Control Interno inicia proceso para fiscal que liberó a Peñafiel

En lo que va del año, el Ministerio Público, como distrito fiscal, ha registrado 2,349 denuncias por conductores en estado etílico. Guillermo Castañeda deploró la actitud del joven que conducía en estado de ebriedad
Control Interno inicia proceso para fiscal que liberó a Peñafiel

Control Interno inicia proceso para fiscal que liberó a Peñafiel

08 de Noviembre del 2017 - 09:00 » Textos: Raquel Carmen » Fotos: Correo

En lo que va del año, un total de 69 personas han muerto y 47 han resultado heridas en accidentes de tránsito, mientras que el Ministerio Público ha registrado 2,349 denuncias por conductores que han ocasionado accidentes vehiculares bajo los efectos del alcohol.

EL PAPEL AGUANTA TODO. Pese a que nuestro Código Penal, en el artículo 274 indica que todo conductor que maneje con un exceso de alcohol de 0.5 gramos de alcohol en la sangre será reprimido con pena privativa de la libertad no menor de seis meses ni mayor de dos años, tal parece que esto solo se queda en el papel, ya que en la práctica varios choferes salen libres sin pagar su pena.

Uno de los casos que ha causado indignación en los piuranos fue la decisión de una fiscal de liberar al joven David Peñafiel Rivera, quien ocasionó un choque vehicular que dejó a tres personas heridas, cuando manejaba en estado de ebriedad.

LA DECISIÓN. La fiscal en mención es Rosalía Cunyarache Vite, fiscal adjunta de la Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Piura, quien tomó el caso del conductor David Peñafiel Rivera el pasado primero de noviembre y pese a que su examen de dosaje cuantitativo arrojó 1.24 gramos de alcohol en la sangre, dispuso su liberación.

Según el acta fiscal, la medida se debió porque no existían los presupuestos para solicitar una prisión preventiva.

Durante un acuerdo de partes se aceptó que Peñafiel Rivera pagara una caución de S/12,000 y una reparación civil de S/10,000

Pero este acuerdo, según la versión de los tres heridos, no cubrían los gastos que se necesitaban para costear el internamiento de la clínica donde habían sido trasladados.

Esto hizo que una gran cantidad de piuranos hicieran público su molestia ante la disposición de la fiscal, que al parecer trataba de encubrir este accidente.

Para varios piuranos, la decisión fiscal fue tomada como una bofetada a la justicia, ya que asumían que las influencias de la familia de Peñafiel era lo que lo había librado de cumplir su pena.

La indignación de los piuranos se debería a que Peñafiel Rivera no solo contaba con esta denuncia sino que obra una investigación a nivel de fiscalía por el presunto delito de contra la vida el cuerpo y la salud, en agravio de David Fossa Ramos con fecha 1 de octubre de este año.

Asimismo, Peñafiel tiene una denuncia por violencia doméstica contra una expareja que data del 21 de mayo del presente año y en el 2014 fue intervenido por no tener en regla los documentos del vehículo que conducía.

LA INVESTIGAN. Todas estos antecedentes habrían sido obviados por la fiscal Rosalía Cunyarache, pero el pueblo se hizo escuchar y pese a que las investigaciones son reservadas, la disposición de la fiscal fue observada, no solo por el presidente de la Junta de Fiscales, Guillermo Castañeda, sino por uno de los fiscales de Control Interno.

“Nadie duda que existió un delito. La fiscal liberó a esta persona, por lo que le pedí un informe, no le puedo pedir explicaciones porque esa no es mi función, pero el fiscal de Control Interno, Juan Carlos Paredes Portocarrero, ya ha iniciado una investigación de carácter administrativo. Esto no significa que la fiscal sea culpable, o no, ya que esto se determinará al finalizar la investigación.

Cuando me he comunicado con Cunyarache, me dijo que la liberación de Peñafie Rivera se había coordinado previamente con la fiscal Doris Cabrera, quien es la responsable de ese despacho, pero darle libertad a una persona no significa que no seguirá investigada, impide eventualmente a que se acojan a un principio de oportunidad.

Desconozco si la fiscal Cunyarache sabía de los antecedentes de Peñafiel, si es que los conocía habría incurrido en un error, pero eso se determinará en Control Interno”, enfatizó Castañeda.

ACCIONAR. En tanto, la autoridad fiscal expresó su molestia por la actitud del joven conductor.

“Quiero expresar mi solidaridad con las víctimas de este accidente, deploro la actitud y el comportamiento de este ciudadano David Peñafiel”, mencionó.

Respecto a los procesos que el Ministerio de Público tiene por conductores en estado de ebriedad, Castañeda manifestó que en la mayoría de casos se está implementando el principio de oportunidad.

“En su gran mayoría, los fiscales están aplicando el principio de oportunidad. Quiere decir que el conductor responsable de ocasionar un accidente se arrepiente ante el Estado. paga una reparación civil, y no existe condena y tampoco registrará antecedentes, por ser primera vez.

No obstante, si volviese a incurrir en este tipo de sucesos, ya se le abre un proceso penal”, explicó.

En tanto, en el caso de Peñafiel, Castañeda manifestó que no aplicaría para el principio de oportunidad, ya que su accionar ha ocasionado lesiones graves en tres personas, por lo que su delito no es conducción en estado de ebriedad sino el delito de lesiones culposas. Solo podría someterse a una terminación anticipada, medida donde registraría antecedentes.

LOS HECHOS. Como se recuerda, el accidente protagonizado por Peñafiel Rivera se registró a las 11:30 de la mañana del pasado 1 de noviembre, cuando el mototaxista Jimmy Oswaldo Antón Cruz, quien conducía su trimóvil color azul con placa 0964-0C trasladaba a los pasajeros Juan Bautista Yovera Chero (51), Rodrigo Córdova Lazo y José Eduardo Lazo Estrada .

El mototaxista circulaba por la carretera Los Ejidos del Norte, pero de pronto sintió un fuerte impacto por la parte trasera de su trimóvil, el cual lo hizo salir despedido por los aires cayendo sobre el pavimento.

A uno metros se encontraba el responsable, David Peñafiel Rivera de 27 años, con el rostro pintado como un personaje de terror junto a un amigo de parranda, con el que había estado celebrando la fiesta de Hallowen.

Al mototaxista le diagnosticaron fractura en el peroné y a los dos heridos traumatismo encéfalo craneano moderado.