Papa Francisco se despide de peruanos tras multitudinaria misa en Las Palmas (VIDEO)

Pontífice agradeció a autoridades religiosas y civiles por organizar su visita a Perú y calificó a nuestro país como "tierra de esperanza"

21 de Enero del 2018 - 18:50 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Yodashira Pérez/AFP/EFE

El papa Francisco concluyó su visita a Perú que comenzó el 18 de enero con una misa multitudinaria en la base de Las Palmas en Lima. Luego el presidente Pedro Pablo Kuczynski lo acompañó hasta su avión que lo llevará de vuelta al Vaticano.

Más temprano, tras cumplir una serie de actividades en el Centro de Lima, el pontífice llegó la Base Aérea Las Palmas para celebrar la última actividad en Perú, después de visitar Puerto Maldonado y Trujillo.

Durante su discurso, el pontífice se refirió a los problemas que aquejan a la sociedad moderna, como el individualismo, la indiferencia, entre otros.

"Una sociedad que no es capaz de aceptar a los que sufren, es una sociedad cruel e inhumana", dijo ante cerca de un millón de persona.

El papa denunció que en la ciudad existen personas que "consiguen los medios adecuados para el desarrollo de la vida personal y familiar" mientras que son muchísimos "los ciudadanos a medias o los sobrantes urbanos".

"Duele constatar que muchas veces entre estos sobrantes humanos se encuentran rostros de tantos niños y adolescentes", señaló.

Pero aseguró que "Dios no se cansa, ni se cansará, de caminar para llegar a sus hijos". 

En tanto, el cardenal de Lima, Juan Luis Cipriani, agradeció al papa Francisco por su visita y aseguró que se ha "robado el corazón de todos los peruanos". "Gracias papa Francisco por la ternura, la estrega de ese corazón", dijo.

Perú, tierra de esperanza

El sumo pontífice aseguró que el Perú es una tierra de esperanza y que debe aprovechar su diversidad. 

"Perú es tierra de esperanza por la diversidad que la compone, por al riqueza de tradiciones y costumbres", dijo.

"Esta visita deja una huella en mi corazón", afirmó Francisco. 

También instó a los jóvenes a aprender de la sabiduría de los abuelos y les pidió que "no tengan miedo a ser los santos del siglo XXI". "Cuiden la esperanza. que no se la roben", pidió.

Además, dio gracias al cardenal Criprinai y a sus pares de Puerto Maldonado y Trujillo, entre otras autoridades eclesiásticas. También extendió su saludo al presidente Pedro Pablo Kuczynski, así como a los miles de voluntarios. 

"Los llevo en el corazón, que dios los bendiga y, por favor, no se olviden de rezar por mí", finalizó.

Luego Jorge Bergoglio se despedirá del presidente Pedro Pablo Kuczynski en el aeropuerto Jorge Chávez. El pontífice tiene previsto dejar Lima a las 13:45 hora local (11:45 GMT).

CON MADRES CONTEMPLATIVAS

En la mañana el Santo Padre inició sus actividades acudiendo en su papamóvil al santuario del Señor de los Milagros, donde ante 500 religiosas de la Vida Contemplativa, presidió  la oración de la hora tercia y pronunció una homilía.

"Queridas hermanas, sepan una cosa, la Iglesia no las tolera a ustedes ¿eh? ¡Las necesita! La Iglesia las necesita con su vida fiel", indicó Francisco durante la homilía en Las Nazarenas.

Al momento de ingresar al templo de Las Nazarenas, el Pontífice bendijo con agua bendita el ingreso al recinto religioso. El Santo Padre estaba acompañado del cardenal Juan Luis Cipriani.

RELIQUIAS DE MÁRTIRES

Luego, el papa Francisco acudió a la Catedral de Lima y tuvo un momento de oración ante las reliquias de cinco santos elevados a los altares en territorio peruano, entre ellos Santa Rosa y San Martín de Porres.

"Te damos gracias por los dones que has obrado en nuestra iglesia de Lima", señaló el papa durante la oración, en la que mencionó que la iglesia arquidiocesana fue "fecundada por el trabajo apostólico de santo Toribio de Mogrovejo".

REUNIÓN CON OBISPOS

Jorge Bergoglio pidió a los obispos peruanos que no tengan miedo "a denunciar los abusos y los excesos", como hizo santo Toribio de Mogrovejo, durante un encuentro en el Palacio arzobispal de Lima.

El pontífice se reunió con unos 60 obispos en el arzobispado y en el diálogo con las autoridades de la iglesia habló también de la política local y en América.

ÁNGELUS ANTE PLAZA DE ARMAS

Finalmente, el papa Francisco pidió, durante el rezo del Ángelus en la Plaza de Armas, esfuerzos para evitar la violencia y buscar soluciones tras una nueva oleada de violencia en la República Democrática del Congo (RDC).

Tras concluir el mensaje dedicado a los jóvenes desde el balcón del arzobispado, el Santo Padre dijo que le habían llegado noticias muy preocupantes desde República Democrática del Congo.

"Pido a los responsables, a las autoridades y a todos en este amado país que pongan su esfuerzo a fin de evitar toda forma de violencia y buscar soluciones a favor del bien común", expresó.