Universitaria denuncia que no la dejaron entrar a clases porque llevó a su hija en brazos (VIDEO)

"¿Acaso para la universidad ser mamá es una razón para no estudiar?", se preguntó la estudiante
Universitaria denuncia que no la dejaron entrar a clases porque llevó a su hija en brazos (VIDEO)

Universitaria denuncia que no la dejaron entrar a clases porque llevó a su hija en brazos (VIDEO)

27 de Mayo del 2018 - 12:40 » Textos: Redacción Multimedia

Ser madre cuando todavía se es joven no signifca que uno tenga que renunciar a sus sueños, como estudiar una carrera, por ejemplo. Así lo entiende  Marina Pando Medina, una muchacha que tiene a una hija de tres años y que a la par es alumna de pregrado de la Universidad ESAN.

Hasta ahí todo bien, pero lo que no imaginó Pando Medina es que su propia casa de estudios le iba a cerrar las puertas en la cara todo porque fue a clases con su niña en brazos. 

Tal y como lo denunció ella misma en sus redes sociales, este último sábado 26 se dirigió a esa universidad para asistir a clases, pero cuando el personal de seguridad advirtió que llevaba en brazos a su niña le impidió el ingreso.

"He pasado el peor momento: mi hija me ha visto llorar y yo he sentido tanta impotencia. Me pararon en la puerta de la universidad y no me dejaron pasar, me dijeron que no podía ingresar con mi hija, les expliqué que tenía clases a las dos de la tarde, que era una clase importante, que mi profesor sí me permite ingresar con mi hija, y aún así, con mi hija entre los brazos, me dijeron que no", denunció la estudiante.

"¿Acaso para la universidad ser mamá es una razón para no estudiar? ¿Para no dejarte pasar con tu hija en brazos?", se preguntó la joven madre. 

Pando Medina también contó que le hicieron esperar por varios minutos para que al final solo le digan que no podía ingresar.

"No les importó que mi hija esté presente y me vea llorando. No me dieron ninguna opción: simplemente retirarme", culminó su relato.

Aquí su denuncia completa y videos

Comunicado de ESAN

A raíz de esta denuncia, la universidad ESAN se pronunció. A través de un comunicado, explicó que dentro de sus políticas educativas “con la finalidad de facilitar el normal desarrollo de las tareas educativas de profesores y estudiantes, no se permite que los menores de edad que acompañan a un adulto responsable accedan a los ambientes donde se lleven a cabo actividades académicas (clases, charlas, coloquios, conferencias, entre otros)”.

En ese sentido, señala que debido a que valoran "el empeño que realizan todos nuestros estudiantes por salir adelante" se preocupan en brindarles siempre, "así como a sus familiares, toda la seguridad dentro del campus universitario". "El personal que está a cargo de esa labor tiene el compromiso de cumplir de manera diligente las directivas estipuladas, ya que de ello depende la integridad física de todos los estudiantes y personas que visitan la universidad", se lee en el documento.

No obstante, el centro de estudios superiores asegura que se enorgullecen del "esfuerzo de todas las jóvenes madres de familia que estudian" en dicha universidad y que siempre ofrecen "todas las facilidades posibles dentro del marco normativo y en salvaguarda del derecho y respeto mutuo con los demás estudiantes que también participan en las diversas actividades académicas".