Dos sicarios disparan contra taxista y obrero por presunto ajuste de cuentas

Los criminales llegaron con los rostros cubiertos y dispararon más de cuatro veces contra sus víctimas
Dos sicarios disparan  contra taxista y obrero por  presunto ajuste de cuentas

Dos sicarios disparan contra taxista y obrero por presunto ajuste de cuentas

11 de Enero del 2018 - 12:38 » Textos: Raquel Carmen » Fotos: Correo

Llegaron para matarlos. Un taxista y un obrero se salvaron de morir baleados por dos sicarios cuando se encontraban en el interior de un taxi en el asentamiento Luis Alberto Sánchez, en el distrito de Veintiséis de Octubre de Piura.

Eran cerca de las 8:00 de la noche, cuando un morador, quien prefirió no identificarse, avisó a la Policía que cerca de la institución educativa “Fe Y Alegría” habían dos personas baleadas en el interior de un vehículo.

El personal policial, al llegar a la zona donde se había registrado la balacera, encontró el taxi color amarillo de placa C0I-808 y varios casquillos de bala dispersos en el suelo

Según los testigos del ataque, los autores de la balacera habrían sido dos hombres, quienes tenían cubiertos los rostros con cascos de seguridad. Posteriormente, los hampones huyeron en una motocicleta color negra.

En tanto, sus víctimas fueron evacuadas por los mototaxistas de la zona al Hospital Santa Rosa de Piura.

La versión de los moradores fue ratificada por Mario Benites Rea, de 32 años,  y José Carlos Rivera Chamba, quienes resultaron heridos durante el atentato.

De acuerdo al diagnóstico dado por el médico que los atendió, Benites Rea presentaba tres impactos de bala; uno en la oreja izquierda, otro en el brazo izquierdo de entrada y salida, y otro en el pie derecho. Además, un cuarto disparo le rozó por la parte posterior de la cabeza.

En tanto, su compañero Rivera Chamba, resultó con dos disparos; uno en el tobillo izquierdo, y otro en la muñeca de la mano derecha.

Ambos jóvenes, para salvaguardar sus vidas, se escondieron dentro del vehículo. La Policía manera la hipótesis de una presunta venganza, por lo que la Divincri se encuentra a cargo de las investigaciones.