La Iglesia peruana y sus dos frentes: Cipriani y Barreto

Cardenales en Perú expresan dos tendencias: conservadora y progresista
La Iglesia peruana y sus dos frentes: Cipriani y Barreto

La Iglesia peruana y sus dos frentes: Cipriani y Barreto

27 de Junio del 2018 - 12:34 » Textos: Cris Vilchez

Este viernes 29 de junio, monseñor Pedro Barreto Jimeno, arzobispo de Huancayo, será reconocido como cardenal, junto con otros once, durante un consistorio en El Vaticano, en Roma (Italia), por el papa Francisco.

Con este nombramiento, dos tendencias -de las muchas que actualmente existen- afloran en la Iglesia católica peruana: la conservadora, representada por el cardenal Juan Luis Cipriani (74), miembro del Opus Dei, y la progresista, encabezada por el obispo jesuita Pedro Barreto (74)

Veronique Lecaros, doctora en Teología por la Universidad de Estrasburgo de Francia, señala que el  papa Francisco, con este nuevo nombramiento, quiere “quitarle egocentrismo a la Iglesia”. 

“En el contexto internacional, todavía hay mayoría de cardenales europeos, muchos italianos; pero nombrando en la periferia está tratando de equilibrar a la Iglesia. En Perú, Francisco ha querido romper esta costumbre de capitales cardenalicias”, sostiene Lecaros.

Distintos

El resultado de las corrientes que representan el cardenal Cipriani y el futuro cardenal Barreto, son -según Lecaros- dos maneras de comprender la Iglesia y evidencian un cambio de perspectiva en esta institución.

A la vez que el cardenal Cipriani es condecorado en el Congreso, monseñor Barreto dice que el Congreso está de espaldas al país. Ahí encontramos un cambio de perspectiva en la Iglesia peruana”, anota la teóloga.

No obstante, subraya que la Iglesia Católica está llena de matices; pues hay grupos que se denominan “tradicionalistas, conservadores o progresistas”, y hacen notar su tendencia al momento de comulgar. “Lo hacen de rodillas, en la mano o celebran la misa en latín”, explica.

“Monseñor Cipriani no se ubica al extremo, sino en una tendencia más conservadora; mientras que Barreto, que ha mencionado el tema de género, se ubica en la tendencia más progresista... Pero ambos comparten su defensa a la misma institución. No hay cisma: son matices, lo que puede generar el debate en la Iglesia. Es el mismo Francisco quien propicia el debate y la reflexión. Qué bien que podamos pensar, reflexionar y llegar a tener un diálogo”, añade Lecaros.

Tienen la confianza del papa

A su vez, Franco Segura, director de Perú Católico, sostiene que tanto Cipriani como Barreto gozan de la plena confianza del papa Francisco y son los “dos teléfonos directos” de lo que sucede en el país.

De acuerdo con Segura, Cipriani se ha caracterizado por ser directo, frontal, un defensor de la vida, de la moral, de la religiosidad; mientras que Barreto, quien ya ha hecho comentarios públicos sobre temas de igualdad de género y política, está ligado al cuidado del bien común: la naturaleza, el agua, los pueblos más alejados y su preocupación por los pobres.

Lecaros comenta que a Cipriani y a Barreto los une ser parte de la Iglesia católica (viven y actúan de acuerdo con sus reglas y principios), pero lo que los separa es su “sensibilidad y perspectiva” sobre nuestra realidad.

Papel profético

 El papa Francisco -según los especialistas- está “jugando un papel profético”, igual que sus antecesores, al denunciar el problema del daño a la ecología, el tema de los migrantes, su rechazo a la violencia sexual y física sobre niños y mujeres. Y son los cardenales los llamados a seguir esta misión.

Respecto del papel de la Conferencia Episcopal (CEP), institución que reúne a todos los obispos (41), ante este nuevo esquema de la Iglesia católica, Segura comenta que su presidente, monseñor Miguel Cabrejos, arzobispo de Trujillo, tiene una posición “central”.

“He visto que es de dialogar, reunir opiniones, de oído abierto, de compartir alguna toma de decisión. No veo cambio drástico de lo que hacía monseñor Salvador Piñeiro (expresidente de la CEP)”, sostiene.

71% DE CATÓLICOS

Con este nuevo escenario, también se espera un aumento de fieles; pues una encuesta realizada por Perú Católico en el 2017 a 15 mil personas arrojó que un 71% de la población peruana se considera católica. Esta es una cifra menor en comparación al 2007, cuando el INEI estimó que el 81.3% de peruanos era católico. 

“Nos han debilitado las torpezas públicas de los sacerdotes, el aumento de otras sectas y la ignorancia sobre la labor pastoral de la Iglesia católica”, afirma Laura Granados, integrante de Perú Católico. “Esta fusión va a ser importante para tener una Iglesia renovada”, concluye.

Datos

- 79%de peruanos alejados de la Iglesia planea volver y un 21% no, según encuesta de Perú Católico.

- 480 es la cantidad aproximada de congregaciones en el país.

- 38% de mujeres y 33% de hombres afirmaron ser católicos.

Desayunos de Correo

Lo más leído