Causan destrozos en comuna de Tambogrande

Prendieron fuego a oficinas, mobiliario y documentos de gestión. Movimiento perdedor en elecciones rechaza responsabilidad
Causan destrozos en comuna de Tambogrande

Causan destrozos en comuna de Tambogrande

18 de Noviembre del 2014 - 10:29 » Textos: Jorge Carbajal

Tras conocerse que el candidato del movimiento regional Seguridad y Prosperidad Gabriel Madrid Orue sería el nuevo alcalde del distrito de Tambogrande, un grupo de personas desató una ola de vandalismo que dejó como resultado serios daños en el local de la municipalidad.

Fotografías compartidas por indignados pobladores a través de la redes sociales demostraban el ensañamiento que hubo contra los bienes del Estado: oficinas, mobiliario y documentos fueron quemados y destruidos.

DECISIÓN. La mañana de ayer, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) publicó la resolución N° 3331-2014, en la que resuelve declarar infundada la apelación interpuesta por el personero legal del movimiento regional Unión Democrática del Norte (UDN) contra un acta que había sido anulada. Esta era la última que estaba pendiente de resolver, de un total de cinco, cuatro apeladas por la mencionada organización política y una por Seguridad y Prosperidad.

De esa manera, Gabriel Madrid se colocó en el primer lugar de los resultados de los comicios desarrollados el pasado 5 de octubre, con una diferencia de 11 votos sobre Alfredo Rengifo Navarrete.

El candidato del “arbolito” obtuvo 16 mil 3 votos y el de la “llave” 15 mil 992.

Sin embargo, la decisión del organismo electoral no fue del agrado de decenas de pobladores de Tambogrande, quienes pasado el mediodía se empezaron a congregar en el centro de la ciudad para realizar una manifestación, que tuvo como blanco la comuna que preside el burgomaestre Francisco Ojeda Riofrío.

VIOLENCIA. Pero en pocos minutos el descontento inicial se convirtió en caos, que terminó en los actos de vandalismo.

Primero se quemaron llantas en el frontis del palacio municipal, alzando una densa humareda.

Después, los manifestantes no dudaron en introducirse en el local y destruir lo que hallaban a su paso.

Las fotografías compartidas por los ciudadanos mostraban como quedaron algunos ambientes, en los que se prendió fuego al mobiliario.

Escritorios, archivadores y computadoras fueron objeto de la violencia de los enardecidos pobladores. No se salvaron ni los maceteros de la municipalidad.

Incluso, los bienes que quedaron inservibles fueron arrojados a la calle.

Asimismo, los documentos de gestión quedaron esparcidos por todos lados. Aunque de algunos solo quedaron cenizas.

Los vidrios de la entrada al local también fueron destruidos.

ATAQUE. Los pobladores que presenciaron los actos de violencia también dieron cuenta de un ataque a una camioneta de un medio de comunicación regional con periodistas a bordo.

Según dijeron, el conductor del vehículo fue impactado por una piedra.

Otros pobladores expresaron su malestar por la demora en el accionar de los agentes de la Policía, quienes no pudieron impedir los ataques a la comuna.

Cabe señalar que se ha señalado a los seguidores del candidato de UDN, Alfredo Rengifo, de estar detrás de los actos de violencia del día de ayer. Sin embargo, este último desestimó dicha imputación.

ASÍ NO ES. El postulante de la “llave” dijo a Correo que la manifestación de los pobladores no ha sido contra Gabriel Madrid, sino contra el actual alcalde Francisco Ojeda, según dijo, por los presuntos actos de corrupción que existen en la municipalidad.

“No se han ido contra el candidato, sino contra la municipalidad y el colegio (del alcalde)”, destacó.

Por otro lado, también rechazó la decisión del JNE con la que resulta ganador el candidato de el “arbolito”, aduciendo que no se ha respetado la voluntad popular, pues él había ganado en las urnas y su contrincante en la mesa. “El resultado no ha sido justo”, acotó.

Para Alfredo Rengifo, la acción de los tambograndinos era algo inminente por el supuesto descontento que existiría contra la actual gestión municipal.

SE REPITE. Los actos de violencia en Tambogrande se desarrollan semanas después de lo sucedido en la provincia de Ayabaca, en donde varias decenas de pobladores atacaron el palacio municipal en rechazo de la nueva reelección del alcalde Humberto Marchena Villegas.

Justamente, el día de ayer el burgomaestre dijo que los daños ocasionados alcanzan los 6 millones de nuevos soles.

Asimismo, atribuyó el vandalismo a un grupo de opositores políticos y descartó que exista corrupción en su gestión. Inclusive, dijo que la Contraloría General de la República ya está instalada en la comuna para verificar que lo que señala.

En Tambogrande, al cierre de edición, aún no existe un reporte oficial de los daños causados.  

Lo más leído