede pensar que usted es el más beneficiado económicamente... 

Y no es así. Por mis manos no pasa ni un solo sol, lo único que hago es dar la imagen e invitar a las empresas y voluntarios.

Existiendo estos comentarios, ¿qué lo motiva a continuar? 

Lo que más me compromete es ver tantos casos, tanta necesidad. He viajado por todos lados y veo a niños abandonados en un rincón de sus casas porque no pueden recibir una rehabilitación por su extrema pobreza. No me importan las críticas, lo único que sé es que le estamos cambiando la vida a esos niños.

¿Su vocación de servicio viene desde muy joven? 

En la escuela y en la universidad siempre he participado en movimientos que promueven los derechos de las personas, y ahora, como religioso, mi sueño es que este país sea justo e inclusivo.

¿Qué siente que ha cambiado en usted a nivel personal el participar en la Teletón? 

He aprendido a ser menos egoísta y a estar más disponible. También esta experiencia me ha vuelto más sensible, más humano, y me ha quitado el miedo, porque en ocasiones no sabía cómo acercarme a los niños.

Lo más leído